Monólogo a la patria

Liar los bártulos, salir por la puerta grande o la puerta de atrás, llevar tatuado en la memoria el amor incondicional de tus seres cercanos, recordar la última sonrisa de ese amor idílico. El suspiro perpetuo de tu madre.

Derramar lágrimas.

Patria;

La lucha permanente por esta utopía de liberación social y espiritual de la que somos parte hace que estemos distanciados, posiblemente para siempre. El partir tiene una razón de ser: combato por la cálida mueca de los labios y las pasiones más puras de mi madre. Pero también lucho por todos los niños que tú vistes nacer, lucho por mí y por todos a la vez: y es que deseo un país donde ya no existan pobres, miserables o afortunados; un mundo donde la propiedad o el dinero no sean lo indispensable. Un país en que lo netamente humano sea la única avaricia.

Patria;

¡Lucho por ti patria! Porque por la sangre de mi sangre corre la pureza de los aborígenes hijo de la madre tierra venezolana, la valentía de Miranda, Bolívar y Sucre, la inteligencia de Andrés Bello y Simón Rodríguez, también andan por mis venas, desbocando en mi corazón, la furia mortal del Guerrero Zamora… ¡ah! Como pasar por alto, la mirada ausente, penetrante, presente, tangible y pura del Hugo de Sabaneta, esa mirada qué, bajo los acordes tranquilos de Anselmo López, aún estremecen las partículas atómicas de mi imaginación.

Patria;

he visto correr lágrimas en tu nombre, como también morir a muchos lejos de ti, he sabido de otros que te olvidaron o que te desprestigian por absurda ignorancia. Pero amada patria, aunque distanciados; somos más los que te amamos, somos más los que partimos con el único objetivo de conocer el mundo, para así entender lo que es imposible descifrar desde tu vientre.

Patria;

los exiliados económicos tanto como los exiliados políticos somos simples víctimas de la infertilidad mental de unos pocos,

patria;

temo aceptar que una vez que se parte de ti, cuando se es obligado por las circunstancias, así estas circunstancias hayan mejorado, ya uno te habrá perdido para siempre.

Patria;

no califiques a los que de ti se apartaron,

patria;

nosotros también sufrimos de lejanía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1085 veces.



Eduardo Pérez Viloria

Comunicador y escritor, ha trabajado en radio, televisión, prensa escrita y redes sociales. Es militante del PSUV, tiene publicado el libro “Notas de un Subversivo”.

 eduardoperezviloria@gmail.com

Visite el perfil de Eduardo Pérez Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Pérez Viloria

Eduardo Pérez Viloria

Más artículos de este autor