Abatido y decepcionado de la política

Señala mi conciudadano Edgar Perdomo Arzola recordando a Rodolfo Walsh, "El periodismo o es libre, o es una farsa", pues bien procuremos indagar en la opinión libre de este caballero que no se cansa de atacar al gobierno de Nicolás Maduro, a su "Nomenclatura estalinista" como llama a la burocracia del gobierno de Maduro, alejado como dice que está de "los fundamentalismo", de "las ideas caducas del estalinismo" y quien se considera portavoz de "los mensaje de la gente", de "la situación económica de la calle", pues bien aquí tenemos a un defensor de la gente que se dice ser atacado, descalificado por el doctor-magister" que regularmente ataca sus artículos a la cual "considera sandeces por la cual no le responde".

Pues bien, veamos que el señor Perdomo ve la causa de la catástrofe del país, del agotamiento de las reservas internacionales en dólares, en las compras de alimentos en dólares en el exterior del "Estado corrupto", al parecer no las ve en la sangría de las compras privadas, de las importaciones privadas, pareciera que la burguesía importadora no existe, menos es corrupta, ella que solicita al Estado cancelar sus deudas, no tiene responsabilidad alguna en haber acabado con las divisas, con la fuga de capital, con más de 320 mil millones de dólares entre el 2003-2013, quisiera este señor no ver esto, prefiere en su obsesión antirrevolucionaria, correr la arruga, menos decir que la burguesía como dejó de ser productiva, se hizo comercial importadora, en tanto que el señor Perdomo prefiere decir que los rubros que importó el Estado debió más bien, producir. ¿Qué hacía entonces, la burguesía para este momento, producir o importar?.

En los últimos años, ella dejó de producir, paso a ser lo que siempre ha sido, burguesía importadoras servirse del rentísmo petrolero, el error del gobierno chavista debió con la bonanza petrolera estimular las inversiones productivas, en eso coincidimos, pero no, el Estado otorgó dólares para atender el mercado, allí si estuvo la catástrofe económica, el continuo saqueo rentista de la burguesía, la descapitalización de las divisas, y si a ello se suma la guerra petrolera, que es parte de la guerra económica, y que para el señor es una "fulana guerra", menospreciando, las causas externas de la escasez de divisas, ocultando en verdad quien sostiene "la voracidad de dólares", el burocratismo, la nomenclatura estalinista o la burguesía importadora corrompedora de los funcionarios de la extinta CADIVI, aquella que exige hoy el pago en dólares de la deuda externa del capital privado más o menos entre 40 y 60 millones de dólares.

De manera que nuestro conciudadano el señor Perdomo, no le habla claro a su gente, no le explica bien las causas de la crisis, la corrupción cambiaria, la clase parasita, la incapacidad de la burguesía en ser productiva, en su incapacidad de exportar bienes de calidad y competitivos, en atraer divisas en dólares para el país, en sostener una cartera en dólares para sus necesidades de insumos y equipos de importación, nada de eso, la burguesía es parasitaria, continúa dependiente del Estado, de allí su interés de reducir el gasto social para disponer de mayores dólares públicos, esto nada explica a los lectores el señor Perdomo prefiere siempre buscar la culpa en el gobierno, no ve la burguesía como la responsable del agotamiento de las reservas, prefiere seguir sosteniendo su "discurso trasnochado de pacotilla" la culpa es de la nomenclatura estalinista.

Asistimos pues a mirar la ignorancia de un proburgues, que ve a los empresarios boliburgueses, de maletín especulador, a la burocracia estalinista los causantes del atolladero económico, lavándole la cara a la burguesía enquistada capitalista, mejor dicho, el señor Perdomo no ve capitalista por ningún lado, solo "boliburgueses", la nueva clase social inventada por la oposición para denigrar de toda la burocracia además maquillar a los empresarios. En verdad; el señor Perdomo siente resentimiento contra la burocracia, siente resentimiento con el pasado estalinista, pero es que la formación del mismo es socialcristiana, por supuesto niega ser marxista leninista, tal vez porque no ignore lo que eso significa, no tienen conciencia política, menos de la filosofía materialista de la historia en estas cuestiones es ignaro, está prejuzgado por la ideología socialcristiana, por la metafísica cristiana, el conservadurismo demócrata de la burguesía.

Pero hay más el señor Perdomo siente odio por el gobierno chavista, por sus funcionarios a los cuales califica nomenclatura estalinista, una manera de estigmatizar, de descalificar, al punto de declarar que prefiere "abrazar a Satanás" que escuchar a los altos dirigentes del gobierno, acusándole de instigadores de odio, de promover "el discurso del odio" y esto por sostener el discurso de la lucha de clases, del pueblo trabajador contra la burguesía. Pero esto abate al señor Perdomo. Ahora resulta que está decepcionado de la política, a lo mejor sus seguidores también, "la gente" (que no el pueblo), también decepcionados del señor Perdomo que le interrogaban si "se había arrugado", al toparse con la cola del pueblo, con la cola de esos miserables a los cuales llama, como lo dice él, al toparse con "una miserable cola", "una aberrante cola".

Pero sigamos hablando del abatido y decepcionado señor Perdomo del gobierno de quien dice que no se debe confiar por que como dice la máxima, se decepciona, y es que el señor Perdomo no comprende las raíces de la crisis, que presume entender, puesto que como no es marxista, menos leninista, nada sabe del capitalismo, en su discurso brilla por su ausencia, menos el imperialismo, por eso está decepcionado, a ver las colas, y no entender el problema de "la fulana guerra económica", la guerra de clases sociales, "está escandalizado" por lo turbio y oscuros de sus pensamiento acerca del futuro socio-económico de Venezuela, nuestro conciudadano no es capaz de entender las causas y las relaciones de "la terrible situación económica de inflación, escasez, colas, especulación, corrupción, inseguridad etc", por eso esta abatido.

Además de abatido, decepcionado pero más lo debería estar su gente por cuanto no puede explicarles porque denuncia una y otra vez la burocracia estalinista, a los funcionarios pero no dice a quien se refiere, por ejemplo, denuncia "sobre todo de quien hoy es el tesorero, administrador, y repartidor de dinero negro, y sin ningún valor con su corte de aduladores sin que nadie, absolutamente nadie del PSUV, lo denuncien a sabiendas del caos económico que vive la patria venezolana", ¿Por qué no asume la denuncia, si dice que su práctica es que es "incapaz de taparle los errores al gobierno nacional por muchas razones", pues es hora de poner a prueba lo que dice, quienes son ese tesorero, ese administrador, esos aduladores, esos del PSUV que esperen que denuncien esa nomenclatura que tanto critica pero no dice quien representan.

Otro asunto, no entendemos porque el señor Perdomo dice porque el gobierno de Maduro "patea la Asamblea Nacional" si bien dice "no necesito decir que soy chavista para pensar lo que pienso, decir lo que digo, y criticar al Gobierno por sus actos de gobierno", pero resulta que además de abatido, decepcionado, está desesperado nuestro caballero, le augura al gobierno dada las miserables colas como las llama, no tener otra salida que "represión judicial y militar". Pues bien; acierta nuestro señor en respuesta a las medidas esperadas por la burguesía, mal consejo para el gobierno si bien la corrupción en el país no se niega, ella existe no solo en el burocratismo, también en el empresariado, las anima el capitalismo, palabra desconocida por el señor Perdomo, seguro, que no tardará en señalar "al fulano capitalismo" corruptor, el responsable del desastre económico.

En ello podemos incluir por supuesto, los corrompidos por el capital, "los altos personeros en cargos que se están beneficiando de esta nueva modalidad de corrupción", el estado atacado por el capitalismo, por la fulana guerra que acechan al gobierno, finalmente que vemos en este acecho contra la revolución bolivariana, al bachaquero, al contrabandista, al empresario, al capitalista, al comerciante, al importador todos y todas, muchos y muchas inmersos en "la Corrupción y especulación por todas partes, corrupción militar, y policial en el control de la economía, corrupción en el burocratismo controlador, corrupción en el sistema", además son ellos los responsables de las miserables y aberrantes colas ¿Y en el capitalismo, por cierto palabra extraña en el argot del señor Perdomo, no hay corrupción, es todo un paraíso? Pobre nuestro señor Perdomo, está decepcionado de la política, que les podemos decir a sus lectores.

Fuentes consultadas:

1.- Perdomo Arzola, Edgar, "Cuando el estalinismo me golpea: ¡Me dan ganas de abrazar a

Satanás!", Aporrea, 03/02/2016

2.-____________________; "Decepcionado y abatido con esta revolución", 12/05/2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1586 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227734.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO