Del Cacerolazo en Villa Rosa con detenciones Incluidas a las recomendaciones del Abogado Jesús Silva

Tratar de decir que en Margarita sector Villa Rosa no paso nada como lo hace descaradamente el ministro de información y propaganda Luis José Marcano es una actitud irresponsable y más cuando no aporta información oportuna y veraz sobre las detenciones que en ese sector se realizaron según los medios de comunicación y las cuales rondaron las 30 personas y sin saber bajo la presunción de que delitos. Lanzar unos mensajes apresurado, parcializados que no aclaraban el hecho sino que más bien buscaba desesperadamente pasar la página por decreto comunicacional y evitar que le echaran ese muerto a su improvisada gestión y "Sin Libreto".

Sin embargo lo sucedido en Villa Rosa va mas allá de los errores organizativos de un ministro ineficiente encargado de estos eventos mediáticos y es por eso que No comparto el escrito del Doctor Constitucionalista Jesús Silva quien concentra más la atención en esos "errores comunicacionales" que en analizar el porqué los vecinos de ese humilde pueblo –¿oligarca?- protestaban y además se atreve a sugerir: "activar todas las medidas necesarias para que los eventos con el Presidente se desarrollen ordenadamente, con seguridad y logro contundente de los objetivos políticos planteados (visibilizar al pueblo que todavía ama a Maduro)" O sea ¿tapar e invisibilizar a los que no lo quieren y por lo cual protestan su ineficiente gobierno?, ¿ocultar la realidad local e implantar una nueva Plaza Verde como hicieron los gringos en Libia para tapar la verdad y así validar con propaganda la invasión del terror?

Lamentablemente sus recomendaciones no paran ahí sino que llama a una contraofensiva comunicacional e invita a darle la vuelta al asunto diciendo "Maduro no huye, sino que se da vuelta y se aproxima a los manifestantes para dialogar,… un cacerolazo en un pequeño sector rural no significa que toda Venezuela toca cacerola contra Maduro… por eso el episodio de #VillaRosa electoralmente no significa nada…" casi que concluye el asunto diciendo como diría el partido PSUV ¡Hay que minimizarlo, cambiarlo todo "Como Sea"!

Pensé que del Doctor Jesús Silva quien como experto abogado constitucionalista y penalista usaba el titulo de su artículo "#VillaRosa no fue cacerolazo a Maduro sino error comunicacional" como una especie de ironía ilustrativa y luego en el desarrollo del tema con su punzante y afilado criterio jurídico nos iba ayudar a entender como la aprehensión de 30 personas humildes de un pueblo costero no podían enmarcarse en la constitución y mucho menos justificar o sustentar de manera legal detenciones por tocar caerola o hacer publico en las redes sociales los videos donde se veía al presidente corriendo mientras otros sonaban las pailas.

Hasta ahora el sistema de medios públicos no hace referencia al hecho noticioso que fue el cacerolazo que recibió Nicolás Maduro en ese pueblito, ni mucho menos se analiza las circunstancias reales que padecen en ese poblado y que impulsaron esa protesta. El presidente del canal 8 ese mismo que dijo el 6 de diciembre que lo llamaran "el Hijo de Maduro" cuando solo era reportero ancla y luego lo ascendieron no mandó a un equipo periodístico a ver cada cuanto llega el agua a ese poblado, ni ver cada cuanto se va la luz ni la frecuencia y eficiencia de los benditos CLAPS; para ellos fue más fácil negar la realidad, cerrarse a decir no paso nada, es una mentira mediática, una manipulación de la derecha pero lo que si divulgan hasta el cansancio son las más mínimas protestas que hay en Argentina, los cacerolazos que se le dan a Macri por los aumentos a los servicios públicos o los cacerolazos en Brasil porque para ellos allá si es buena idea que los pueblos salgan de su invisibilidad a punta de cacerolazos y protestas en las calles.

En conclusión para mí lo que sucedió de verdad en Villa Rosa fue que un pueblo hambriento de libertad, de derechos, de servicios públicos eficientes y cansados de promesas incumplidas, de engaños sistemáticos, de burlas a la necesidad que padecen salieron a protestarle VALIENTEMENTE al presidente debido a que lo consideran el primer responsable de tanta ineficiencia y luego Maduro en medio del desespero de imaginar las páginas de los medios impresos y las reseñas de los noticieros televisivos trato de dar la cara y salió con las ollas en la cabeza por decirlo de alguna manera.

Así que estimado Jesús Silva no trate de mantener a Maduro con consejos de imagen y manejo mediático… A Maduro se le agotó su tiempo, la gente no le cree nada y lo mejor es que dé un paso al costado y deje que el pueblo decida su camino en elecciones libres y deje de tentar la paciencia del pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5651 veces.



Pablo Jiménez Guaricuco


Visite el perfil de Pablo Jiménez Guaricuco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: