La Gen. La Tribu. La Fratria. La Sociedad Moderna y La Contención De los Demonios

*************************************************

… Nuestra fuerza armada; ya no es, oprobioso sostén de la burguesía apátrida, parasitaria, vandálica, asesina, y terrorista. Por eso ahora el fascismo y las fuerzas obscuras que se oponen a la luz y la esperanza; les odian con sevicia y saña asesina de exterminio. Y en tal razón ellos nuestros militares lo saben. ¡¡Allí están las bajas que reclaman constancia de cuerpo; en el desempeño de facturas pendientes que permanecen por cobrar!! …

*************************************************

Como es repetitivo en el discurrir y aporte pedagógico de la historia; luego de que Moisés se hartara en su cualidad de líder y roll de administrador de bienes comunales. Él; pecador, humano y terrenal. Resolvió como primer acto de atropello y despojo al semejante. Apropiarse de las tierras, los cultivos, los frutos, los esclavos, las hembras, los animales domésticos; y cuanta vaina pudo expoliar de los demás miembros de su Gen. Y en posterior acto de brillante astucia, apoyándose en la deficiencia de «Dios». ¡¡De este no saber escribir!! En su roll Moisés de líder y patriarca. Redactó un decálogo ético/moral de compartimiento que atemorizante por su génesis mágica y carga sobre natural de fantasía; sobrecogió e invadió espiritualmente de pavura; al hombre de la Gen, de La Tribu y/o La Fratria.

Mandamientos que es necesario señalar al inferir nosotros que «Dios era analfabeta»; ¡¿Qué: «¡¿Dios en esfuerzo de infinita sabiduría; él mismo ha debido escribir?!» Y en acto posterior. Entregar no en borrador flamígero, sino; debidamente pulcro y sin enmiendas en tablillas. Al pueblo en plenaria de discusión democrática toda, de tal manera que hubiese sido suprimida sospecha alguna, a través de los tiempos; de plagio o reacomodo del texto original.

Todo esto anterior, sin necesidad de haber utilizado por mampuesto, intermediario de báculo y piel de camello tribal. Esto último no lo expresamos de Moisés de forma irreverente; al contrario. Si hurgamos en los anales históricos faraónicos del -Ancient Egipt- podremos enterarnos que él; Moisés - "Padre no sabemos si sindiásmico de multitud de gentes en su significado epónimo" - En su condición de hombre libre y acomodado; mandó muy largo al mismísimo carájo al sacratísimo decálogo; y no acató algunos de los puñeteros mandamientos (¡¡No Matarás!!)

Retomando pues lo que nos ocupa y dejando atrás el marco referencial histórico. Pudiéramos derivar de allí la conducta aberrantemente inmoral y de expropiación de lo colectivo; que hiciesen los cacos del Bicentenario. Cacos que a la sombra no sabemos de cuales recomendaciones y coberturas jefaturales. Delinquieran asquerosa y criminalmente como lo hicieran.

Existe un sector de incorruptibles robesperianos que arguye que: "La revolución es la guerra de la libertad contra sus enemigos" ¡¿La Constitución es el régimen de la libertad victoriosa y apacible"?! "De allí que gente nacida aquí y otros quizás no neonatados acá; de la nómina del Bicentenario" manifiesten, y acosen a las autoridades en búsqueda de que se respeten sus puestos de trabajo. Con el comento nuestro; de que colegimos de ellos su ausencia de sentido de pertenencia. Toda vez que sin pretensión de vincularlos a todos; con el acto criminal, y de corolario. ¡¡Por ser tan visibles, materiales, repetitivos, y cuantiosos esos robos!! Preguntemos: ¡¿Ignoraban muchos de ellos esos atropellos delincuenciales?!

En Venezuela; para focalizar. Vivimos inmersos en una sociedad dividida en ricos explotadores. Poseedores de los instrumentos de producción y anexos apéndices parasitarios constituidos al calor del desarrollo capitalista (Anteriores Mercaderes) divididos, sub-divididos, y subsumidos; en calidad de distribuidores intermediarios al mayor. Así como comerciantes (Mercaderes gorreros esquilmadores de baja escala) expoliadores al menor; del ingreso domestico adquirido del fruto del trabajo alienante. Representado esos anteriores segmentos del comercio. Con anuencia, desregulación, y carencia de rigor supervisorio y libre albedrío ¡¡Del permisivo, promiscuo y en su lasitud; estado hetario democrático!! Tal cual son y parasitan. Vándalos bodegueros. Forajidos puestos de mercados municipales; y cuanto mecanismo pueda existir de corte intermediario y/o de origen manufacturero con tránsito directo o de interuptus al consumidor final. - [En la dictadura Pérez Jimenista, existían brigadas de funcionarios no sabemos si incorporados o no a la seguridad nacional; que luego de aprobarse en cartillas públicas los precios al detal del expendio de los alimentos en los mercados municipales; dichos funcionarios en control posterior y bajo cubierta; supervisaban su acatamiento. Con autoridad ejecutiva de imponer severas penas civiles de arresto, así como la natural sanción de corte pecuniario; a los infractores de tales desacatos. Todo esto en la misión de incentivar la oferta de los precios hacia abajo en razón de competencia comercial y disputa de los favores y captura del consumidor. Y asimismo como punto de honor; y sano giro económico; de proteger el peculio de la familia en la defensa del presupuesto y consumo alimentario. ¡¡Defenestrar sin contemplación el asomo de la artificial especulación inflacionaria!! ¡¡Lo vivimos de adolescente en compañía de nuestra madre en diligencias de acopio alimentario!! Hoy en cada mercado municipal. ¡¡Esas oficinas permanecen con su funcionariado, como fatiga de podredumbre moral!! ¡¡Como adefesios de lo cretino y lo ofensivo al ciudadano!!] -

Nuestra actual sociedad, desde el vuelco representativo; y hasta la reciente conformación jurídica de "Estado Participativo" Estado participativo, que no lo es porque no es de galvanizada convocatoria y participación comunal" Inerme. Preñado de contradicciones. Marchas y contra marchas. De viso indecisorio. Timorato. Dubitativo; ante la ya necesaria e impostergable necesidad de radicalización de verbo y hecho; y/o adicional; excesiva prudencia diplomática y comercial con el UsaImperialismo y presión añadida de las adyacentes colonias de patio trasero y; otras colonias europeas genuflexas gringas. Se perfila extenuado ante el cabildeo de lo meramente modorroso, discursivo y formal. Incapacitado de dirimir la contienda que a todos en su individualidad ciudadana; perturba, inquieta, molesta e irrita.

Ya no se trata únicamente de la tortura y zozobra diaria. Del enojo que nos causa la anarquía de lo económico y vacío manifiesto de rigor contra el vandalaje y el terrorismo que en todas sus formas ofende. El crimen, homicida y fractural; que en cualquier rincón sorprende al paisano. ¡¿Es válido reflexionar sin prejuicio de moralista majadero y/o sonrojado concursante al premio de atrabiliario tirano adjudicado a nuestro Hugo (Verbi gracie Márquez) que, con honestidad absoluta, consideremos aplicable la necesidad de imponer un régimen de fuerza, que doblegue rigurosamente al anárquico, vándalo, terrorista, criminal y homicida asocial; en su condición de reo individual o colectivo; autor intelectual o participativo del delito?! Palpable y soterrado se abre paso lo que pudiese denominarse coyunturalmente excepcional, al imbricarse el anterior comentario de fuerza; con la desazón, frustración y amargura; de los unos que no apoyaron a nuestro gobierno en las pasadas elecciones de candidatos a la Asamblea Nacional; inmersos todos ellos; en su decepción y venenoso odio; que ya ahora desmandados apuestan a la aventura y el baño de sangre. !!Mismos a los cuales es necesario levantar represas de contención!! Y los otros; que identificaremos como nosotros, confundidos y desorientados en la indefensión; solo atinado a esperar como las autoridades resuelven este embrollo de irracionalidad; a fin de no perecer todos en el intento.

¡¿Se agotaron por "extenuación y deformación; aciertos y errores"?! los experimentos democratizadores acaecidos desde Solón, Dacrón, Clístenes, Pericles, hasta hoy

Las usurpaciones y tiranías de las burguesías en tiempos que de alguna manera se antojan modernos desde el motín Parisiense con la toma de La Bastilla y verbo incendiario de Robespierre, determinan que el periodo "Civilizatorio contemporáneo" ya no da más en la confrontación de clases. Sino que impostergablemente solicita de la humanidad, descartar por agotamiento finito, la dictadura de los oligopoderosos que hurtan trabajo y riqueza ajena; por la instauración hegemónica de los que faenan y producen riqueza social.

Solamente no se desatan los demonios; por el extraordinario y novísimo fenómeno evolutivo, de presenciar que el anterior amoral y prostituido estamento militar; ahora en su mayoría reivindicado en su esencia de honor e irreversible militancia al lado del pueblo venezolano; no permite la felonía y retroceso en la historia patria. Nuestra fuerza armada; ya no es, oprobioso sostén de la burguesía apátrida, parasitaria, vandálica, asesina y terrorista. Por eso ahora el fascismo y las fuerzas obscuras que se oponen a la luz y la esperanza; odian con sevicia y saña asesina de exterminio a nuestra fuerza armada. Y en tal razón, nuestros militares lo saben. ¡¡Allí están las bajas que reclaman constancia de cuerpo; en el desempeño imperecedero de mantener vigentes algunas facturas pendientes que permanecen por cobrar!!

Ya no se trata sociológicamente y/o en materia de economía política analizar el desarrollo de la familia y posteriores capturas de progresos del hombre, como ente productor de riqueza individual y social en los diferentes estadios de Gen. Tribu. Fratria. Sociedad "moderna" Etc. Con vertiente final en nuestros tiempos contemporáneos de capitalismo depredador neo liberal. Se trata de que, ante el arrinconamiento y precariedad del ser humano, al margen de lo atávico religioso que incide en sus ataduras con lo mágico y lo alienante que le constriñe, le da pavura y domina. Asfixian y conducen al sujeto social hacia el despeñadero de lo confrontacional y lo terrible. ¡¡La guerra como vértice fantasmal de lo fratricida!!

Es necesario e irreversible ¡¿Por qué no?! recapturar lo comunal; lo fratrial. Descartando por evolución de experiencia práctica; todo lo que se antoje de in ubicuo o periclitado de esa asociación socio productiva. ¡¡Cambiar los surcos de nuestro disquete mental!! Con todo lo que implique en lo fratrial/comunal; el esfuerzo que ahora debiésemos imprimir al afán renovador de actualizarle y hacerle viable, ante las expectativas reales y posibles que reclama nuestra aciaga centuria de Siglo XXI. Felizmente y no obstante los acosamientos. Llevarle a cabo; rescatarle por la familia, en todo aquello que reclame su integridad y seguridad. Por los conyugues. Los Hijos e hijas. Los nietos y nietas. Por los que rodeamos y nos rodean de respetos y afectos.

¡¡Es preciso denodadamente levantar graníticas y aceradas barreras que impidan se desaten los demonios!!

Julio César Belisario R.

Marzo, Domingo 6 de 2.016 - 21,45’ Horas -


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1905 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: