Quien quiera irse que se vaya, nosotros nos quedamos

Estas reflexiones no son para una parcela, es para todos, aún cuando estemos en bandos opuestos, porque cualquier visón que tengamos del país necesario, ambos debemos estar aquí cada uno desde sus trincheras luchando por construirlo.

Mis hijos dicen; "quien quiera irse que se vaya, nosotros nos quedamos". Yo pienso igual que ellos, cada quien es libre de tomar la decisión que considere más acertada, por eso no voy emitir juicio de valor de si amas menos o más la patria que nos vio nacer.

Lo que si; es que tengo muchas más razones para quedarme que para irme:

Siempre he sentido a mi país como siento a mi familia; por más circunstancias adversas jamás niego a mi familia ni le abandono, así digo de mi patria.

Mi patria no es una simple residencia de la cual me puedo mudar cuando dificulte mis objetivos personales, no puedo separar absolutamente mi aspiración individual de mi país, si vienen mas tormentas, quiero estar aquí, si zozobra este gran barco terminare pegado a su suerte como un simple tripulante, nunca como pasajero, porque el destino de mi patria es mi destino y que no se interprete como un afán de heroísmo, es que sencillamente no se vivir de otra forma.

Una vez llore escuchando la música navideña de la Billos Caracas Boys lejos de mi patria y que va mi hermano, la música de la Billos es para disfrutarla en mi país. Y no es una cuestión de nostalgia, nostalgia es tatarear lejos del país; "Llevo tu luz y tu aroma en mi piel//y el cuatro en mi corazón//llevo en mi sangre la espuma del mar//y tu Horizonte en mis ojos"; yo quiero seguir aquí disfrutando esa luz, ese aroma, ese horizonte.

Creo que Venezuela no esta en peor situación que como estuvieron otros países que hoy gozan de prosperidad, Japón por ejemplo tiene uno de los récords más tristes de la humanidad, el de haber visto dos amaneceres después de dos bombas atómicas y sin embargo hoy es evidente el desarrollo japonés.

Venezuela esta en crisis y yo creo en las crisis como el momento dialéctico donde se agudizan las contradicciones que darán paso a un gran salto cualitativo; el mismo diccionario dice: "Crisis es cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación".

Y en definitiva, estoy convencidos que en Venezuela hay muchas cosas gloriosas por hacer y no quiero perderme la oportunidad de ser parte de esa historia.

Suerte al que se va y fortaleza y compromiso al que se queda.

Abrebrecha y después hablamos

José Ovalles



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1596 veces.



José Ovalles


Visite el perfil de José Ovalles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: