Candidaturas resuelve

Siempre he temido participar en concursos de conocimientos surtidos. No es tanto temor a perder, sino que a uno le llegan a preguntar una cosa sencilla de esas que uno no se sabe y la pérdida de imagen es pavorosa. No suelo tener conocimientos que se desmenuzan como talco, en qué año fue la Batalla de Salamina, a qué hora exacta entró Cristóbal Colón en Macuro.

Pero observo que a muchos no les da rubor alguno. Se quedan varados en la segunda o tercera preguntas, con cuestiones tan simples como quién fue el que dijo «la suerte está echada» o quién perdió en Waterloo. Pero ganan suficiente para pagar la luz, el agua, el teléfono. A alguno más venturoso le da para un giro del carro. Este resuelve no pasaría de una curiosidad de sobremesa si no fuera por la profusión de aventureros que se dejan revolcar con preguntas de dos y dos son cuatro, cuatro y dos son seis. No tiene nada de malo, total en su mayoría no tienen imagen que perder. Me lo enseñó una vez José Ignacio Cabrujas en la Cátedra Libre de Humor Aquiles Nazoa. Nos tocaba entrar juntos al escenario y lo vi temblando. Lo exhorté a que me diera mejores ejemplos. Me respondió con sabiduría:

—A ti nadie te conoce allá afuera como actor. Si pones la cómica nadie te lo va a cobrar.

Pero la cosa es grave con las varias docenas de candidatos únicos de la oposición, que saben que no llegarían ni detrás de la ambulancia. ¿Cuántos van? No sé, ayer viernes eran como dos docenas. Hoy debe haber como diez más, porque brotan como cotufas. ¿Qué será?

En fin, me ha dado por pensar que están sacando unos biyuyos al National Endowment for Democracy, organismo tan bobo como manirroto, que no consigue nada mejor para financiar que la más pícara dirigencia opositora. Claro, no todos son indignos. Pero muchos están a) inflando un currículo, b) parando una platica de algún generoso patrocinante antes de retirarse de las elecciones, cual ordenó la Embajada, c) darse a conocer, d) medir su popularidad, e) salir por televisión, f) conocer Venezuela, es decir, los estudios de televisión de Venezuela, g) ser jefes por nueve días, h) masajearse el ego, i) añade lo que te parezca.

La democracia da para todo, hasta para despilfarrar recursos nacionales en candidaturas resuelve.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3501 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a22310.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO