Maduro y la mengua de la renta petrolera

A contracorriente de lo que venían afirmando el leninismo y la Teoría de la Dependencia, algunos países del Tercer Mundo, exportadores de naturaleza, pueden llegar a ser países explotadores de aquellas naciones desarrolladas consumidoras de sus materias primas exportables. En tal sentido, los países exportadores de petróleo han venido ejerciendo un monopolio sobre esta materia prima estratégica, lo que les ha permitido imponerle a los países desarrollados, una renta petrolera internacional como manifestación concreta de un intercambio desigual.

La masa de plusvalor en petrodólares trasegada de los países metropolitanos hacia el cartel de la OPEP, ha significado un gancho al hígado para aquellas economías. La respuesta imperial ante tamaña osadía tercermundista, fue el redespliegue industrial, o sea, desplazar capitales industriales transnacionales hacia estas economías rentísticas, con la finalidad de recuperar, vía beneficios del capital, la renta usurpada a los países desarrollados. El resultado de este redespliegue industrial para los países petroleros, fue la instauración en su seno de un capitalismo cuya sustantividad se asentó en la captación de la renta petrolera para apuntalar el proceso de acumulación de capital. Esta forma capitalista fue bautizada por Asdrúbal Baptista como capitalismo rentístico. Grosso modo, los perfiles de esta forma capitalista periférica son los siguientes:

1.-Su burguesía la componen empresarios nacionales aliados a las multinacionales.

2.-La tecnológica aportada por los capitales transnacionales, es aquella que ha sido declarada obsoleta en los países desarrollados.

3.-Si bien los obreros nacionales son explotados por estos capitales, el proceso de acumulación descansa fundamentalmente en la renta internacional captada del Estado propietario del recurso natural.

4.-La producción de este capitalismo está dirigida exclusivamente al mercado interno.

6.-Para su funcionamiento este capitalismo exige una moneda nacional fuerte.

7.-Las tasas de ganancias del capital, superan con creces a las obtenidos en los países centrales.

8.-El salario real de los obreros se acerca bastante al valor de su fuerza de trabajo, por lo que el nivel de vida de la masa trabajadora alcanza una incuestionable mejoría. Esta mejora salarial no afecta la tasa de ganancia del capital pues, se sustenta en la renta internacional petrolera.

9.-El equipo capital, las materias primas y gran parte de los bienes de consumo, son ofertados por la importación, dada la dureza de la moneda nacional.

10.-El capital capta la renta petrolera a través de expedientes como: los créditos blandos, la baja carga impositiva, el suministro de energía barata, obtención de dólares baratos, materia prima barata ofertada por las empresas publica nacionales, misiones sociales que reducen la presión salarial, la corrupción en alianza con funcionarios estatales, y un mercado cautivo que le facilita poner precios de monopolio y desmejorar la calidad de sus productos.

Ahora bien, dado que la renta petrolera internacional está sujeta a los vaivenes del mercado mundial, una vez que se produce una depresión en las economías centrales, la renta tiende a achicarse. Esta situación se agrava una vez que determinada materia prima este llegando al final de su ciclo histórico, como es el caso del petróleo.

El achicamiento de la renta petrolera para Venezuela ha reportado situaciones dramáticas, pues, de ahora en adelante nuestro parasitismo económico deberá dar paso al país que realmente somos; en otras palabras, deberemos afincarnos en el excedente económico creado pos nuestros obreros y dada la concepción bastarda del trabajo que esta sociedad arrastra desde los tiempos coloniales, se nos antoja que la transición al capitalismo normal será dramática por decir lo menos.

El presidente Maduro Moros ante la mengua de la renta petrolera, viene enfrentando una conflictiva situación que anuncia el nacimiento del capitalismo normal en estos linderos nacionales. Este capitalismo normal liderado por el capital transnacional previamente alimentado por la savia rentística, de ahora en adelante, buscara sostener su tasa de beneficio exprimiendo la fuerza del trabajo criollo hasta los límites de la superexplotación.

Esta sobrexplotación del trabajo que se inició en los estertores del Puntofijismo, se ha profundizado después de la muerte de Chávez, acicateada por la caída del precio del petróleo desde el 2014. La fenomenología de esta situación es la dramática caída del salario real de nuestros obreros.

El otro expediente que tiene el capital para apuntalar su tasa de ganancia en Venezuela es la subsunción de la naturaleza al capital de manera gratuita, o sea, el asalto a los recursos naturales.

Este es el capitalismo que se la viene encima a Maduro Moros, y que no apunta ni por asomo, al desarrollo de las fuerzas productivas nacionales, dada la tecnología que esta capital transfiere a la periferia. En consecuencia, nuestro presidente obrero va a lidiar con una lucha de clases in crescendo, para lo cual deberá sellar una alianza estratégica con el movimiento obrero-comunal, no sólo para salvaguardar el salario real de la clase trabajadora, sino también, para salvar la democracia participativa y protagónica que en estos momentos resulta altamente letal para la concreción de las fuerzas destructivas del capital planetario. En Venezuela pudiese estar decidiéndose hoy la suerte de la recuperación capitalista mundial y el futuro de los gobiernos democráticos en su más radical expresión política.

………………………..

DEUDAS HEURISTICAS

ASRUBAL BAPTISTA Teoría Económica del capitalismo Rentístico. Caracas. IESA. 1997

……………………………… El Relevo del capitalismo rentístico. Caracas. Fundación Polar. 2004

Bernard Mommer. Petróleo Global y Estado Nacional. Caracas. Comala.Com. 2003

Juan Kornblihtt. Critica a la Teoría de la Dependencia. www.youtube.com/wacht



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1352 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: