Tumeremo: Crónica de una muerte anunciada (II)

Espero con esta entrega, de momento, sea la última de esta especie de dossier sobre la situación de Tumeremo, municipio Sifontes en el estado Bolívar. No repetiré sobre consideraciones ya hechas en años anteriores, pero si hay elementos que aportar, para poder contextualizar en que marco se dan estos lamentables hechos y poder entender no sólo lo que allí pasa, sino en el estado Bolívar como un todo.

En primer lugar, y es un justo reconocimiento al esfuerzo que realiza el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, de comisionar al Defensor del Pueblo, Tareck William Saab, de presidir una Comisión Institucional que se encuentra en dicho poblado, para investigar hasta sus últimas consecuencias los hechos ocurridos en dicha zona. Esperemos que arroja los resultados que el país espera, y que caigan los que deban caer, tengan estos boina blanca, verde, azul, amarilla o roja.

Por otro lado, y a propósito de una persona que me escribió a mi correo para insultarme por la primera parte de este trabajo, su actitud me confirma lo que ya lancé. La infiltración no sólo del Mossad israelí desde hace años en dicha región, sino de otros componentes de otros países. De hecho, José Vicente Rangel por estas fechas del año pasado, alertaba que comandos especiales del ejército estadounidense y servicios de inteligencia británicos se encontraban cerca del territorio Esequibo, e incluso estaban entrenando a destacamentos de combate del Ejército guyanés. ¿Con que intención? ¿Para qué? Para los que no lo saben, el municipio Sifontes del estado Bolívar, cuya capital es Tumeremo, es colindante con el Esequibo, y por ende, con la República Federativa de Guyana. No perdamos de vista la estrategia "Tenaza" con Guyana y Colombia, por si a las moscas.

Incluso tan es así, que la infiltración mercenaria y paramilitar en el sur del estado Bolívar tiene cerca de 10 años. No olvidemos el caso ocurrido el 13 de julio de 2005 de Junior Williams Arrioja, dirigente sindical de la Unión Bolivariana de Trabajadores, ocurrida en Guasipati, municipio Roscio del estado Bolívar. Lo que destaco de ese hecho es que este dirigente fue abordado por más de 20 hombres fuertemente armados, quienes lo acribillaron. Para mayores detalles sobre este caso, aquí tienen un link para los interesados: http://www.aporrea.org/actualidad/n63396.html

Y ciertamente, el proceso Kimberley es un tratado que se firmó para evitar los "diamantes de sangre". De hecho, Diego Sequera, integrante del colectivo "Misión Verdad", realizó un extraordinario trabajo sobre lo de Tumeremo, me permito transcribir lo que Sequera allí colocó: "El Gobierno, desde 2014 vía Ley Habilitante, ha venido dando pasos decisivos para controlar y administrar todas las etapas correspondientes en la extracción de recursos minerales, reservas certificadas en varios recursos minerales como el oro, el coltán y otros. Porque en el centro de la jugada también está, centralmente, los yacimientos diamantíferos que se encuentran en todo el sur del estado Bolívar (y en la Guayana Esequiba). Y es aquí donde hay que hacer una parada obligada que cierre este cuadro hipotético."

"La gente que conoce sobre el tema minero afirma que el valor de los yacimientos diamantíferos puede ser aún más estratégico que oro u otros minerales. Y Venezuela ostenta varios. No sólo en el ámbito de la joyería lujosa, sino en los usos que de estos diamantes se extrae en materia tecnológica a todo nivel, y es ahora que el Estado ha decidido asumir su extracción como parte de la diversificación económica.

Para ello, el país tiene que volver a formar parte del Proceso de Kimberley, una serie de certificaciones que acompañan todo el proceso y que además, bajo su metodología, certifican si un diamante extraído es lo que se conoce como un "diamante de sangre": que su compra-venta se emplee para el financiamiento de ejércitos irregulares o que la explotación del mineral haya sido bajo la lógica del conflicto armado.

Venezuela, según nota de El Mundo, se retiró en 2008 debido a la falta de estadísticas actualizadas y la baja producción. Sin embargo, desde el año pasado se han venido retomando los pasos para reinsertarse dentro de dicho protocolo internacional establecido que garantice la limpieza de origen de los recursos."

Ahora como que todo comienza a tener sentido, desde esta perspectiva que plantea Sequera. ¿No creen?

Para el que no lo sepa, y le aclaro al lector, Israel ciertamente no tiene diamantes, pero tiene una de las principales bolsas de diamantes del mundo en lo que se refiere a la producción de diamantes cortados en bruto para su comercialización. Se estima que aproximadamente la mitad de diamantes de calidad de gema del mundo sale de Israel. Y se estima que sólo en el año 2004, Israel vendió más de 16.3 millardos de dólares americanos en diamantes pulidos. Entonces, ¿Esta no sería una razón poderosa para que Israel y sus servicios de inteligencia no se encuentren en territorio venezolano?

Y ciertamente, la mayor cantidad de diamantes no los hay en Tumeremo, sino en Guaniamo que es municipio Cedeño, que igual queda en el estado Bolívar, y en Tumeremo hay mucho oro, eso si no puede negarse, y muchos minerales estratégicos.

Pero como lo expresaba ayer a un compañero que buscaba información sobre lo acontecido en Tumeremo, expresaré, palabras más, palabras menos, lo que le comentaba, porque este problema tan complejo no puede ni debe entenderse sólo como un problema aislado ocurrido en la capital del municipio Sifontes en el estado Bolívar.

Lo de Américo De Grazia y Andrés Velásquez en su implicación sobre las mafias mineras es nada. Por supuesto que ambos están implicados, y especialmente De Grazia desde que fue alcalde del municipio Piar, Upata en el estado Bolívar, pero ellos son parte del mapa de actores y fichas en esa compleja trama de mafias en dicha entidad federal.

El problema fundamental de allá, no sólo en Sifontes, sino en todo el estado Bolívar, hay que buscarlo en las raíces, que están mucho más profundas, incluso dentro de algunos infiltrados en nuestras propias filas y que tienen muchísimo poder. Eso lo he expresado en innumerables oportunidades ya.

Es decir, no solo hay que investigar las mafias que hacen vida en la MUD allá, sino de mafias "roja rojitas" que el pueblo conoce ampliamente y son secreto a voces. Sólo que el pueblo tiene miedo de hablar producto de las amenazas.

Y lo reitero, no se podrá entender jamás lo ocurrido en Tumeremo sino se analiza el estado Bolívar todo.

¿Por qué sostengo esta aseveración? Por lo siguiente: Ayer salieron algunos trabajadores de Sidor a protestar por "bajos salarios". Según las informaciones que manejo, incluso se quemo un autobús en el marco de esta "protesta".

Y aún peor, en horas de la noche me enteré vía tuiter, sobre el asesinato de Larry Salinas, Director de la coral de la Universidad Nacional Experimental de Guayana, fundamentalmente compuesta por niños y niñas con discapacidad. Larry Salinas no era afecto a la Revolución Bolivariana, más sin embargo era una persona afable, tranquila, sencilla y su trabajo con estos niños y niñas era encomiable. Estuvo en escenarios nacionales e internacionales con ellos, incluso esta coral le cantó al propio Comandante-Presidente Hugo Chávez. Era toda una personalidad en Ciudad Guayana, y su asesinato, probablemente haya sido cometido para alebrestar la histeria colectiva en esa zona que en estos momentos esta convulsionada.

Particularmente, este quien esto escribe no cree en casualidades. Ya desde hace algún tiempo, efectivos de fuerzas especiales de EEUU, Israel e Inglaterra y expertos en psicología de masas y guerra psicológica de dichos países se encuentran en el país. Y están tomando un eje compuesto por estados como Táchira, Mérida, Zulia, Falcón, Amazonas, Aragua, Distrito Capital y Bolívar, para revivir las guarimbas o cualquier hecho que actúe como detonante para llevarnos a una guerra. Es lo que se denominan operaciones territoriales de amplio espectro, muy similares a las aplicadas en Siria. Pero de esto esperamos referirnos con mayores detalles en próximos artículos.

Sería interesante que la comisión interinstitucional presidida por el Defensor del Pueblo Tareck William Saab aprovechará para investigar lo que ocurre en el Kilómetro 88, aunque también en Las Claritas, El Dorado, San Francisco de Yuruaní y San Martín de Turumbán, donde mafias de "bachaqueros" se consiguen todos los productos de la cesta básica, de higiene personal y demás enseres para la digna subsistencia de los venezolanos y venezolanas, pero a precios exorbitantes, a precios bachaqueros pues, que nadie tiene que envidiar a lo que ocurre en la Redoma de Petare, por ejemplo. ¿Será que las autoridades civiles y militares de la zona no están en conocimiento o no se dan cuenta de esto?

Pero, ya para ir culminando estas líneas, lo hago como lo hice en la primera entrega, agradeciendo de antemano las consideraciones hechas por el Dr. Alfredo Mourad Naime a mi persona en su artículo de aporrea.org . Y la forma como culminaré estas líneas será con la misma interrogante de la primera entrega de este dossier.

¿Será que nuevamente el epicentro de la conspiración contra la Revolución Bolivariana se genera desde Guayana?

¡Bolívar y Chávez viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2770 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a224418.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO