Primera conmoción petrolera del socialismo chavista, lecciones y aprendizaje

No estábamos mal, los hechos indican hasta ahora que íbamos bien, el modelo bolivariano, chavista, socialista y humanista demostraba al mundo el ejemplo, la fortaleza de un proceso de cambio que hasta los organismos mundiales reconocían, la Unesco, la Fao, la OMS, y otros tantos organismos internacionales tenían a la revolución chavista como modelo, esto le aterraba a la burguesía, le quitaba el sueño, de nuevo el ejemplo del socialismo, de hacer política social en favor del pueblo, de los desposeídos, de los miserables, en erradicar la pobreza, el desempleo, de atender la salud, la educación, la vivienda, son tantos negocios en esos sectores arrebatados al capitalismo, que como dice Mauricio Briceño Prato, en sus artículo "De la Tierra prometeica del socialismo", (http://www.aporrea.org/imprime/a231525.html) que confirma las razones del temor, como para preguntarse: ¿A que le teme el imperio hasta hoy más poderoso del mundo y sus imitadores europeos?. La respuesta que nos da Briceño es: "Le teme a que su modelo económico no continúe cada día haciéndose más fuerte a costa de la miseria de la mayoría del resto de la humanidad inducida por ellos mismo" (1), además le teme a otros países que los alcance, los sobrepase, que los pueblos se desarrolle por otros medios distintos a su modelo de desigualdad social.

El paraíso perdido de la Burguesía

Quiere decir que si hay un modelo alternativo de hacer política, de hacer economía, de construir una sociedad distinta a la manera "de hacerse fuerte a costa de la miseria de la mayoría, del resto de la humanidad" como ha estado acostumbrado el imperialismo y su régimen neocolonialista, entonces, hay esperanza social distinta al atropello de los egoístas, busca fortunas (….) sus procedimientos anti natura, destruyendo la capa terrestre para incrementar su petróleo y contra golpear a los países petroleros; atacando su moneda y mediante esa guerra no convencional que igualmente arremete contra los recursos de aquellos obligándoles a pasar hambre confabulados con sus lacayos vende patria. Todo esto se asemeja mucho a aquel episodio bíblico en que a los súbditos de los patriarcas…." (2) esto es lo que temen, de ver una sociedad de equidad e igualdad social, una sociedad de trabajo para todos, un modelo de riqueza social para la mayoría de la humanidad, la tierra prometida, el socialismo.

Siguiendo a la pregunta y nos replanteamos de nuevo la pregunta, ¿Por qué tanta saña, tanta venganza contra el socialismo chavista, el socialismo liderado por Maduro? La clase social que defiende el capitalismo aquí o más allá, es "la población que ahora apoya a la MUD, la que es financiada desde el exterior, la que disfrutaba del paraíso que teníamos antes de la llegada de Chávez, lucha a brazo torcido para volver a los estándares de vida que gozaban y que le fue arrebatado por el gobierno chavista: manirroto, regalón y populista, que en nombre de una "falsa justicia", se puso a repartir lo que no era de él. Gracias a Dios, que es justo, que tarda pero no olvida, pronto volverá nuestro país a tener y posiblemente con más intensidad, el nivel de vida perdido. Nacerán de nuevo instituciones como la fundada por Don Antonio Aragón, para traer juguetes recogidos en las urbanizaciones del Este de Caracas para nuestros niños pobres del páramo en las navidades. La Santa Iglesia Católica reactivará de nuevo a CARITAS y a nuestros barrios y campos llegaran los alimentos que nos envíen regalados desde el Norte, volveremos a vivir de la Caridad, como buenos cristianos que somos" (3). La clase burguesa y su iglesia católica, se niegan a vivir en un mundo de iguales, pretenden vivir en su antiguo modelo de sociedad de miseria y caridades, donde en "1998 el 20% de la población vivía en El Paraíso y el 80% vivíamos en El Infierno" (4) indica Veroes.

Una falsa justicia, una filantropía, un paraíso para una minoría y el infierno en la tierra para la mayoría, ese era el modelo de sociedad que extraña la burguesía, por eso todos ellos se preguntan, mirando hacia el pasado, hacia los tiempos del Puntofijismo, 1958-1998: ¿No estaban repletos los Supermercados CADA y Central Madeirense de todo el país, con todo tipo de alimentos, licores importados y artículos a los cuales les hacían costosas campañas publicitarias para que la gente fueran adquirirlos?. ¿Acaso nuestro pueblo hacia largas colas en los bancos para obtener dinero?. ¿Acaso había algún impedimento para comprar los dólares que la población quería en el City Bank o en las casas de cambio? ¿No podía nuestra gente viajar semanalmente a Margarita, a Cúcuta o a Maicao a comprar lo que le diera la gana?. ¿No llegaban a Miami cada mes, si querían y abarrotaban sus Malls y sin preguntar los precios les ordenaban: "tá barato, dame dos"?" (5). Ciertamente, ¿pero cuál era el precio, cuál era el sacrificio social?.

Lo que sostenía aquel modelo que tanto recuerda el nivel de vida de paraíso de la burguesía, era los precios altos del petróleo, que pasaba cuando caían, apelaban al endeudamiento externo como única opción, no se planteaban que hacer con los fondos petroleros, tampoco se plantearon ahorrar para tiempos de crisis, devenía la crisis económica y por supuesto, menos se planteaba cambiar el modelo rentista petrolero, se lamentaban tan solo decían, hay que cambiar el modelo, se agotó la renta petrolera, solo pifiaban, como ahora, la burguesía era incapaz de cambiar el modelo, ahora el socialismo tiene su primera crisis petrolera, su primera conmoción petrolera, no sin antes caían los precios pero no llegaron a niveles de conmoción, para no repetirla debe comprenderse, el carácter dependiente de la economía, la necesidad de sustituir progresivamente las importaciones, ya es tiempo de dedicarse a construir las industrias ligeras, las empresas de producción de alimentos y fármacos.

Superar los hábitos de la dependencia

Como dice Oscar Jiménez frente a los desafíos empresariales del desarrollo, críticamente necesitamos hacerle frente a la dominación económica, frente a las transnacionales, contrarrestando la escasez y la distribución. Indica Jiménez, "Escasea la Coca Cola o la Pepsi Cola y es un golpe moral al pueblo que no es capaz de producir su propia bebida gaseosa, amén de las tradicionales como guarapo de caña, papelón con limón, jugos de frutas diversas o, más importante aún, quitarnos el mal hábito de las bebidas gaseosas; en mi juventud se tomaba fruta y se tomaban jugos pasteurizados, hasta que la Coca Cola expropió las instalaciones de la Pepsi Cola a nivel nacional y nos inyectó el veneno negro en los hogares. Escasea el papel toilet y las toallas sanitarias que producen las transnacionales que se apoderaron del comercio nacional y nos transformamos en una sociedad aterrorizada con el culo cagao porque no somos capaces de producir nuestros propios rollos de papel o toallas sanitarias cuya tecnología pareciera ser secreto de la Nasa. Escasea la harina pre cocida de maíz y una fórmula que es publica desde hace más de veinte años no es fabricada de manera masiva por nadie diferente a la Polar y hasta en los pueblos y campos se olvidaron de hacer su arepa con maíz molido" (5).

Se pone en evidencia el lado del modelo frágil de la economía chavista, puesto que como dice Jiménez, "No hemos sido capaces en trescientos años de historia de montar una miserable fábrica de pasta (espaguetti) sino que instalamos la de las transnacionales y ahora nos quedamos esperando que nos caiga el espaguetti del cielo. Lo mismo con la mayoría de los productos esenciales; estamos agarrados por el pescuezo con las transnacionales que lo que hacen es quitarnos los bolívares de los bolsillos pedirle al estado que se los cambie a dólares y mandarlos a sus casas de origen; esa gente es la que nos está atacando con furia, nos están quitando nuestras divisas y nos están quitando la paz nacional e individual" (6). Ya es tiempo de crear nuestras propias empresas, de potenciar el Estado la industria de alimento nacional, de fármacos, de romper con el rentísmo petrolero, de financiar a las transnacionales con dólares, vale decir, "Lo mismo con la mayoría de los productos esenciales; estamos agarrados por el pescuezo con las transnacionales que lo que hacen es quitarnos los bolívares de los bolsillos pedirle al Estado que se los cambie a dólares y mandarlos a sus Casas de origen; esa gente es la que nos está atacando con furia, nos están quitando nuestras divisas y nos están quitando la paz nacional e individual" (7). ¿Será capaz ahora el gobierno con su primera conmoción petrolera, sacar lecciones del rentísmo petrolero, de la dependencia y sustituir las importaciones potenciando un modelo económico socialista, democrático y antimperialista?.

Extrañando los sueños de lujos y caridades del pasado

¿Qué extraña la burguesía, que recuerda, que apetece hoy en medio de esta crisis petrolera que al parecer desprecia, la tiene sin cuidado porque su amo, el imperio se la envió como bendición, como una "tabla salvadora" para acabar con el socialismo, con los logros de la revolución bolivariana que aterra al imperialismo de los Estados Unidos?. Oscar Heck en sus memorias nos transmite: "Trabajé con los curas gringos de Prados del Este, uno de los sectores más pudientes de aquel tiempo en Caracas, y ellos salían 2 veces la semana con ministros del gobierno de Carlos Andrés Pérez, y con dueños de bancos y otras empresas privadas, a cenar en Las Mercedes, en los mejores restaurantes de Caracas, y eso costaba en aquel tiempo alrededor de 400$ cada vez, lo cual equivalía a años (no me recuerdo cuentos años) de trabajo de un obrero … ¡Y predicaban a favor de los pobres! … También, una o dos veces por mes, se las pasaban gozando del lujo en las mansiones de los más ricos de Venezuela, en Higuerote, jugando tenis, tomando whisky importado, y comiendo parrilla, mientras que los pobres y los más desposeídos de los barrios donde ellos predicaban morían por negligencia e indiferencia por parte del gobierno de CAP y por parte de los empresarios, banqueros, y funcionarios del gobierno, adecos y copeyanos, quienes en su mayoría se hacían los locos. Nunca me olvidaré" (8).

La cuenta pendiente: auditoría a los empresarios corruptos

La dulce vida, el despilfarro, la buena vida para unos y la miseria para otros, y que nos puede esperar a todos sin nos unimos con Maduro, unidos con el chavismo, si siguen divididos unos chavistas y otros maduristas, como si parte del testamento político de Chávez no haya sido, haber electo a Maduro como su continuador, dado orientaciones precisas para continuar con las Misiones, solo porque no haya cumplido el gobierno con el hecho de que según Heck: "Maduro empezó a mentir, particularmente en el 2013 cuando dijo que iba a presentar una lista de los que se robaron alrededor de 20 mil millones de dólares de los cofres del gobierno --- una lista que Maduro NUNCA presentó --- es como si los típicos corruptos y oportunistas dentro del gobierno y sus instituciones dijeron: "Bueno, si Maduro no tiene las bolas para denunciar públicamente a esos malditos ladrones, y no hace nada al respecto, entonces yo voy a agarrar mi parte antes de que los otros lo hagan, y no me quede nada a mí. Es aquí, en este caso, donde se pudiera hacerse bastante difícil para un observador distinguir si esa persona quien hoy roba, fue en algún momento realmente chavista o no durante el tiempo que Chávez gobernaba" (9)..

No es corta la lista de corruptos presos, se habla de más de 3000 personas en lo que va del gobierno de Maduro, el asunto de Cadivi, al parecer, la falta de control, de normas y reglas estrictas permitió la fuga de divisas, hay que estudiar más seriamente que pasó, porque perforaron como decía Maduro el sistema de Cadivi, no solo empresas, ciudadanos comunes y corriente defraudaron la nación, pero de allí a decir no estoy con Maduro no cumplió a denunciar "la lista de los corruptos", hacer la auditoría, no es fácil, existe el compromiso de seguir la lucha, de denunciar la corrupción, mientras exista el capitalismo y sus resabios en la conciencia social no será tarea fácil de erradicarlos, aun en el socialismo veremos esos resabios.

Fuentes consultadas:

1.-Briceño Prato, Mauro "De la tierra prometeica al socialismo", Aporrea, 29/07/2016

2.-Idems.

3.-Veroes, Juan "¿Será verdad que éramos felices hasta 1998 y no lo sabíamos?", Aporrea, 28/07/2016

4.-Idems.

5.-Jimenez, Oscar "Chávez Vive, pero la Patria está detenida", Aporrea, 28/07/2016

6.-Idems.

7.-Idems.

8.-Heck, Oscar "Tal vez que así podrán reconocer a un verdadero chavista", Aporrea, 29/07/2016

9.-Idems.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1122 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231615.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO