Oye mi pueblo, ser pobre es malo

Ser pobre es malo, destruye física y mentalmente al individuo. (Marx nunca hizo apología de la pobreza). En cambio, alcanzar el buen vivir es lo ideal, sin ambicionar grandes fortunas, pero consolidando una existencia digna para la familia y uno mismo. Cierta gente chavista le da pena asumir públicamente su gusto por las cosas buenas por miedo a ser calificadas como "pequeños burgueses".

Es insostenible económicamente un socialismo que no produce riquezas ni resuelve necesidades materiales de la gente. Así lo sostenemos desde nuestra óptica marxista.

Ver VIDEO: "Un comunista opina sobre socialismo del siglo XXI en Globovisión" https://www.youtube.com/watch?v=NQiM9Ir7h60

Yo que jamás he recibido nada del gobierno (tampoco le he pedido) vivo como abogado por cuenta propia y así voy a permanecer, sin complejos opino que un chavista tiene derecho a disfrutar de una buena casa, un buen carro, un buen viaje, una buena compañía, una buena comida o los frutos jugosos de su oficio si ha trabajado honestamente para ello y se lo ha ganado legalmente. Punto. (El que diga lo contrario es un corrupto hipócrita que se enriquece en secreto o un mediocre sin aspiraciones de progreso).

Es más, muy famosa es la frase comunista: de la burguesía el vino y sus mujeres. ¿Acaso los neo revolucionarios puritanos no disfrutan los placeres comunes del siglo XX y del XXI? ¿Aparentan ser impolutos monjes tibetanos?

Ahora bien, para mí lo material nunca ha sido lo principal. Lo primordial son mis ideales humanistas pero hay que combinar sueños con realidades o de lo contrario caemos en muerte prematura. Apoyo la humildad pero rechazo la miseria.

La pobreza material y de ideas no es buena para nadie, quienes la predican generalmente viven en el lujo y lo hacen con dinero del pueblo como es el caso de los jefes de iglesias, empresarios que se enriquecen explotando a sus obreros o funcionarios públicos a la sombra del patrimonio público.

Cuando yo era militante del Partido Comunista, algunos camaradas de poca formación teórica me acusaban de ser pequeño burgués, simplemente porque me gradué de abogado. Como si estudiar y progresar fuera contrarrevolucionario, como si Fidel Castro y Wladimir Lenin (héroes revolucionarios) no habían sido abogados también.

También algunos flojos del PCV me acusaban de no ser obrero (única clase social que según ellos construye el socialismo) como si Gramsci no hubiera propuesto una alianza de clases anticapitalistas o bloque histórico (capas medias profesionales y obreros) para hacer la revolución socialista.

Los mismos me tildaban de burguesito por hablar varios idiomas (inglés, portugués, italiano) como si por ese conocimiento no fui varias veces traductor gratis de los Congresos del PCV y la Juventud Comunista. En fin, creo que esos "camaraditas" andaban enfermos de resentimiento social y se disfrazaban en la fraseología marxista leninista para soltar sus miserias humanas.

Entre ellos uno que nunca se graduó de periodista y fue además traicionado por su ex dulcinea Sonia (fatal noche en Artigas), un tal pígmico de nombre Chevige González (raspó la tesis con la profesora Cristina González) que todavía anda por ahí haciendo maldades (mobbing, acoso laboral) contra humildes empleados en periódicos y radios.

Hugo Chávez llamó a los comunistas al PSUV y yo atendí el llamado de mi comandante. Cambié de partido para no cambiar de principios. Me rebelé contra la política electoral anti chavista y divisionista del PCV en 2007 y años subsiguientes.

Soy hoy y seré siempre el mismo joven comunista que en 2001 integraba la dirección nacional de la JCV. Marxista Leninista hasta mi último suspiro, luchando por la Revolución Bolivariana con las masas, nunca encuevado en un Volkswagen rojo estacionado en Cantaclaro y sin obreros.

Pues bien, para que la juventud chavista no copie los conceptos equivocados de los resentidos sociales, procedo a aclarar el significado de pequeño burgués.

El pequeño burgués típicamente trabaja junto con sus empleados y aunque generalmente es propietario de sus propios negocios, no posee una parte significativa de los medios de producción. En mi caso no llego ni a pequeño burgués, vivo de mi esfuerzo diario, soy un obrero ilustrado y no aspiro cambiar de clase.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4209 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: