Las viles y odiosas críticas

No sin sorpresa y desagrado hemos visto como varios renombrados "analistas políticos" se han tirado al ruedo "lanza el ristre" para combatir y destruir a todos aquellos malvados, pendejos, ignorantes, pacatos, malintencionados y muérganos que se han atrevido a manifestar opiniones en las cuales se atribuye algún grado de responsabilidad al Pdte Maduro y al Diputado Cabello en el desastre del 6-D.

Yo confieso no tener la trayectoria, los pergaminos o el pedigree que me certifiquen como experto de talla mundial (como pidió un cierto analista) para poder opinar, sin embargo soy venezolano, tengo bastante experiencia, cierta instrucción y formación y sentido común y he acompañado y sacrificado bastante de mi vida por el éxito del proyecto bolivariano ( puedo garantizar que jamás he desempeñado cargo público alguno ni he recibido ningún tipo de dádiva del gobierno) además mis opiniones no están condimentadas con ninguna intención oculta de congraciarme o agradar los oídos de ningún poderoso; creo que es urgente identificar las razones que produjeron la pérdida del apoyo del pueblo, analizarlas y diseñar un plan con correctivos; si no se toman acciones efectivas, que la gente entienda y comparta, se corre el riesgo de que esta derrota sea seguida por una o unas más dolorosas o peor aún, que esta situación quede grabada como una sentencia definitiva de que el socialismo es sinónimo de fracaso.

La presente coyuntura demanda que cada revolucionario deponga sus intereses o ambiciones personales o grupales en favor del bien colectivo y para salir con éxito de este hoyo hay que escuchar a todo el mundo, procesar todas las opiniones; lo que hay que rechazar son aquellos que se creen poseedores de la verdad y se arrogan la autoridad para calificar a los demás y decidir que se debe hacer y que no, con fines innobles que no están en sintonía con lo que requiere el país y el proyecto bolivariano. Si bien es cierto que a veces ciertas críticas pueden no tener bases o pueden tener la intención de perjudicar algunas personalidades, más cierto es que la respuesta no es que alguien se atribuya el poder de calificar o censurar a los demás: la solución es facilitar la participación de todos los militantes, amigos y simpatizantes en talleres, conferencias, reuniones etc organizadas por el PSUV y sin ninguna restricción en cuanto a emitir opiniones y a su procesamiento. La determinación de la responsabilidad o no de algún funcionario, sin importar su nivel, no puede provenir del mal uso del concepto de lo que es fidelidad o de trucos retóricos; por ejemplo decir que un ministro o cualquier otro alto funcionario no es responsable de la labor de sus subordinados, es, por decir lo menos, un exabrupto, para eso el ministro hace la selección correcta, después instruye a sus empleados cual es su labor, sus responsabilidades y que se espera de ellos y, finalmente, controla resultados.

Superar la derrota del 6D es tan importante y puede tener tantos efectos colaterales dañinos que desviar esfuerzos en cuidar intereses personales o grupales puede tener un resultado multiplicador donde todo el mundo empieza a cuidar su parcela y nadie cuida el proyecto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1276 veces.



Jesús Requena G.


Visite el perfil de Jesús Requena G. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Requena G.

Jesús Requena G.

Más artículos de este autor