Pildoritas 33 (año IX)

Yo también me pregunto

"Yo pregunto" es un nuevo e interesante pero además realista programa que la llamada "nueva" VTV, presenta y que nos muestra "in situ" con pruebas irrefutables, documentadas y testimoniales, la realidad que el país hoy vive producto de la guerra económica que al igual que una epidemia hace estragos en el bolsillo, el estómago y la economía de la familia venezolana y del país como un todo.

Por ejemplo la última entrega de dicho programa que vi tuvo como tema el problema de los cauchos para vehículos que hoy ya cuestan lo que costaba el carro entero hace un poco más de dos años y todo con el cuento de nunca acabar de que ello se debe al dólar como si todo aquel que vende cauchos importados o cualquier otro rubro lo hiciese con ese dólar que nos hemos dejado imponer por el llamado triángulo de las Bermudas Madrid-Cúcuta-Miami.

Lo que no se preguntó el conductor del programa fue: ¿Cuál es la razón por la que, si se sabe a ciencia cierta dónde está el problema y a estas alturas se debe tener una base de datos de quiénes son y dónde están los comercios que expenden los cauchos o cualquier otro producto supuestamente adquirido con el dollar"to day", por qué no se procede a constatar los certificados de origen para ver cuál es el precio de compra, más los costos aduanales para constatar si el precio de venta al público cumple con las normas del 30 por ciento de ganancia y se justifica que un caucho ring 16 por ejemplo pretendan venderlo en 120 mil bolívares y hasta más?; ¿Cómo fue que se hizo el cálculo para que una batería para un automóvil tenga como precio regulado 17,500 bolívares y en el mercado negro hasta 40 mil bolívares sin son productos nacionales?

¿Cómo es que pintar, simplemente, sin latonear, una pieza para cualquier vehículo cueste 35 mil bolívares y más?

Pero además ¿Es que no se ha dicho hasta el cansancio que el uso de ese dólar es ilegal y que quien lo utilice se hace acreedor a sanciones que pueden incluir comiso de la mercancía, multas y hasta privación de la libertad?

Por otro lado ¿Cómo es que esa mercancía, si viene ilegal desde su origen por haber sido adquirida con un dólar prohibido, no es retenida en la Aduana, o es que los agentes aduanales forman parte de la mafia que se beneficia con la venta a precio de escándalo?

Y cómo es que la autoridad correspondiente no obliga a los importadores, a los que lo hacen por la vía, legal con dólar legal a traer todas la medidas de neumáticos y no sólo los de mayor tamaño, dejando a más de un 70 por ciento del parque automotor venezolano, imposibilitado para sustituirle un caucho a sus vehículos, lo cual se suma al precio inalcanzable, cuando aparecen, una vez que los acaparadores deciden sacar algunos por goteo?

Cómo es que, según lo testimonian personas que conocen por dentro las fabricas venezolanas, se permite que la producción que se saca sea solo de medidas de ring 16 en adelante y no también las de medidas más pequeñas?

Lo mismo, como hemos visto por los medios, sucede con otros rubros de uso diario como el Champú, la crema dental, los detergentes etc., De ello está consciente el gobierno y entonces. ¿Cuál es la razón por la que no se procede a aplastar con la Ley en la mano estos focos de ataque artero con que cuenta el enemigo, en esta guerra económica de nunca acabar e incrementada día por día?

Lo terrible es que como lo dije arriba, de la epidemia de la inflación que a sabiendas de que es inducida ya no se salva nada, ningún rubro llámese alimentos, medicinas, útiles de aseo personal o del hogar, ropa y zapatos repuestos, útiles de escritorio, es decir de lo que cualquier ser humano requiere para subsistir, es que se anuncian medidas, operativos, acciones, las cuales, aun cuando se aplican, lamentablemente de manera espasmódica, no se reflejan en beneficio de la gente, lo que de positivo estas tienen pero para la contra, es para que se le entreguen nuevas armas y argumentos a la oposición para que se cumpla uno de los objetivos de su guerra, que no es otro que el de presentar un gobierno como INEFICIENTE e INCAPAZ de resolver de manera efectiva el desastre que significa, por ejemplo para una madre tener que pagarle a un bachaquero 1000 bolívares por un kilo de leche para no dejar morir a su hijo y no se diga cuando son medicamentos esenciales, ello cuando esa madre cuenta con ese dinero, pero cuando es una madre como hay muchas que no tiene la posibilidad de poseerlo, es mejor no pensar lo que un ser humano y madre para mayor dolor, tiene que vivir cuando pasa por ese terrible momento.-

Por ello yo como muchos y como lo supone el título del programa, me pregunto :¿ Es que a pesar de que se ha detectado, en todas sus aristas y determinaciones el problema, las intenciones de la derecha han sido develadas, los focos de acción se conocen, la ruta que siguen los productos desde su origen, sean importados o producidos en el país se sabe cuál es, lo que ingresa importado tiene que venir adquirido con dólar oficial, jamás con el ilegal, porque de otra manera quien lo permita, del ministro del área para abajo sería cómplice de delitos bien tipificados en la Ley, no es posible acabar con esta terrible guerra que se come al país cual pirañas hambrientas?.

Por ello no es nada fácil para cualquier revolucionario, que sabe y está convencido de que todos los males que vivimos, tienen su origen en planes perversos, muy bien elaborados para dar al traste con la Revolución Bolivariana, encontrar argumentos para defender este Proceso, simplemente porque el argumento contrario es muy fuerte ya que consiste en afirmar que la culpa es del gobierno porque tiene cómo derrotar esa guerra y no lo hace, cuenta con material humano, piso jurídico, instituciones, millones de chavistas convencidos y sin embargo el monstruo sigue vivo, coleando y lo que es peor acabando con la esperanza de muchísimos venezolanos.-

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1633 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: