Frente a Frente

#RevocatorioYa

Esperé el miércoles con ansias, prácticamente no dormí. En las redes sociales, especialmente en twitter, se decía que las multitudes saldrían de muchos puntos de las principales ciudades del país y marcharían al Consejo Nacional Electoral pidiendo el Revocatorio ¡YA!

En mi tierra, Valencia, la de Venezuela, un alcalde que anda en desbocada carrera por ser el candidato de la MUD a la gobernación de Carabobo, quien dice jugar limpio, pero es ahora un voluntarioso popular, tuiteó en su cuenta personal: …"marchemos hasta el CNE exigiendo #RevocatorioYa…

Un chamo que fue mi estudiante en la Universidad de Carabobo, quien a veces parlante en mano me impedía el libre acceso a mi salón de clases dando su discurso en contra de la "dictadura" de Maduro y que ahora es uno de los nuevos diputados de la MUD, también tuiteó: "Pueblo en la calle…Pueblo Resteado…#RevocatorioYa…

Y así por el estilo, unos más, otros menos, los tuiteros de oficio, políticos ellos, militantes o "dirigentes" de la oposición, también los consabidos "robots" se desgañitaron por las redes, amenazaron con paralizar el país, con no regresar a dormir a sus casas si el CNE no aprobaba el Revocatorio ¡YA!

Recordé cuando mi hija, teniendo 3 años, se tiró al piso en la calle La Marina de Juangriego, y comenzó a dar gritos y a llorar "desconsolada" porque no le compraba un peluche en uno de los negocios árabes de la zona. No entendía mis razones ¡Que berrinche tan grande!

Pero hasta allí el asunto no comporta mayor peligro. Malcriados dando pataletas y amenazando por twitter. Incluso, mentirosos como un alcalde del Este de Caracas, quien con desparpajo daba declaraciones a la Radio Nacional Española diciendo que la marcha era además por el "estado de excepción" decretado por Maduro.

Lo que sí me preocupa, como venezolana, como ciudadana, como madre, como ser humano, son las consecuencias del engaño a una parte de la población del país, que piensa que el referéndum revocatorio puede ser ya. Su dirigencia le miente y lamentablemente hay gente que es estafada en su buena fe y por ello es capaz de justificar la violencia.

Y es que los acontecimientos violentos del miércoles por la noche en Caracas no dejan lugar a dudas. El hecho de que cierta prensa los invisibilice no quiere decir que no hayan ocurrido. Son "infiltrados" miente el excandidato perdedor, pero las primeras detenciones dan cuenta de otra cosa. Andan "calentando la calle"… (Guevara, dixit).

El CNE está haciendo el trabajo requerido según protocolo establecido en la Gaceta Electoral 405 del 18 de diciembre de 2007. La Junta Nacional Electoral, La Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento se encuentran en la etapa de validación de la información que legitimaría o no a las organizaciones con fines políticos para promover la activación del referendo revocatorio presidencial.

¿Por qué, entonces, si la dirigencia opositora al gobierno de Maduro cree realmente en el revocatorio como mecanismo constitucional para "salir" del Presidente, no hace las cosas como se debe? ¿El de hoy no es el mismo CNE que entregó limpiamente las cuentas del 6D y garantizó el respeto al voto del pueblo venezolano?

¿Será porque el fanfarrón que está al frente de la Asamblea Nacional dijo al asumir su "presidencia" que a Maduro le quedaban sólo 6 meses y ya junio está a la vuelta de la esquina? ¿Será porque la gente votó por un "cambio" el 6D y está desencantada con los dinosaurios de la cuarta que volvieron y los nuevos diputados de la AN que no cumplen lo que prometieron en la campaña electoral?

Por las razones que sean, lo concreto es que los violentos buscan imponerse. Son los mismos del 2013 que mandaron a descargar la arre…Los mismos de la "salida" del 2014. Y aunque andan juntos pero no revueltos, son los mismos que declaran a la prensa nacional e internacional que vivimos una "dictadura" e invocan la aplicación de la Carta Democrática.

Ojalá sólo fueran pataletas. Pero en mi ciudad, al sur de la misma, los violentos andan alebrestando a la gente. Un muchachito de la MUD perdedor en las elecciones municipales se fue a Voluntad Popular, otros, más viejos, ya paseados por varios partidos incluido el extinto MIR también se sumaron a las filas de VP. Más bien parecen las siglas de Violencia Popular. Mientras, el pueblo resiste…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2689 veces.



Dalia Correa

Profesora Titular Universidad de Carabobo.

 correaguia@gmail.com      @dalia_correa

Visite el perfil de Dalia Correa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Dalia Correa

Dalia Correa

Más artículos de este autor