Victor Alvarez y el espiritu crítico de ser "Peor el remedio que la enfermedad"

Despejado el problema de "la culpa de los errores", de no ver "la viga en el ojo ajeno sino la paja en el ojo propio", del problema dónde está "la enfermedad", la naturaleza de la crisis, sigamos explorando las ideas del señor Víctor Álvarez, para que el colega se cerciore de que la idea de que "Un gobierno puede equivocarse, pero solo ha fracasado cuando empieza a culpar a otros de sus propios errores" parte de una premisa falsa cuando en relación a ello lo asocia al señalamiento del gobierno, de "las estrategias de desestabilización", lo que está afectando la ejecución del "Plan de la Patria, Segundo Plan Socialista de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2013-2019", para Álvarez no es esto, sino "la falta de previsión en lugar de crear "el Fondo de Estabilización Macroeconómica".

Pasemos ahora a juzgar los remedios, aquellos que a nuestra consideración son peor que la enfermedad, puesto que su artículo "El Decreto de Emergencia Económica: Peor el remedio que las enfermedad", analiza las medidas del DEE, y realiza sus propuestas considerando a su parecer que el texto de "el DEE está lleno de contradicciones", entonces pasemos a ver las presuntas contradicciones del Señor Álvarez. Nos indica que se debe "sincerar el Presupuesto 2016, calculado con base en un precio de 40 $/b, y presentar una nueva regla fiscal en la que el Poder Ejecutivo se compromete a no presentar al Poder Legislativo proyectos de presupuesto con un déficit superior al 5% del PIB y, adicionalmente, ahorrar en el FEM el 50% de todo dólar adicional que el país reciba por encima de 25 $/b, lo que hace es tensar aún más las relación con la AN al presentar un Decreto de Emergencia Económica con el que, entre otros fines, pretende hacer un uso discrecional de los saldos del presupuesto 2015 y del 2016, sin mayores controles por parte de la AN".

Está claro que se debe sincerar el presupuesto 2016 calculado en base al precio de 40 $/b, pero reducir el déficit en situación de emergencia económica no es posible, debería mirar a su alrededor a cuanto llega la deuda de Noruega al 60% del PIB, (no debería teniendo en cuenta el ahorro de la renta petrolera) así como la deuda en relación al PIB en el 2015, de los EE.UU, (104,7 %) Gran Bretaña, (88,89) Francia, (97%) a ver si dichos países se someten a disciplina fiscal alguna, por lo que mal podríamos adoptar como modelo a seguir, lo que se busca es frenar mediante un "regla fiscal" el gasto social, la atención a las necesidades del pueblo venezolano, frenar las Misiones, en particular la Gran Misión Vivienda. Por otra parte decir que en situación de emergencia económica se debería ahorrar en el FEM el 50 % del dólar adicional que reciba el país por encima del 25% es caer en la ingenuidad sabiendo que los precios del barril están alrededor de ese precio y se mantiene por ahora, quiere decir que no hay precios superior a ese monto, en todo caso, ahorrar las divisas en plena crisis y de necesidades públicas crecientes, sería "tensar" las relaciones con el pueblo, a favor de la oposición de la AN.

Parece que el señor Álvarez pretende que el gobierno chavista no pueda hacer uso discrecional del Presupuesto en plena crisis de emergencia, llámese humanitaria o catástrofe financiera, incluso colapso, eso sería dar la espalda al país en una situación de dificultades solo para satisfacer los caprichos burgueses de la oposición en la AN, "apretar el cinturón". En otro orden de ideas; el señor Álvarez pasa a ver las contradicciones del Decreto, la idea es de que no se aplique, sabiendo que hay una diferencia entre una situación de estabilidad con respecto a una de emergencia, por eso las medidas, pero, el señor Álvarez como si no sopesara gravedad alguna procede a criticar el DEE. Señala: el numeral 10 del artículo 2 del mencionado Decreto se plantea: "Adoptar las medidas necesarias para estimular la inversión extranjera (…) para la generación de nuevas fuentes de empleo, divisas e ingresos" -y justo cuando acaba de crear un nuevo Ministerio para la Inversión Extranjera-, en el numeral anterior (9) incluye una medida que espanta y aleja al inversor al plantear que "el Ejecutivo Nacional podrá requerir a las personas naturales o jurídicas propietarias o poseedoras, los medios de transporte, canales de distribución, centros de acopio, beneficiadoras, mataderos y demás establecimientos, bienes inmuebles y mercancías que resulten necesarios para garantizar el abastecimiento oportuno de alimentos a los venezolanos, así como otros bienes de primera necesidad".

Que nos dice al respecto, la profesora Luisana Colomine respeto a dicho artículo que despierta prurito al señor Alvarez, El numeral 9 del artículo 2, puede despertar suspicacias en la "nueva mayoría" de la Asamblea Nacional pues casi todos sus miembros vienen del sector privado de la economía y las finanzas, es decir, son los "pelucones" a los cuales siempre alude el presidente Maduro. Allí se establece que el Ejecutivo podrá "requerir" de personas naturales o jurídicas propietarias o poseedoras los medios, transporte, etc para garantizar el abastecimiento de alimentos (se excluye medicinas cuando ha debido mencionarse expresamente y no dejarlo de manera genérica en "otros bienes de primera necesidad"). Esto puede ser interpretado como una "expropiación" y seguramente en la interpelación a los ministros del área pedirán aclarar el asunto por aquello de "con lo mío no te metas"…Es un punto en el cual se restringen, temporalmente, como dijimos antes, algunas garantías de la Libertad Económica para ser asumidas directamente por el Ejecutivo".

Así es, no olvidemos que estamos en "situación de emergencia económica" y el señor Álvarez buscando culpable en el gobierno, para él lo más importante al parecer es velar por los intereses de los grandes empresarios privados, pensando en las inversiones extranjeras trata de abrigar "las libertades económicas", dice: "El espíritu autocrítico brilla por su ausencia en el texto del Decreto. En lugar de reconocer el fracaso de un modelo basado en la estatización de empresas….". Eso es lo que le preocupa, que el DEE toque intereses de la burguesía, justificando que eso significa restringir la propiedad privada y las libertades económicas, pero no dice nada que en el mismo lugar, como dice Colomine que debe causar prurito a la nueva mayoría es lo que contempla el numeral 11 del artículo 2, que promueve la incorporación de pequeños y medianos productores comunales para desarrollar, fortalecer y proteger el sistema de misiones y grades misiones socialistas". Como se ve la contradicción la sostiene el espíritu crítico del señor Álvarez.

Según Álvarez, el gobierno es incompetente, "la estatización de empresas que eran productivas -pero una vez expropiadas terminaron quebradas por el burocratismo, el pseudosindicalismo y la corrupción-", se ha puesto a pensar cuantas empresas dependen de las importaciones, del rentísmo petrolero, del burocratismo de las mismas en responder al mercado, en satisfacer a los clientes, a los usuarios, la ineficacia e ineficiente en atender las demandas de los consumidores, en el pésimo servicio al cliente, esto incluye a los bancos, además la persecución que sostienen contra los líderes sindicales, la libertad sindical, y en no menor medida la corrupción de "las empresas de maletín", de los empresarios capitalistas corrompiendo a los funcionarios del Estado por alcanzar prebendas, tales como evasiones fiscales entre otros, se ha puesto a pensar que la empresa privada no es más pulcra que el gobierno, ella también tiene su "trompo enrollado", acaparamiento, especulación, destrucción de bienes de primera necesidad, negación del derecho a los consumidores a los bienes de primera necesidad. En tal sentido; no creo que el señor Álvarez se niegue, aunque criticando al gobierno, "el numeral 8 "Requerir a empresas del sector público y privado incrementar sus niveles de producción así como el abastecimiento de determinados insumos a los centros de producción de alimentos o de bienes esenciales, para garantizar la satisfacción de necesidades básicas de las venezolanas y los venezolanos".

Pasemos analizar ahora las propuestas del señor Álvarez, ¿Cuáles son sus medidas? Según su opinión, "El Gobierno tiene al alcance de la mano un conjunto de medidas que lejos de tener un impacto antipopular y generar una crisis de gobernabilidad, más bien crearían el clima de seguridad jurídica y paz laboral que se requiere para estimular una creciente inversión que permita reactivar la producción y superar los problemas de escasez, acaparamiento y especulación que tanto malestar generan en la población", el reto que deben asumir tanto el Poder Ejecutivo como el Legislativo es acordar Un Plan de Estabilización y Bienestar Económico. ¿En qué consisten?.

Los Remedios del doctor Álvarez, primero: "el Gobierno cree que desmontar los controles que hoy lucen totalmente agotados sería traicionar el legado de Chávez. Así, prolongan la inercia sin llegar a tomar las medidas que tienen al alcance de la mano para erradicar los problemas de caída de la producción, escasez, acaparamiento y especulación". Esto equivale a la desregulación neoliberal del sector público, el clima jurídico que espera el capital y no menos el desmontaje de leyes tales como la ley del trabajo, supuestamente para acabar con los problemas de la guerra económica del capitalismo: "caída de la producción, escasez, acaparamiento y especulación". ¿Cuál clima de seguridad jurídica y paz laboral se exige entonces?.

Agrega el señor Álvarez, preocupado por el clima, asociado al problema de la propiedad, "Según la CRBV y la Ley de Estados de Excepción, la emergencia económica es una forma de estado de excepción que permite al Gobierno dictar medidas que pueden sobreponerse a las Leyes vigentes en materia económica. Una vez habilitado, el Ejecutivo regula los derechos fundamentales cuyas garantías han sido restringidas, tales como la libertad económica y la propiedad privada. El Gobierno aspira que la AN apruebe por unanimidad el Estado de Emergencia Económica para "adoptar las medidas que permitan atender eficazmente la situación excepcional, extraordinaria y coyuntural por la cual atraviesa la economía venezolana". Otra de sus exigencias al gobierno chavista es "…..Las inversiones extranjeras como nueva fuente de divisas no petroleras exigen un clima de seguridad jurídica y paz laboral y esto pasa por la adecuación del marco legal, particularmente la Ley de Inversiones Extranjeras, la Ley del Mercado de Capitales, la Ley del Trabajo, la Ley Orgánica de Precios Justos, la Ley de Concesiones y la Ley Orgánica de Ciencia y Tecnología". Eso significa retrogradar en derechos constitucionales en desmedro de los intereses de la revolución bolivariana.

Otro de los remedio del doctor Álvarez, asociado a la guerra económica, se vincula con Medidas de Política Cambiaria, para él, "El dogma económico que rige la interpretación oficial se atribuye al ajuste cambiario un falso impacto inflacionario, cuando lo cierto es que éste ya ha sido absorbido y prácticamente no hay precio alguno en el mercado que se calcule con base a las tasas de Cencoex o Sicad. Ni siquiera a la de Simadi, porque el proceso de formación de precios se ha desquiciado hasta quedar gobernado por lo que indiquen los desvaríos del dólar paralelo". ¿Es verdad que el problema del gobierno chavista es que ha fracasado" en el momento de que "ha culpado a otros de sus problemas"? ¿De dónde viene el hecho de que se han desquiciado los precios a causa de los desvaríos del dólar paralelo? ¿Quién ha desquiciado los precios, el gobierno o la empresa privada y sus especuladores del dólar Today?. Para el señor Álvarez, el anclaje monetario es ineficaz como instrumento de política antiinflacionaria, ¿pero si simplificamos la paridad monetaria, el valor del dólar-bolívar, no se reajustarían de nuevo los precios, no se elevarían de nuevo dejando muy atrás los salarios?.

¿Qué otras consecuencias tiene el asunto?, para el señor Álvarez no basta con unificar el régimen de cambios múltiples a un nivel tal que los bolívares que PDVSA reciba por la venta de sus divisas le alcancen para mantener al día sus compromisos. Sincerar la tasa de cambio evitaría que la compañía tenga que endeudarse con el BCV y así éste no se vería presionado por el Gobierno a realizar las desmesuradas emisiones de dinero sin respaldo con las que financia el déficit fiscal", al respecto desde mi punto de vista debe existir una tasa de cambio dual, para las necesidades fundamentales y no fundamentales, no se puede simplificar en una tasa única el tipo de cambio, tiene que haber una transición. Llamo necesidades fundamentales, alimentos y medicamentos que deben ser adquiridos por el gobierno y distribuidos por estos a las empresas, laboratorios, clínicas y hospitales que lo demanden, aquí se impone acciones contraloras del poder popular evitando el bachaqueo.

¿Para que tiene entonces el gobierno un Banco Central, no ha dado bastante PDVSA al país, ¿no es sino para financiar las actividades públicas mediante los activos, las reservas, acaso ellas no sirven para pagar las deudas internacionales?, ¿Por qué el gobierno no puede disponer de su dinero, de sus bolívares? Porque la disciplina monetaria si los estados Unidos es el mayor emisor inorgánico de dinero? ¿A qué viene hacerle caso a la ortodoxia neoliberal? Tan solo veamos la deuda pública de dichos países desarrollados y nos persuadiremos que el problema no es el déficit fiscal sino la producción, la oferta de bienes, y en esta tarea el sector privado no está ganado en Venezuela para ser productivo, para producir riqueza, critica al estado por emisión inorgánica de dinero pues bien y cuando van a generar "valor agregado", es decir riqueza material que se respalde con dinero orgánico y no se fugue al exterior la riqueza nacional?.

Finalmente; el doctor Álvarez ve "La perversa complicidad entre el déficit fiscal y el desequilibrio monetario generan una voraz inflación que pulveriza el poder de compra de los salarios. Por eso, la superación de la emergencia económica no es viable si no se recupera la autonomía del BCV en el manejo de reservas internacionales y la emisión de dinero. Solo así se podrá erradicar definitivamente el financiamiento con emisiones de dinero sin respaldo del déficit de PDVSA y de las empresas públicas. Sin lugar a dudas, éste es el principal factor propagador de la inflación". Olvida que el 70% de la inflación es producida por las acciones del Dólar paralelo, las acciones conspirativas monetarias, manipulaciones cambiarias transfronterizas, fuga de capital, especulaciones cambiarias, de precios, y no faltaba más la presión de los Estados Unidos elevando su tasa de interés y devaluando nuestras monedas, producto de las enfermedades ajenas, de la crisis del capitalismo a la cual se le pretende aplicar una terapia de shock.

 

Fuentes:

 

1.-Alvarez, Víctor "Decreto de Emergencia Económica: peor el remedio que la enfermedad", Aporrea, 27/01/2016 10:19.

2.-Colomine, Luisana, "Sobre el decreto de Emergencia Económica: ¿Por dónde puede "brincar" la Asamblea Nacional?", Aporrea, 18/01/2016.

3.- Expansión, datos macro.com. (11-02-2016).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1804 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222805.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO