Los Domingos de Díaz Rangel

Las tres tomas de Caracas

Cualquier intento de violentar el jueves 1º, de crear una situación impredecible ese día de manifestaciones políticas de opuestos signos, de provocar incidentes que pudieran degenerar hasta en confrontaciones armadas, de estimular saqueos y actos de salvajismo, de atentar contra algunas personalidades, que estimularan aventuras golpistas o intervención del exterior, fueron oportunamente frustrados por los siguientes factores:

Los organismos de inteligencia del Estado detectaron a tiempo movilizaciones de activistas opositores con explosivos y armas e hicieron las debidas detenciones, incluidos 92 paramilitares colombianos cerca de Miraflores. Todas estas fueron medidas preventivas, aunque no las más importantes, que se complementaron con el despliegue de la Fanb en puntos neurálgicos en Caracas y en sus vecindades. En su mayoría, pese a las tensiones, fueron operaciones limpias, sin atropellos. Habría sido la primera toma de Caracas.

Hubo otros dos factores de orden político que resultaron decisivos para conjurar los planes de las tendencias radicales de la oposición. Primero, la fuerza que demostró el chavismo, y no porque hubiese desbordado la avenida Bolívar, lo que ha hecho en otras ocasiones, sino por la cadena de mítines y de concentraciones que estuvo realizando durante las últimas semanas en varias ciudades del interior, todas llenas de entusiasmo y alegría. Desde hacía tiempo no se le veía ese rostro a los chavistas. Fue la segunda y más importante toma de Caracas y vecindades.

El otro factor, de menor significación y presionado por la limpieza de los planes subversivos que hizo la inteligencia estatal, resultó el cambio en la ruta y desarrollo de la “toma” opositora, que incluso en el seno de la dirigencia del Psuv y aliados no creyeron en la sinceridad de ese cambio. El caso es que la nutrida multitud que reunieron lo hizo en sana paz, y de acuerdo a la orientación de sus comandos, que se lograron imponer a quienes siempre han chantajeado a los sectores más moderados y democráticos. Hubo un incidente cuando algunos llegados del interior se sintieron engañados por el carácter pacífico de su marcha y la cogieron contra uno de esos dirigentes extremistas, ese día, apaciguador. Fue la tercera toma.

Así, con la alternabilidad, coincidencia o simultaneidad de esos factores fueron derrotados los grupos minoritarios que pretendían cargar de violencia, derramar sangre, con el propósito, estimulado siempre desde el exterior, de desestabilizar el gobierno del presidente Maduro, y hasta de derrocarlo, pues él mismo denunció planes golpistas fraguados en EEUU. Pero fueron superiores las fuerzas democráticas que hicieron posible que se impusiera la paz.

Venezuela toda respiró tranquila cuando al atardecer conoció un balance que era todo lo contrario de cuanto se temía pudiera ocurrir el jueves.

Tampoco es para cruzarse de brazos.

…Y a propósito

La incesante campaña contra Últimas Noticias por las redes sociales no nos ha quitado un solo lector y conservamos la tercera cifra en circulación de la prensa diaria en español en América Latina. Se ha acentuado a propósito de nuestra portada del viernes con la foto de la avenida Bolívar desbordada con el chavismo, en páginas interiores se recogen fotos y reseña del acto de la MUD. Aunque sea por necedad, se nos ocurre preguntar por qué ni la Academia ni nadie dice nada de diarios en Venezuela que solo publicaron fotos de la marcha opositora, silenciando el acto del chavismo. Tampoco se dieron cuenta de que al menos 17 diarios de América Latina y España, entre ellos los más importantes, solo difundieron gráficas e información de la concentración opositora e ignoraron la marcha chavista del jueves, y las decenas que hubo días antes en ciudades del interior. Lo que significa que la mayoría de los latinoamericanos recibieron esa versión, que repitieron las estaciones de TV, y hoy estarán creyendo que o no hubo presencia del chavismo, o fue tan insignificante que no mereció espacio en los medios. ¿Cómo les parece?

Mi comentario “El golpe en Brasil”, publicado el mismo día en que se produciría la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, me trajo dos preguntas: “¿Por qué se adelantó a anunciar lo que aún no había ocurrido?”. Y la otra, más bien crítica: “Nos extrañó que no aludiera a los Estados Unidos en todo el desarrollo de esa crisis, ¿por qué lo silenció?”. Paso a responder. Los senadores en defensa de Dilma eran 18, necesitaba 28 para anular el juicio, y solo había 11 indecisos. Era imposible que al menos 10 se sumaran a los 18. En la votación final sumó apenas 20. Y, en cuanto a la omisión de la mano peluda de Washington, fue una omisión, nada más. Esa injerencia debe estar hasta en el asesinato del viceministro boliviano y en cada acción desestabilizadora de los gobiernos de avanzada en América Latina.

Nunca un libro apareció en momento más oportuno como el del amigo y colega Ernesto Villegas, Golpe bajo/baixo, con entrevistas estelares: “La prensa brasileña ha sido responsable de este golpe”, Lula; “Con Michel Temer se intensificará la lucha de clases en Brasil”, Joao Pedro Stedile, del Movimiento Sin Tierras; “Este es un golpe contra la democracia y la inclusión social”, Dilma Rousseff. Y yo añadiría, contra la integración latinoamericana, contra Unasur, Celac y Mercosur, y hasta contra los Brics.

La rica tradición del periodismo humorístico en Venezuela, que tan brillantes ejemplos tiene, la rescata el semanario El Especulador Precoz, que bajo la conducción de Roberto Malaver está cumpliendo cinco años. Felicidades.

Una pregunta más, esta a la Federación de Ciclismo: ¿por qué no corrió en Río el fondista venezolano Yonathan Monsalve?

La Federación Internacional de Tenis le quitó la sede a Puerto La Cruz de la eliminatoria de la Copa Davis, aduciendo razones de ¡“falta de seguridad”! ¿Hasta allá llega la mano peluda?

Bueno el anuncio del IND de la instalación de 50 canchas en Caracas, y cuando estén en ese recorrido, ¿por qué no se dan un paseíto por el centro de tenis de La Paz?

Reconforta la noticia llegada de Colombia según la cual, en la primera encuesta después de la firma del acuerdo en La Habana, los decididos a votar “Sí” en la consulta subieron a 61%.

Y hablando de encuestas, en nuestra web pueden encontrar una sobre los personajes más importantes en los últimos 75 años, a propósito del aniversario de Últimas Noticias. Vote.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6865 veces.



Eleazar Díaz Rangel

Periodista egresado de la UCV. Ganador del Premio Nacional de Periodismo y menciones en diversas especialidades. Es Director del diario Últimas Noticias desde el año 2001. Profesor titular jubilado de la universidad central de Venezuela, cuya escuela de comunicación social dirigió (1983-86). Presidente de VTV 1994-1996. Presidente de la asociación venezolana de periodistas.

 edrangel@grupo-un.com

Visite el perfil de Eleazar Díaz Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eleazar Díaz Rangel

Eleazar Díaz Rangel

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a233531.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO