El extractivismo que hoy persiste

El eventual descubrimiento del petróleo en tierras venezolanas y la rápida mirada desde afuera de las grandes potencias quienes vislumbraron éste recurso como potencial elemento a ser explotado, en sus ánimos de crecimiento, expansión política y de poder; condicionó a nuestra nación como mera dadora de la materia prima que potenciaría sus economías y su desarrollo, pero poco se avizoró el desarrollo de la nación nuestra, desplazando los potenciales agrícolas, acuícolas, pecuario e incluso recursos minerales que sostenían la economía del país, iniciando entonces un proceso de conducción de la política nacional dirigido desde el exterior acorde a sus beneficios, perdiendo progresivamente nuestra soberanía y la capacidad de decidir.

La aparente bonanza que trajo consigo la explotación de este recurso hidrocarburifero promovió el abandono de los campos y otras áreas para ser desplazados, insertándolos en el aparato extractor de las trasnacionales quienes se encargaron por más de un siglo de "producir petróleo" para sus beneficios, término que estoy además en desacuerdo ya que el crudo es producto de la naturaleza, nosotros solo lo extraemos y lo comercializamos, no se está produciendo nada… es solo puro extractivismo.

El cambio en el modo de vida de las personas por un nuevo proyecto civilizatorio que no se basaría en el cultivo sino de la explotación y comercialización del crudo sin darnos cuenta nos sumió cada vez más a la dependencia hegemónica de los países industrializados, aceptando sus condiciones, su cultura, su identidad, su ideología, sus estructuras, sus modelos, su "todo"; lapidando la autodeterminación del pueblo y promoviendo las diferencias de clases. Clases que controlarían "la hegemónica – extranjera" y los naturales quienes serían los controlados; restando el poder de participación y de decisión de los mismos.

Un modelo que nos ha subsumido en la lógica irracional de dependencia del hidrocarburo, siendo necesario reflexionar sobre éste error y comenzar a idear las posibilidades y planear las diversas formas de desarrollo más que revolucionarias, contra hegemónicas y aún más liberadoras; liberadoras a la lógica extractivista que nos ata a un círculo vicioso que nos impide innovar y crecer en otras áreas de desarrollo científico, tecnológico y humano.

¡Persistencia, insistencia, terquedad! A esto se le aúna un nivel de inmadurez política que ha predominado desde el mismo momento que inició la explotación petrolera en Venezuela y que desalentadoramente no muestra señales de recapacitar y razonar.

Así pudiera definirse la lógica extractivista que prepondera en el modelo de desarrollo venezolano, la cual además de irracional y carente de sentido se ha mantenido durante más de cien años, y aún peor, le pasó por encima a momentos históricos de gran relevancia para el país, como por ejemplo, cuando se incursionó el modelo de industrialización en sustitución de importaciones y del cual al parecer no se aprendió nada y hoy día se persiste en decaer a los modelos del neoextractivismo.

Un modelo guiado por los países industrializados y que nosotros asumimos y aceptamos, siendo los perennes donadores y abastecedores de materia prima y de nuestros recursos naturales, propiciando el desarrollo de esas naciones y dejando para la nuestra empobrecimiento, desigualdad y retraso.

Politiquerías con una falta de visión y planificación, carentes de una verdadera mentalidad revolucionaria, progresista y transformadora. Sin embargo, en la actualidad y por ocasión de las crisis inminentes parece estar despertando la idea de invertir esta "constante" la cual visualizamos con expectativas tas la activación de los Motores Productivos que si bien pueden ser canalizados para diversificar el desarrollo económico del país, no debe olvidarse por un minuto que todas sus políticas públicas deben estar sujetas al eco-socialismo, al desarrollo sustentable y sostenible que nos blinde de decaer en nuevas crisis.

Twitter: @BUSTAFAC

apumax80@gmail.com

Ptte. (GNB) Alexis Bustamante, Lcdo. Biología y Química, Maestrante en Extracción de Crudos Pesados, Doctorante en Cs. Para el Desarrollo Estratégico, Gestión de Políticas Públicas… y finalmente un ciudadano ocupado en analizar nuestra realidad y nuestras opciones!




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1527 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía