El consejo nacional para la economía productiva: y ahora los burgueses son burgueses por interés de la clase obrera

"El socialismo burgués no alcanza su expresión adecuada sino cuando se convierte en simple figura retórica… ¡Libre cambio, en interés de la clase obrera! ¡Aranceles protectores, en interés a la clase obrera! ¡Prisiones celulares, en interés de la clase obrera! He aquí la última palabra del socialismo burgués, la única, que ha dicho seriamente. El socialismo burgués se resume, en esencia, en esta afirmación: los burgueses son burgueses por interés de la clase obrera."

Carlos Marx: El Manifiesto Comunista: El socialismo Burgués

El discurso socialista socialdemócrata es solamente retórico. No expresa nada. Un perro que se muerde la cola. Veamos la retórica de la claudicación. Los paréntesis y negritas son míos.

…"La acción es producir… economía productiva con sentido social (¿Y el socialismo?)… la emergencia económica amenaza los logros sociales, la estabilidad e integridad del país hay que mantener la Paz social (pero, decía Chávez, que no puede haber paz si no hay justicia)… La caída de los precios petroleros nos han colocado en una verdadera encrucijada (No hay de dónde seguir repartiendo)…Necesitamos grandes cambios culturales, la cuarta acabó con la cultura del trabajo (¿Y cuál será la nuestra, la del trabajo alienado y de la explotación?)… Esta es la Agenda económica bolivariana para atender la emergencia de la crisis… tiendo mi mano para el diálogo a todos, jugar a gana-ganar… (Algo así lo oí en un cursillo de auto ayuda) ir al encuentro y al diálogo (de pronto se oyen consignas) ¡ahí están los radicales¡ (dijo el presidente molesto)… Desarrollo y expansión de las fuerzas productivas, Nueva cultura productiva, Nueva cultura tributaria, un modelo justo, productivo y estable… (Cita Maduro) Agenda alternativa bolivariana de 1996… (¿Y el plan de la Patria?)… hay que colocar al ser humano en el centro de todo el esfuerzo económico (como los ingleses)… Un modelo humanista, bolivariano, humanismo, bolivarianismo (se le pasó decir ¡Socialismo!)… Hay que general las nuevas fuentes de la riqueza nacional (Después nos ocuparíamos de la del espíritu)…. Se trata de una agenda de carácter nacional (nacional, nacional, se repitió muchas veces)… modelo de precios justos… Un diálogo para que todos tengamos voz (¿incluso nosotros?)… Diálogo, encuentro, moderno e independiente (¿Independiente de qué?… Solo dependiente del pueblo, quise decir, del interés nacional… Pido ayuda y colaboración contra los vicios de la economía (pide ayuda a los capitalistas para combatir a los capitalistas)… Se trata del encuentro entre todos los que trabajan: los empresarios, los comerciantes (¡y cómo trabajan!), los profesionales… El Consejo Nacional para la Economía Productiva consta de 42 miembros… (Aquí no están todos) Aristóbulo Isturiz, Luis Salas (un saludo a la bandera, un tonto útil), Simón Serpa, Nelson Merentes (un pícaro), Rodrigo Cabezas, el presidente de CNTV, Vielma Mora (otro pícaro), Tareck El Aissami (otro más), Henry Falcón (mega pícaro), Rodolfo Sanz (pícaro, teórico de la auto gestión obrera), Guillermo Martínez, Alberto Vollmer (Empresario. Grupo Vollmer), Carlos Dorado (¿banquero?), Siragón,… Osvaldo Cisneros (Cámara petrolera y grupo Cisneros), Grupo Marea, Coven Cauchos, Canteras y Mármoles, Asociación Bancaria de Venezuela, (Hay otras Cámaras…) Wil Rangel, Néstor Ribero… ¡Hay que acabar con la cultura consumista que tenemos! (!!!)… (Luego citó a Albert Einstein, sobre las épocas de crisis y la necesidad de inventar, de crear. Porque el presidente cree que es la primera vez que una revolución capitula frente a las oligarquías, que está descubriendo el agua tibia con su Agenda Económica entreguista)"…

En el discurso se pronunció la palabra socialismo una sola vez, y solo para señalar a la audiencia que él, el presidente, era socialista, ¡pero tan quedo! que apenas si se le oyó. Y el Plan de la Patria se citó para que no dijera nada. El presidente intentó decir algo pero quedó perdido, como colgado en sus pensamientos…

Los hijos de Chávez ya se olvidan de su padre. La muerte es así, no promete nada a la memoria de los malos hijos. Solo a aquellos que guardan amor en el corazón heredan del difunto algo. Ahora socialismo es nacionalismo y restauración. Imagino a Alberto Vollmer, a Henry Falcón, a Osvaldo Cisneros, a Carlos Dorado llorando la muerte de Chávez en el cuartel de la Montaña. Luego veo a los cuatro formando parte de un próximo gabinete, el de la restauración. Quizá Maduro ya no sea presidente. ¿Qué dirán acerca de este acto de claudicación aquellos que hasta ahora (no hace unas cuantas horas) estaban angustiados por las críticas pesimistas acerca del futuro de la revolución? El caso es que no podemos sembrar esperanzas en algo o en alguien de lo cual no tenemos ningún control y ninguna conexión. Solo de lo que depende de nuestra propia voluntad y está conectado con nuestros propios intereses podemos ser optimistas. Esta ha sido una buena lección. (Quizá yo visite el Cuartel de la Montaña y llore un poco la pérdida de Chávez y de la revolución que avivó, antes de que el olvido lo arruine y el progreso lo tumbe y construyan ahí un Centro Comercial).

No soy el único pesimista. El mismo Mario Silva estuvo hoy en su programa (adelantado) perplejo, errático, más enredado que de costumbre, en fin, pesimista por esa mayoría de la oposición, no en la asamblea, sino en las instancias donde se tomarán las decisiones sobre la economía. Sus disparates nerviosos me arrancaron una risa desganada.

Somos muchos los que lloramos ahora la pérdida de una oportunidad como ésta, la oportunidad que generó Chávez de cambios políticos radicales, para Venezuela y el mundo. Parece un final fatalista para una película mala. Pero, si no fuera porque Chávez fue real, y que la oportunidad que no brindó fue real, pensaría que estamos destinados a vivir en una especie de mundo congelado, de Limbo. Ahora pienso cómo puede un grupito de petulantes pusilánimes frenar el entusiasmo de un pueblo y el empuje de una revolución. Pero ahora más que nunca creo en la revolución socialista, en razón a esa acción de entrega política deliberada, de la revolución a la restauración burguesa. Total, de ella debemos sacar algunas lecciones sobre errores que no debemos repetir jamás. Ya habrá otras oportunidades y sobre todo, otros líderes verdaderos y tan entusiastas como Chávez o más, como el Ché, o Fidel. La revolución es algo tan poderosa que solo ella puede depurarse de sus falsificadores y de esta forma tan dramática. A pesar de ella misma. Una revolución verdadera no desespera, y cada derrota endurece sus principios y afirma su avance. El socialismo está intacto en sus principios, hoy derrotaron a un grupo de cobardes socialdemócratas, algunos ambidiestros, como dice Amaranta Rojas, pero que batean más con la derecha.

Ya sabrá este pueblo reacomodarse para la próxima batalla por su liberación; de esto sí que estoy seguro y soy optimista. Siempre y cuando el capitalismo deje espacio en el tiempo, que parece estar resuelto a acabar con todo lo que concierne a la vida humana.

¡Viva Chávez! ¡Viva el socialismo! ¡Desprecio a la oligarquía capitalista! ¡Muerte al capitalismo!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1764 veces.



Héctor Baíz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: