Arco minero o la destrucción y muerte del planeta

Una espantosa decisión acaba de tomar el ejecutivo nacional, la de otorgar la licencia para la explotación de una enorme cantidad de hectáreas, mal llamado "Arco Minero" en el estado Bolívar.

No hay que ser especialista, erudito, ni nada de eso, para comprender y entender la magnitud de daño que se le está haciendo al país, a la tierra, al planeta, con esas concesiones destructoras y abrasadoras de los ecosistemas ,en palabras simples, entendibles y comprensibles, el mal llamado "Arco Minero", suerte de licencia de explotación dada por el gobierno a grupos económicos extranjeros, están destruyendo al medio ambiente, el frágil ecosistema y la biodiversidad de la zona del amazonas, un daño irreversible, que por el afán, el deseo y el enriquecimiento económico, la torpeza política y la ignorancia, están sacrificando millones de vidas, incluso humanas.

El llamado arco minero es la peor decisión gubernamental en cuanto al medio ambiente, una decisión inconsulta e ilegal, que responde a los obscuros intereses de los grupos económicos afines y asociados al gobierno nacional y su entorno. UNA POLITICA ERRADA Y EN EXTREMO TORPE, QUE DA EN CONCESIÓN LA EXPLOTACION MINERA, con equipos de destrucción masiva, y productos químicos, tales como mercurio, y otros, que actúan como depredadores, arrasando con todo vestigio de vida, contaminando las aguas, la flora y lo peor, destruyendo ese frágil ecosistema que existe, desde tiempos remotos.

No queda la menor duda de que quienes otorgan esta concesión, están dando al país, la peor de sus muertes, en ese afán de hacer dinero a costa de la depredación y la barbarie. Venezuela, Brasil y Colombia, se ven afectados duramente, este ecocidio, acaba con las raíces de la biodiversidad, envenenando las aguas, la flora y sus frutos ocasionando daños solo comparable con las bombas las nucleares, de hidrogeno, atómicas y de destrucción masiva.

En nuestras mentes, está fresco el vil asesinato de centenares de hombres, Mineros que, estuvieron de peones, explotando las minas de oro y diamantes, encontrados en cementerios de fosas comunes, vilmente descuartizados, asesinados por órdenes de quien sabe quién y que hoy día aún no se han podido cuantificar en su totalidad, un arco donde la vida humana no vale nada, donde las "autoridades" protegen jurídicamente y con armas defienden a los depredadores, un arco de desolación y crueldad. Insisto en condenar y reprochar publica y abiertamente esta absurda entrega, este monstruoso acuerdo de explotación minera "arco minero" arco de la muerte, la desolación y la barbarie, en su modus operandi y sus nefastas consecuencias, que sin duda alguna, acabara con la vida de generaciones futuras.

La entrega por parte del ejecutivo nacional para esta explotación, no fue consultada ni debatida con las fuerzas vivas del país, no hubo análisis de riesgo ni manera de medir las consecuencias, solo privando la decisión de ingresar altas sumas de dólares, a cambio de la vida y la barbarie. El planeta, Venezuela, el amazonas valen mucho más que, cualquier acuerdo económico.

La extracción de minerales" preciosos" oro, gemas, diamante y otros, solo contribuye al egoísmo y la vanidad de quienes son tan pobres, que solo tienen dinero, y estupideces en que gastarlos.

El oro, el diamante, en sí mismo, no representa fuente de energía ni base económica para los pueblos, ¿a dónde van a para esas toneladas de diamantes de la muerte? Ese oro de enormes quilates de sangre, sin duda, irán a parar a las bóvedas de los bancos extranjeros, a las joyerías y tiendas de lujo, sitios donde el común de los ciudadanos no tiene acceso ni mucho menos capacidad de compra. Adornar cuello de una mujer no puede costar tanto, en sus adornos de brillantes, gemas y oro, extraídos de las entrañas de la madre tierra y con una incontable cifra de muerte y desolación.

La sola idea de ver cómo están destruyendo y deforestando esas regiones del amazonas y su entorno, es totalmente terrorífica, no alcanza la imaginación para calcular la magnitud del ecocidio y genocidio, que sin duda es el mayor de los delitos, delito de lesa humanidad, que contraviene los protocolos, acuerdos y resoluciones de la Organización de las naciones unidas, sobre la defensa, el cuidado y protección del planeta, sus habitantes y su ecosistema.

El ejecutivo no debe, no puede entregar una parte del territorio a potencia alguna, nacional, privada, pública o extranjera, el gobierno no tiene la autoridad, no tiene el poder suficiente, para decidir que se explota y quien lo explota, este es un derecho y decisión de todos los que hacemos vida en el país, y el soberano, está por encima de cualquier decisión, oculta y oprobiosa, que atenta contra el más sagrado de los derechos, el derecho a la vida, a la salud y al derecho de vivir y crecer sanos.

La ubicación geográfica y la cantidad de hectáreas entregadas en concesión, no está definida, la zona del amazonas, en el estado bolívar, afecta, de manera directa y descomunal todas las áreas de tierras cultivables, aguas y represas de toda la región, ya que por estar ubicada en mayor elevación, sus caudales van directamente a los ríos, represas y otras fuentes de agua, arrastrando mercurio y otros contaminantes, matando la flora, los peces, los animales y la vida humana., y me pregunto, vale lo que nos van a pagar, a cambio de esta mortandad, destrucción y desolación? Seguro que no.

Las fuerzas vivas, la sociedad organizada y representada en sus distintos gremios y asociaciones, la OEA. La ONU, en fin, harán de hacer valer sus derechos para reprochar, condenar y evitar se concrete esta decisión, cruel e inhumana, mal llamada "Arco Minero" arco de la muerte y la destrucción del planeta.

El soberano tiene la palabra, y el gobierno debe respetarla.

cesarsojeda@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2086 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas