Sindéresis

Si continua la actitud arrogante todo estará pronto perdido

Cuando la arrogancia no puede evitarse, es necesario,mal que nos pese, disimularla. Pero después de la derrota electoral que la MUD le propinó al GPP, la arrogancia gobiernera ni se evita ni se disimula. La depresión por la paliza recibida es tal, que no se acierta ni en pensamiento y menos en la acción. La situación del país se torna mas grave aún, el petroleo sigue bajando a cántaros y el gobierno como si nada. Imbuido en la terquedad de que "somos mayoria" ante una Venezuela Chavista y no Chavista que impávidos ambos, observan tan monumental dislate. No hay el lógico repliegue para la reflexión revolucionaria. No hay llamado a la cordura revolucionaria. No hay pujanza para le recomposición de las fuerzas y el reenganche de los alejados. Menos hay la claridad para impulsar la economía, ni la intención de cambios en el gobierno, que reimpulsen la acción gubernamental. Simplemente una voluntad que genere esperanza en la gente está hundida en la depresión que causó la derrota. Hay tan sólo un discurso vacío, y cuando se insufla, se carga de desatino y erráticas posiciones. Anda sólo el chavismo puro, desorientado, ya a punto de perder su Fé. La responsabilidad de la alta dirigencia de total se va transformando en suicida. Una rápida encuesta local indicaba que mas del ochenta por ciento no apoya al gobierno y partido, en sus posiciones pos-electorales. Y parece que el gobierno y el partido no le paran a eso. Siendo que es evidente. Siguen los errores, apoyando subrepticiamente la conseja que indica que " las colas siguen por que votaron por la MUD".o que "el petroleo bajó por eso". Leña para el propio fuego donde se quema el gobierno. Todo parece resumirse en aquella fatídica y lapidaria frase de "chúpate tu cambio". Y la MUD calladita, a sabiendas que se cocinan en su propia salsa. La verdad que después del 6-D, no se pega una. Y si recibimos una pela por las erratas previas al 6-D, después del 6-D vamos construyendo un despeñadero de errores con un claro camino derechito a una macroderrota. Y mientras tanto, la Mud soba con ternura el referéndum revocatorio que así como se va jamás ganaría el gobierno. Hay poco tiempo para recomponer los caminos y salvar la revolución. Si las actitudes arrogantes no cambian, despidamos pues al menos con dignidad, la posibilidad inmediata de congraciarnos con las esperanzas del pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7378 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: