El mundo por allá y por acá: polvos y lodos

Este mundo en estos años del siglo XXI, es bien complicado, y nos mantiene en permanente tensión, claro, hoy los múltiples medios de comunicación nos presentan a cada instante en vivo los sucesos mundiales.

En el país más armado del mundo (EE: UU) recientemente una persona masacra a decenas de ciudadanos en un bar Gay, policías con harta frecuencia asesinan a afroamericanos, y miembros de la comunidad negra reaccionan y hacen lo propio. Mientras tanto las Fuerzas Armadas están desplegadas en todos los océanos y mares, esperando una simple orden para intervenir derrocar gobiernos o destruir países.

Los franceses, hicieron su revolución burguesa bajo la guía principista de la "Declaración de los derechos del hombre y del Ciudadano" y la consigna "Libertad, Igualdad, Fraternidad". La insurrección independentista de Haití a finales del Siglo XVIII, les despeinó el bucle revolucionario a los acicalados galos, la Francia imperial colonialista lo siguió siendo después de la revolución, las guerras en el Siglo XX, de: Vietnam del Norte, del Sur, y de Argelia, lo confirman.

En el año 2011, Francia tuvo una activa participación en la destrucción de Libia. Hoy sin lugar a dudas, junto a otros países integrantes de la OTAN, son los responsables de los miles de ahogados en el Mediterráneo, y de los millones de hombres, mujeres y niños desplazados, que desesperados buscan cualquier lugar donde vivir.

En estos días los medios nos inundaron de información por el horrendo atentado terrorista en Niza, en la Costa Azul francesa, en el Mediterráneo, lugar apacible para el turismo. Decenas de personas murieron allí como consecuencia de las desafortunadas políticas terroristas de Estado de los líderes derechistas franceses o de los socialistas enmascarados, bendecidas sus genocidas acciones por organismos internacionales. Uno se pregunta ¿Estamos ante la antiguas Leyes de Talión? ¿Trajeron aquellos polvos estos lodos?

El Mar Mediterráneo, el segundo más grande del mundo después del Mar Caribe, ubicado entre tres continentes, Europa Meridional, África Septentrional y Asia Occidental, es una región con mucha fuerza en la historia occidental de la Cultura que ya no nos motiva a recordar las mitológicas leyendas de las Sirenas y sus cantos, sino, que lamentablemente nos hace pensar en los gritos de desesperación de los desplazados migrantes que perecen en sus aguas.

Saliendo del mar Egeo y adentrándose por el estrecho de los Dardanelos, atravesando el Mar de Mármara,y el estrecho del Bósforo, se avanza por ese largo corredor de navegación de densa historia guerrera antigua y contemporánea, que comienza con Troya en la entrada de los Dardanelos , y desemboca en el Mar Negro, zona de alta sensibilidad estratégica donde con cierta frecuencia la OTAN y Rusia, muestran su musculatura bélica.

En estos días la región y la humanidad fueron conmovidas por el alzamiento militar en Turquía, nación muy extendida en esta zona y dirigida por Erdogan, líder político musulmán, de andanzas confusas, perseguidor del pueblo Kurdo, e impulsor de grupos opositores terroristas contra Siria, y de relaciones opacas con Rusia. Según una información aparecida en el Portal ruso Sputnik (19-07-2016) el fallido golpe de Estado alarmó a la OTAN, pues un importante arsenal atómico (50 bombas) de esta organización estaba en la base militar de Incirlik, bajo la responsabilidad del ejército turco complicado en el golpe.

A mediados del siglo XV, los turcos Otomanos tomaron Constantinopla, capital del imperio bizantino o Imperio Romano de Oriente( hoy Estambul),algunos irreverentes dicen que esa invasión ocurría mientras los bizantinos discutían sobre el "sexo de los Ángeles", el caso es, que la inmensa fachada geográfica del Imperio Otomano se convirtió en una dificultad para acceder al Asia, fue un rudo golpe a los europeos al cortarle las comunicaciones con el lejano Oriente (Las rutas de la seda) Después de estos sucesos a fines de ese siglo llega Colón a las tierras del llamado Nuevo Mundo. Algunos historiadores afirman que eran las búsquedas de nuevos caminos que emprendían los europeos para recuperar a antiguos proveedores asiáticos ¿Aquellos polvos trajeron estos lodos?

Ahora bien, ¿Porqué allá y acá?, es que el mundo se ha vuelto pequeño, no solamente por los medios que nos informan en tiempo real cualquier suceso, sino además que el planeta está en manos de unos cuantos gobernantes armados con artefactos atómicos cuyos intereses, económicos, políticos, religiosos, ideológicos, son extremadamente controversiales, que pensamos que en cualquier momento por descuido o por otra razón nos puedan echar una vaina a toda la humanidad.

En nuestro territorio también tenemos lo nuestro, no escapamos a la realidad mundial, Venezuela ha estado casi un siglo bajo la influencia y dominio de las grandes empresas transnacionales, lideradas por los norteamericanos y sus aliados europeos, con el visto bueno, la anuencia y la compinchería de las clases gobernantes. El territorio ha sido milimétricamente auscultado, acompañado de estudios prospectivos, que hacían salivar a los capitalistas gringos, que perfilaban el país, como el rico depósito de materias primas para el futuro imperial.

Es historia conocida las capitulaciones firmadas por Isabel la Católica a fines del Siglo XV y comienzos del XVI, con Colón y otros navegantes, las de Carlos V, con sus mentores los Welser, habían marcado el rumbo del dominio de la reyecía española y la sujeción al Sacro-imperio-romano-germánico.

En la actualidad la sociedad mundial construida para el consumo, la ganancia y el derroche, exige urgentemente insumos, no importa que los niños y mujeres africanos sean explotados en las minas, y que las tierras de la agricultura y el pastoreo se conviertan en plantaciones para los biocombustibles y para ello hay bastantes lanchones destartalados para que se lleven a la población sobrante a Europa si es que logran atravesar vivos el Mediterráneo.

Pero también está América, y, Venezuela encabezando Suramérica "Tierra de Gracia," concebida hace mucho por los gringos como porción importante de su "patio trasero". Esta postura ambiciosa y amenazadora, no es un juego, para enfrentarla con algún éxito, se requiere una verdadera consustanciación entre un liderazgo comprometido, no circunstancial, y amplios sectores de la sociedad, tampoco avanzaremos mucho con la formación de grupos o facciones, ni líderes mesiánicos, ni con discursos vacios.

Pienso que en aras de la unidad de los revolucionarios deben evitarse decisiones político-económicas que no convenzan, y que nos sigan amarrando al rentismo extractivista, sea petrolero o minero.

No perder el entusiasmo, pero tampoco abusar del consignismo que muchas veces luce agotado, más bien diría que hay que bajar la soberbia, apoyarse en todos los hombres y mujeres de bien: progresistas, anticapitalistas, antiimperialistas, pero cuidado, no debemos desconocer que tenemos importantes sectores populares desasistidos políticamente, por cuanto el trabajo de unos cuantos dirigentes de la revolución ha sido débil, escaso o inexistente, y numerosos funcionarios de la burocracia no han hecho el trabajo bien.

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

Rafael Castro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1010 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231337.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO