Alerta Fisco Nacional: El loto bachaquero: pierden unos cuantos bolívares a cambio de unos cuanto millones

También los sobornos, los decomisos y las sanciones pecuniarias forman parte
de la inversión de todo comerciante. Estas “inversiones” ayudan a los
empresarios capitalistas, altos, medianos y bajos[1]
<>  para acrecentar sus costes de
producción y así minimizar sus ganancias ante el SENIAT[2]
<>  . Tales cargos suelen registrarse con
sobreprecios mediante la sobrefacturación de otros costos a través de
colusionarios “arreglos” de varios patronos entre sí, y más aun si
pertenecen a algún holding.


Creemos que es antieconómico y malversante invertir ingentes fondos para
combatir el bachaquerismo mediante operaciones puntuales, ayer sí, hoy no,
cosas así. A un comerciante irregular o regular se le apresa, se le sanciona
y luego sale de nuevo y va por sus fueros. Esa es la historia, no podemos
negarla, porque sencillamente billete mata justicia, mata burócratas, mata
patriotas y hasta ha matado la moral del más honesto. El chantaje y la
extorsión son el mecanismo de última instancia a la orden de los adinerados,
de los capitalistas, o sea, de quienes son los verdaderos generales en estas
sucias guerras. Todos los demás copartícipes representan sólo su más ingenua
y obediente soldadesca.

Esta es la idea: de poco han servido hasta ahora los variados y costosísimos
organismos, comisiones y mecanismos empleados sistemática o improvisadamente
para contrarrestar la fiebre del capitalismo popular que ferazmente se ha
sembrado en nuestro país desde hace casi un lustro; desgraciadamente hay que
reconocerlo; de lo contrario, no podremos atacarlo de raíz, no, mientras no
le dimensionemos en sus justas medidas.

Ya en entrega anterior <http://www.aporrea.org/contraloria/a225727.html>
cité el mecanismo inflacionario, por cierto, novísimo a nivel mundial, si se
quiere. No perdamos de vista que el imperio usa estos países o “patios
traseros”, que siguen siéndolo de hecho, como laboratorios sucios para sus
sucias guerras. Es que cada vez más perfecciona sus métodos comerciales y
sus protocolos con marramuncias propias de todo mercachifle.

No puede ser malo para el bachaquerismo, incluyente de fabricantes,
intermediarios mayores y detallistas caseros, que a uno que otro se le
sancione, le apresen unos días a espaldas del pueblo, porque si no fuera
rentable no lo seguirían practicando los restantes, ni multiplicándose como
lo hacen. Por ejemplo, una empresa de nombre X es sancionada y sus dueños se
limitarían a cambiar su razón social de la manera más legalita.


[1] <>  El comerciante informal opera con
mercancías morbosas, tal como hace el narcotraficante, el ladrón y el
aguantador, pero se trata de mercancías que como valores de uso también
“caminan”.
[2] <>  Por cierto, las empresas podrían
pagar impuestos fijos e independientes del volumen de sus ganancias, aunque
si del tamaño de su capital registrado, Los bachaqueros,  bien  registrados
a cambio de no ser perseguidos . Recordemos que el comerciante informal no
cobra ni reintegra IVA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2057 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social