Pildoritas 22 (año IX)

"Por sus frutos los conoceréis"

La bancada de la charca que transitoria y eventualmente, logró a base de mentiras, engaños, falsas promesas y calumnias a granel contra la Revolución, convencer a quienes a estas alturas, en buena cantidad, ya están halándose los cabellos porque con el rosario de metidas de pata continuadas, entre otras cosas producto de la heterogeneidad ideológica de quienes resultaron electos, en buena parte por ser, más que lideres de sus comunidades, empresarios casados con el capitalismo explotador y sin ningún arraigo popular, pues es bien sabido que hasta por un zopenco, hubiesen votado quienes lo hicieron, ese grupo que bien podría utilizar su mayoría, para hacer un gesto que demostrara que son capaces de jerarquizar los problemas, para colocar por encima de sus propios intereses, los de la Patria, en muy poco tiempo, dos meses y un poco más, lo que ha conseguido es demostrar una prepotencia inusual, un desconocimiento evidente de los preceptos constitucionales, que viene a confirmar que, en verdad, ha sido tanto el desprecio por la Carta Fundamental de la Nación que ni siquiera se la han leído y que para ellos es letra muerta, porque aun creen que el 11 de abril del 2002 la enterraron de verdad y la consideran prácticamente inexistente.-

Por eso hoy para nadie es un secreto que se encuentran enredados y atrapados de tal manera por sus intereses subalternos, que no son capaces de ponerse de acuerdo para ver qué tipo de oposición van a generar desde su mayoría parlamentaria, que si fuesen inteligentes, debería ser una oposición que no fuese obstruccionista como ya comienza a ser, sino más bien colaboracionista ahora cuando la Patria es víctima no solo del ramalazo de una crisis mundial, agravada por acciones bien planificadas para desaparecer la Revolución venezolana-

Pero ya está visto que pedirle eso a esta gente, como diría el filósofo del Zulia, es como "pedirle peras al horno", esas personas dejaron su conciencia en el basurero y no tienen la capacidad de pensar más allá de las órdenes que reciben de sus amos y dejarse naricear como corderos para ser arrastrados por quienes más hablan, quienes más gritan, quienes más violentos son y quienes poseen como su mejor mérito, el ser padres y madres de la violencia que hace apenas dos años y un poco más casi sume este país en una guerra civil de pronósticos impredecibles.-

Ya aquí en el Táchira y en el Zulia han hecho intentos por revivir las llamadas guarimbas, aquí se han atrevido a lanzar por la redes un video llamando prácticamente a una matanza de pueblo contra pueblo y ante ello, la bancada burguesa calla, en lugar de demostrar que en verdad poseen un cariz democrático y aprovechar para reivindicarse ante el país y ente el mundo, rechazando esas acciones que en una democracia no se pueden permitir, porque simplemente son acciones delictivas extremadamente graves, pero que lamentablemente, hay que aceptarlo, han sido estimuladas por ese grupo que simplemente han sido dotados de una credencial para levantar la mano, la misma mano con la que recibieron los montos para su campaña comprometedora, cuando se atreven a caer en el más putrefacto charco de la anti política, al intentar colocar en vigencia una ley que legaliza casi que todos los delitos que un ser humano es capaz de cometer, con la garantía de absoluta impunidad, siempre que se aduzca que sus acciones tienen como base oponerse a la institucionaliza legitima del país.-

O que se atrevan a revertir un beneficio de una calidad humana sin parangón en el mundo como es el garantizarle a las familias una vivienda digna, sin los sobresaltos que produce el temor de poderla perder, como sucede con mucha frecuencia, cuando la banca privada mete sus narices en el negocio inmobiliario, ejemplo de lo cual tenemos en todo el mundo y lo tuvimos aquí hasta la llegada de Chávez, cuando ordenó frenar la usura de los llamados créditos indexados y obligó a la banca a cumplir con las más elementales normas de honestidad en el momento de apoyar a un beneficiario para la adquisición de su vivienda.

"Por sus frutos los conoceréis", máxima cristiana, que aquí se puede aplicar sin necesidad de desgastar mucha materia gris, ahí está la obra de esa gente, en su mayoría sin experiencia política, que entre otras cosas, como sabemos, compraron su derecho a ser elegido o elegidas, personajes obscuros. con poquísimas excepciones, pues en su mayoría son primerizos de la política y los que no lo son, se han ganado la fama de aprendices de fascistas y de redomados irresponsables que se atreven a negar lo que han sido y siguen siendo en la historia política de este país, que siempre tienen a flor de labios el " yo no fui", el "yo no dije", " yo lo que hice fue llamar a tocar las cacerolas", " yo no mandé a matar a nadie", es decir cobardes de marca mayor, que no tienen la valentía de aceptar las responsabilidades por sus detestables acciones a nombre de la política y de una supuesta libertad, que de no ser tal, en otro país, especialmente al que ellos adoran como su verdadera patria, estarían condenados a varias cadenas perpetuas e incluso a la silla eléctrica, como hay tantos casos en esa democracia ideal.-

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1298 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: