Por ello la virulenta acción criminal

El Arco Minero acabará con los mafiosos del oro

El presidente Nicolás Maduro ha decidido impulsar el desarrollo económico no petrolero del país que significa la explotación ordenada del oro, diamante, coltán, bauxita, entre otros minerales que en el estado Bolívar abundan por doquier.

El Decreto de Emergencia Económica, que ahora es Ley de la República a pesar que la mayoría "adeco-burguesa" en la Asamblea Nacional la rechazó, tiene como un elemento esencial al motor minero, lo cual busca ordenar la explotación minera en la Nación, para sacar el mayor provecho económico, beneficio social para el pueblo y no para las mafias nacionales y extranjeras o para los sectores con intereses politiqueros que financian sus campañas con dinero de esa actividad ilegal.

Exitosamente se había iniciado el censo minero que busca registrar y sistematizar a cada persona y empresa dedicada a la minería tanto artesanal, como mecanizada e industrial. Pero esto no fue muy bien visto por quienes por años han sido parte de la criminal y salvaje destrucción de los cauces de los ríos, montañas y medio ambiente en general de la zona sur de nuestro estado Bolívar.

La explotación ilegal y desordenada de nuestras riquezas no petroleras, conlleva a que todo el producto aurífero, diamantes y coltán genere dividendos exorbitantes a las mafias, los pranes y delincuentes políticos que se usufructúan de la explotación irracional y descontrolada de los tesoros minerales que guardan nuestros benévolos suelos.

El pranato político y mercantilista del oro sufre hoy un gran temor al dejar de percibir semejantes masas dinerarias cuando ven incorporarse estas acciones serias y bien concebidas por el Ejecutivo Nacional. Al punto que le da una patada a la mesa y trata de desestabilizar todo lo que se está haciendo desde el Gobierno Revolucionario con una campaña de terror, muerte y amedrentamiento para que no sigan adelante con este proyecto que potenciará en su máxima expresión el desarrollo productivo de Venezuela.

La decisión del presidente Nicolás Maduro, crear una Zona Especial Militar en el área minera, amenaza los intereses personales y grupales de los mafiosos y mercaderes de la muerte. Por eso buscan su destitución del poder. Igualmente arremeten contra la exitosa gestión del gobernador Francisco Rangel Gómez, quien sufre una feroz campaña mediática por ser el principal impulsor del Arco Minero y la ordenación de la minería en la región.

A los mercaderes del vicio y la maldad como Américo De Grazia, Andrés Velásquez y los pranes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no les interesa el resguardo de las riquezas naturales del país, el dolor ajeno y menos la sangre de quienes labran la tierra para llevar el pan a sus casas ¡solo los usan para sus fines más perversos!.

Alertamos; es claro pues y a todas luces se percibe que hay un plan político y mercantil montado para la reedición de la patraña derechista, denominada "La Salida", burda estrategia de la oposición apátrida que se desvela con los avances agigantados de la Revolución y por ello en esta coyuntura actual, viene con mucha más virulencia en la calle para sacar al chavismo del gobierno, y por otro lado, continuar percibiendo las grandes cantidades de dinero sucio proveniente de la explotación ilegal e irracional de nuestros minerales preciosos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1881 veces.



Hector Herrera Jiménez


Visite el perfil de Héctor Herrera Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas