Golpe parlamentario a la vista

La posición asumida por el Presidente de la Asamblea Nacional, respecto a estar anunciando como una postura irreductible, la salida a destiempo del Presidente de la República, saltándose para éllo, todo el estamento previsto en el Estado de Derecho, es decir pasando por alto la Carta Magna de la República, solo se puede calificar de Golpe Parlamentario.

Es decir, quieren o pretenden llevar al país, prácticamente a una guerra civil, donde pueblo contra pueblo, según sus cálculos maquiavélicos saldría a confrontar en una lucha donde al fin de cuentas quien saldría perdiendo es el propio pueblo, ya que ese señor y sus secuaces, estarían viendo esas escenas desde sus salas situacionales, desde los medios, allá en Globo Visión, CNN Televen, Venevisión y e incluso desde la propia embajada de los Estados Unidos.

No hay, ningún formato legal, que permita sacar o salir del cargo que hoy ostenta por mandato del pueblo el Presidente Nicolás Maduro Moros, e incluso si fuere por medio de referéndum revocatorio, no dan los tiempos, ya que según los pasos que se tienen que dar, éllo, se llevaría entre 9 y 12 meses, para montar ese hecho democrático y constitucional. Y en todo caso, no necesariamente, los revocatorios se pierden.

De manera tal, que el haber creado esa matriz de opinión y tratar de convertirla en verdad, a todas luces resulta un acto de tremenda irresponsabilidad, que bien puede crear un estado de inestabilidad que conlleve a un punto de ebullición social, que bien pondría en bandeja de plata una intervención foránea de fuerzas extrajeras en territorio patria; bajo el argumento de que Venezuela estaría pasando por una crisis humanitaria.

Es como si quienes hoy tienen mayoría parlamentaria en Asamblea Nacional, no tuviesen ni una pizca de Demócratas, al desechar la convivencia civilizada entre poderes autónomos, donde si bien es cierto hay diferencias, por encima de éllas, debe prevalecer la cooperación entre poderes, sin desechar la crítica, claro está; pero donde el pueblo, no vaya a pagar la irracionalidad de la cúpula que tiene entre cejas el afán de tomar el poder ejecutivo (léase al gobierno nacional) por asalto, para entregar el principio de autodeterminación, soberanía e independencia de Venezuela, a los pies del poderío estadounidense.

Lo que no sabe o no acaba de entender, el señor presidente de la Asamblea Nacional y su mayoría circunstancia, es que en menos de un mes de haber asumido el control de ese cuerpo o poder, ha cometido por lo menos cinco desafueros, que bien se pueden convertir en clavos para el ataúd de esa instancia legislativa, ya que la mismísima Constitución que la derecha invoca ahora, igualmente también prevé de control; donde el Ejecutivo Nacional es decir, el Presidente o Presidenta de la República, puede, según art. 236, ordinal 21:- "Disolver la Asamblea Nacional, en el supuesto establecido en esta Constitución". Acciones, u actos inconstitucionales, como el pretender aprobar una nueva Ley de Vivienda, violentando la Constitución de la República, artículo 82. E igualmente el haber negado con argumentos baladíes el Decreto de Emergencia Económica, los ha puesto en desacato constitucional, ya que si bien es cierto, no estaban obligados a darle el visto bueno, la postura correcta era hacerle las observaciones pertinentes y haber devuelto al Ejecutivo con sugerencias, para convenir de mutuo acuerdo el referido Decreto y como si fuera poco el desacato que por varias horas adoptaron contra la mandato expreso del Tribunal Supremo de Justicia, en la situación de unos ciudadanos, no diputados por ahora, que fueron juramentados, obviando decisión del TSJ.

En este orden de ideas, sería interesante que el señor Presidente de la Asamblea Nacional se enterara que igualmente el ciudadano Presidente de la República Bolivariana e Venezuela Nicolás Maduro Moros, tiene la potestad Constitucional de Convocar Celebración de Asamblea Nacional Constituyente, con lo cual sacaría en receso a la actual Asamblea Nacional, por su comportamiento a todas luces inconstitucional.

En conclusión desde mi posición de demócrata revolucionario, les recomiendo que lo mejor que pueden hacer, quienes ostentan mayoría ante la Asamblea Nacional, es meter sus barbas en remojo y evitar llevar al país a un callejón sin salida; recuerden que el pueblo lo que busca y desea, es que prevalezca la sindéresis política, para que en medio de la turbulencia, vaya adecentando el torbellino económico que la mismísima derecha engendro y que hoy por secuelas exógenas e internas acosa a toda La Patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2222 veces.



Macario Sandoval

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor