La teoría de la simbiosis Bachaqueo-Gobierno

Son comunes las conversaciones con comentarios como "el Gobierno no le cae a los bachaqueros", "uno ve todos los productos en Petare pero le caen a los comercios", "fulanita, que es maestra, ahora vende bultos de papel higiénico"... y así otros más. Esto me ha llevado a elaborar una teoría que aunque un poco conspiracionista no parece muy descabellada ante tanta ineptitud aparente frente a la situación. Y es que no se ven acciones en contra de la venta ambulante de productos de primera necesidad. Por ejemplo, hace unas semanas, Miguel Ángel Pérez Pirela, conductor del programa de TV "Cayendo y Corriendo" denunciaba que en Petare vio cómo la Policía Nacional Bolivariana estaba de brazos cruzados frente a la venta de estos productos en la calle.

Para mí existe una especie de simbiosis entre el bachaqueo y el Gobierno. Procedo a estructurar mi argumento:

1) El discurso del Gobierno consiste en denunciar una "guerra" desde el sector empresarial y mantener precios muy bajos en productos de primera necesidad. Estos productos no se consiguen en los comercios a ese precio con normalidad, pero sí se consiguen en la calle a precios superiores. El Gobierno dice que es acaparamiento y desestabilización, el sector privado dice que produce y que su desaparición es producto de la distorsión económica. En la calle siempre lo consigues si pagas mucho más.

2) Los bachaqueros, mal que bien, están permitiendo (aunque a costos de escándalo) el acceso a los artículos de primera necesidad, lo que el Gobierno y el sector privado no están haciendo.

3) Definitivamente hay mecanismos efectivos y bien establecidos que hacen que los bachaqueros tengan un efectivo acceso a los productos. Si bien el Gobierno maneja las rutas de distribución y en principio tiene aparentemente controlada toda la producción por parte de las empresas privadas, que deben informarle de todo al Ejecutivo, no es complicado imaginar que también deben existir algunas corruptelas detrás de las empresas que tienen acceso a parte de esa producción, tal vez no reportada. Y si no están en las empresas, deben ser integrantes de las instituciones.

De aquí surgen preguntas: ¿Quién surte a los bachaqueros? ¿Cómo es que siempre están abastecidos? ¿Por qué los cuerpos policiales no actúan contra ellos? Evidentemente algunos funcionarios estarán metidos en la mafia, pero es que ninguno pareciera actuar. ¿Alguna directriz?

Mi conclusión:

El Gobierno no ataca directamente al bachaqueo porque es quien permite que la población tenga acceso a los productos mientras que los comercios no poseen inventario suficiente, lo que aprovecha el Ejecutivo para su discurso benefactor que utiliza como estrategia para mostrarse como una víctima más y a la vez un intento de salvador y héroe protector al ofrecer precios bajos en los productos, aunque así no se consigan y haya que acudir a esos bachaqueros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1638 veces.



Marco Gómez

Ex-dirigente estudiantil Computación UCV, Desarrollador Web, Emprendedor.

 @MarcoGonzalo

Visite el perfil de Marco Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: