¿Para dónde huir?

¡Presidente Maduro, su tabla de salvación es el 348 de la CRBV, por ahora!

Hoy día, en esta civilización signada por el predominio de la ciencia (natural y social), la tecnología y las comunicaciones es cada vez más difícil ocultar la verdad, ni los imperios lo logran hacer, cada vez que manipulan la realidad e inventan situaciones que tiendan a favorecer y encubrir ante los ojos del mundo sus acciones bélicas y de agresión contra los pueblos quedan al desnudo, y ello producto de la acuciosa investigación que se genera hasta dar con la verdad, es más los imperios mismos dejan el rastro de sus mentiras en los documentos oficiales que quiéranlo o no se producen para generan sus acciones.

Igualmente, en este mundo globalizado, se hace cada vez más difícil que una persona logre ocultarse sin que los organismos de inteligencia que a miles se cuentan en el planeta, y se interrelacionan entre sí, logren dar con su paradero. Además, mal que bien la organización social que mundialmente nos hemos dado (ONU) ha generado una serie de resoluciones que exigen y pautan la colaboración que debe existir entre Estados signatarios a la hora de dar con el paradero de persona o grupo que presentadas las evidencias de haber cometido algún delito se soliciten o requieran detener, ya sea con el uso de la Interpol u otros órganos de seguridad.

Producto del resultado de los comicios del 6 de diciembre se genera un nuevo escenario en la política, en el pensar y el qué hacer de la nación venezolana, todo ello porque ha logrado espacio de poder (Poder Legislativo), y de manera absoluta, la fuerza que unida en su propia desunión arremeterá contra todo lo que huela a revolución, aun no siéndola. Como lo expresa el camarada Carlos Carcione, en su artículo “La derrota de la soberbia” www.aporrea.org/actualidad/a219304.html): “…el pueblo habló y se ha abierto un tiempo nuevo. Un tiempo que como todo lo nuevo en los procesos sociales y políticos es desconocido. Y está cargado de nubes tormentosas…”

Han pasado a ser, y en el futuro inmediato pasaran a ser, protagonistas de primera fila nuevos actores políticos, judiciales, económicos, policiales y militares que vienen dando muestras de querer arrasar con todo. Tendrán éxito en la medida que el pueblo se los permita, sobre todo esa parte muy importante del pueblo que vive honestamente de su trabajo, que ha acompañado y participado del Proceso Revolucionario Bolivariano que aún estamos experimentando pero que expresó su rechazo a la cúpula que pretendió erigirse como la máxima y excluyente autoridad en todos los ámbitos. Ese pueblo bolivariano (constituido por más de cuatro millones de compatriotas que votaron nulo, o se abstuvieron para no darle ni un voto a la oposición, o votaron a regañadientes, engañados u obligados) defenderá su derecho natural a la paz y a la justicia social, continuará en las filas del Proceso Revolucionario Venezolano que venimos conformando desde la resistencia indígena de la época de la colonia hasta nuestros días.

Su voto castigo expresó que no está de acuerdo ni apoya a una cúpula soberbia que se apartó del cumplimiento de la hoja de ruta de la Revolución, la que se negó a aplicar las cuarenta mil RRR al cuadrado y al cubo que Chávez en vida propuso y, por último, desatendió el llamado de un Chávez moribundo que comprendió que si no se rectificaba iríamos a abismo y diseñó el Plan de la Patria como hoja de ruta y El Golpe de Timón como herramienta para vencer a la contrarrevolución.

Esa cúpula cívico militar que hoy no acepta la derrota como consecuencia de su mal gobierno pretende que el pueblo salga a la calle a defender lo indefendible, a dar su sangre para lavarles la cara de inmoralidad que con mil máscaras no logran ocultar.  Los movimientos sociales, gremios, sindicatos, colectivos, comunas y demás entes organizativos, conformados por la mayoría organizada del Pueblo Bolivariano en Lucha, sobre quienes ha recaído en estos últimos quince años la tarea de movilizar al pueblo que vive honestamente de su trabajo, muchas de estas instancias organizativas hasta ayer opacados, secuestrados, tarifados o confundidos, y hoy liberadas del yugo impositor de las cúpulas corruptas del PSUV, no se prestaran para esa tarea. Están hastiadas de tanta ineficiencia, inmoralidad, nepotismo y corrupción que ha dejado al desnudo a los burócratas que enroque tras enroque se han repartido el poder y en el poder en nombre de la Revolución.

¡Que la derecha viene con todo¡ Eso lo sabemos y lo advertimos antes de la derrota del 6D. Arremeter contra la Revolución es su deber ser, es parte de su compromiso con las esferas del poder económico que la sustenta. Y ese viene con todo significa en las primeras de cambio pasará factura a su archí enemigo del momento: la cúpula corrupta del PSUV y sus aliados civiles y militares que puedan hacer sombra ante sus apetencias de poder. Para un simple ejemplo basta con enunciar que solicitaran desempolvar la denuncia bien documentada sobre el presunto desfalco de las arcas de la Gobernación del estado Miranda por parte del actual Presidente de la Asamblea Nacional, Dip. Diosdado Cabello; el Dip. Pedro Carreño entregará la  presidencia de la Comisión Permanente de Contraloría a quien de inmediato se convertirá en su verdugo en la investigación sobre el presunto fraude en la adquisición de cédulas de identidad para el Estado venezolano, hecho que la valió la salida de los círculos de poder por orden del propio Chávez; el Ministro Carlos Osorio deberá comparecer ante la asamblea Nacional para entregar cuenta de los casos de corrupción que magistralmente detalla el compatriota Reinaldo Quijada en su artículo ¡Investiguen al Ministro Carlos Osorio! (1 y 2) - www.aporrea.org/contraloria/a219459.html, sobre todo para arrastrar en esa investigación a la hija de Chávez, señalada en el caso de importación de arroz con sobreprecio, ya el nuevo gobierno y la Asociación Nacional de Productores de Arroz de Argentina está preparando el zarpazo.

Sería muy extenso señalar los casos en que la derecha meterá sus dientes para destrozar  a quienes creyeron que la impunidad les acompañaría por siempre. Claro está que esa rancia derecha nunca solicitará Auditoría de los fondos administrados por CADIVI y demás sucursales de la corrupción más grande que se haya generado en toda América. Mucho menos que esa auditoría sea pública y con participación ciudadana. Sus financistas (nacionales y extranjeros no se lo permitirán) pues han sido ellos los más beneficiados en el desfalco a la nación, aparte del funcionariato civil y militar en función de gobierno que se aprovechó de las migajas (y qué migajas: ciento de miles de millones de dólares). Las grandes empresas nacionales y transnacionales está involucradas en el desfalco como se desprende de las investigaciones presentadas exclusivamente en Aporrea y no en otro órgano informativo: “Desfalco, Corrupción e impunidad ¿Cuál es la verdadera “Guerra Económica?” http://www.aporrea.org/contraloria/n283116.html; “Sinfonía de un desfalco a la Nación: Tocata y Fuga de Capitales” http://www.aporrea.org/contraloria/n257348.html; “Autopsia de un colapso ¿Qué pasó con los dólares petroleros de Venezuela” http://www.aporrea.org/energia/n282157.html.

Ante esa bochornosa situación invitamos al Presidente Nicólas Maduro Moros a convocar a la Asamblea Nacional Constituyente en reunión de Consejo de Ministros. Es la salida más honrosa y, en honor a la verdad, la única que en un futuro no muy lejano pudiese resarcir su gesto con benevolencia. La Constituyente es la vía para reagrupar las fuerzas progresistas que son mayoría en el país y la única instancia que frenará los ímpetus reaccionarios de la derecha dueña del Poder Legislativo y conducirá a perfeccionar nuestra Carta Magna en función de corregir los entuertos que presenciamos.

Hágalo señor Maduro, es su tabla de salvación en lo inmediato; pasada la tempestad, corregidos los entuertos y juzgado lo que se ha juzgar y sancionar, yo personalmente comprometo mi militancia de añales en estas lides políticas para invitar al Pueblo Bolivariano en Lucha a perdonar sus errores en virtud de haber contribuido, a última hora y con gallardía, a la continuidad del Proceso Revolucionario Bolivariano. No le queda otra salida. El 348 es, por ahora, su salvación, después veremos cómo le cumplo mi promesa. Creo que obrando así el pueblo lo absorberá.

¡Sabino nos señaló el camino, me señalo el camino, nos señala el camino¡

¡Patria o muere¡ ¡Venceremos¡

 

panchojalegria@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2138 veces.



Pancho Alegría


Visite el perfil de Pancho Alegría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a219903.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO