¡Manifiesto a la batalla, un poco fresita!

I

La vida, ese transcurrir del tiempo. Es la existencia, es el todo, somos todos. Esa vida ingrata, pero grata a la vez; llena de alegrías y frustraciones. De errores y aciertos. ¡Tan complejo y sencillo es nuestro paso por estos senderos!

II

Estoy seguro que cualquiera de nosotros, de quienes andamos en el mundo de la revolución, las letras y el arte en general, quisiéramos expresar sólo lo más puro de nuestras almas, perdernos en lo sublime del amor y la paz. Olvidarnos del mundo, y convertirnos en ermitaños sobre los labios de una mujer.

III

Pero debido a los intereses particulares, la existencia, es un caos total: hay más miserables explotados, que ricos explotadores. ¡Qué mierda! Nosotros que somos habitantes del paraíso lo transformamos en el infierno. Y pendiente amigo lector, esto es súper fácil de entender: el sistema reinante pregona que la felicidad sólo puede ser lograda individualmente; nosotros los "locos" de izquierda estamos seguro que solo podremos ser plenamente felices, si todos somos felices; es decir: la felicidad es colectiva, o no es.

IV

Pero la pelea no es fácil. Hay que dejar a un lado la poesía y empuñar las armas de la ideas. Embraguetarse de verdad, dejar las palabras y discursos bonitos por un rato; para ser vanguardia en la lucha contra el sistema y sus lacayos. Seguirán cayendo muchos en el camino de la libertad real, pero vale la pena. Morir por el prójimo debe ser el mejor de los galardones.

V

Venezuela vive una de esas duras batallas históricas, típico: el bien contra el mal. Es un momento decisivo, donde cada uno de nosotros tiene el poder en sus manos para que la revolución venza definitivamente al enemigo; o al contrario ser la causa del colapso total de tan justa causa. Esta revolución bolivariana está muy lejos de estar en su tope, es una niña que nace, que con ensayos y errores está cambiando los paradigmas de los venezolanos.

VI

El camino no es fácil pero es el camino, la felicidad está a la vuelta de la esquina, no dejes amigo lector que las artimañas de la derecha te lleven por los horizontes equivocados. No seas pendejo. El equilibrio entre los seres humanos, el sistema, y la naturaleza sí es posible. Y se llama Socialismo.

VII

A quienes están luchando mi más sincero agradecimiento y respeto. Y a quienes no, el llamado es a la batalla. Leguemos un mejor futuro a las venideras generaciones. Y recuerda que con solo letras y palabras no se cambia el mundo. La acción concreta, puesta en práctica dialécticamente, es el arma más eficaz.

VII

El enemigo quiere odio y violencia. Respondamos con grandes sentimientos de amor. Pero amor revolucionario, que es el amor que transforma las realidades.

Eduardoperezviloria@gmail.com

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1033 veces.



Eduardo Pérez Viloria

Comunicador y escritor, ha trabajado en radio, televisión, prensa escrita y redes sociales. Es militante del PSUV, tiene publicado el libro “Notas de un Subversivo”.

 eduardoperezviloria@gmail.com

Visite el perfil de Eduardo Pérez Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Pérez Viloria

Eduardo Pérez Viloria

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a228396.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO