La contradicción principal hoy en las fuerzas directrices de la revolución

La derrota electoral del 6D ha explotado un arsenal de críticas internas contenidas desde hace mucho tiempo sobre la Revolución Bolivariana y muy particularmente sobre las direcciones del Estado y del Partido. Existen condiciones materiales que han generado la posibilidad de este revés electoral. Pero en este documento queremos centrarnos en la dimensión subjetiva.

Por las reacciones iniciales que culpaban al Pueblo y su posterior cambio progresivo hacia la autocrítica podemos concluir que la Dirección del Proceso no sospechaba el nivel de malestar que tenía el Pueblo ni de errores que este les señalaba. La Dirección estaba, por tanto, desconectada de lo que estaba pasando abajo en las bases. Esto lo confirma la reciente declaración del Presidente Maduro que señala que "la dirigencia se burocratizó y se elitizó". Esta afirmación nos obliga a escudriñar al PSUV, quien debería ser la correa de transmisión entre la Dirección del Proceso y el Pueblo, o mejor dicho como lo denominó Mao, las fuerzas Directrices, por un lado y por el otro, el instrumento de control sobre la gestión Pública de cada funcionario que coloque la Revolución en cargos de Poder, desde el Presidente Nicolás Maduro hasta el último de los Concejales.

Múltiples contradicciones se han develado a lo interno del Chavismo. Esto ha generado una gran complejidad para discernir cual es la nueva dirección correcta a tomar, por lo tanto de lo que se trata es de determinar, desde una óptica científica, cuál de estas contradicciones es la principal. Identificarla y comprenderla es un paso obligatorio para poder recomponer las Condiciones Subjetivas[1], hacia una correlación de fuerzas favorables, es decir, la organización consiente para superar esta situación.

En las diversas misivas y asambleas populares, así como por medios de comunicación podemos identificar algunas denuncias comunes:

1. La burocratización de dirigentes que, al ser cooptados por el estado, asumen la agenda de la institución y abandonan las luchas históricas y se elitizan, separándose de las masas populares y desconectando la dirigencia de sus bases. Esto denota la ausencia de mecanismos de control que detecten esta desviación y la corrijan colectiva y fraternamente.

2. Verticalidad desde las instituciones, que se expresa en quienes y como se toman las decisiones. Un administrador de una alcaldía, por citar un ejemplo, tiene más poder que 100 concejos comunales en un municipio pues es el quien hace los presupuestos y por tanto decide a quienes se le da y en qué medida. El Pueblo está exigiendo participación y protagonismo, ambos procesos comúnmente abortados por la burocracia al alegar que el Pueblo no está preparado para discutir y decidir sobre los asuntos estratégicos.

3. Corrupción, que se expresa en todos los niveles y abiertamente. La Corrupción es la apropiación mafiosa de capitales del erario público y ocurre frente a la ausencia de sistemas de control político, económico y cultural. Nuevamente aparece la variable "control" ausente. No hay forma de que se haga control social del Pueblo porque la administración Pública es una Caja Negra, un misterio en su funcionamiento para el Pueblo. Tenemos alcaldes que, incluso, evitan por todos los medios que se conozca a detalle el presupuesto y su ejecución, por dar un solo ejemplo.

4. Militarización de la Política, que es la consecuencia de una cultura vertical y supresora de la democracia que se ha impuesto en el partido, al punto que el partido ha dejado de existir y se ha convertido en solo un movimiento electoral conformado, en gran medida, por funcionarios públicos subordinados a sus jefes, no al programa del partido. La "lealtad" se ha convertido en obediencia ciega, en disciplina inconsciente, so pena de ser juzgado de indisciplinado o saboteador. Se llaman a elecciones internas y se imponen candidatos. A los que surgen fuera de esa línea se les califica de traidores. Es la negación de la democracia.

5. Arrogancia y Soberbia, en el ejercicio del poder, en el reconocimiento de la crítica y de las responsabilidades. Chávez llegó al Poder porque el Pueblo tenía años sin escuchar a alguien que asumiera la responsabilidad y dijera la verdad. Si todo el tiempo se ubica la culpa afuera de la gestión del Gobierno, se asume una postura autosuficiente que cierra el paso a la crítica, prefigurando una gestión impecable, cosa extraña y odiosa ante las grandes mayorías, lo cual redunda en la separación de la dirigencia de sus bases. Por tanto, se asume un discurso sectario. Chávez dijo en el Golpe de Timón "Esta es una Revolución Democrática, por lo tanto debemos convencer en vez de imponer". Los medios de comunicación del Estado deben abrirse a la crítica interna porque si no lo que se comunica no se parece a la realidad que vive el Venezolano. Para esto no puede haber revolucionarios "vetados" en estos medios porque le incomode su discurso a algún ministro u otro funcionario público.

Si se observa detalladamente hay un tema común en todos estos puntos; la falta de control colectivo, o lo que es lo mismo, la falta de democracia. Es aquí donde todas estas denuncias en torno a la dirección se encuentran.

Si analizamos como se ha polarizado a lo interno del Chavismo las posturas, notaremos bien claramente dos posiciones:

1. EL Pueblo es el Culpable porque no tuvo la suficiente conciencia para no dejarse atrapar por la guerra Económica. Igualmente son traidores y desleales los que, recibiendo beneficios votaron por la oposición. Esta postura se centra en ganar adeptos ofendiendo a los que se alejaron del Chavismo y exigiendo más disciplina y lealtad a Chávez. No quieren abrir ningún debate franco y amplio con el Pueblo y dicen que no es momento de precisar responsables. Le temen al debate, a la crítica, a la democracia cuando esta nos hace fuerte.

2. El Pueblo no es culpable. Nos mandó un mensaje que debemos saber interpretar. Debemos iniciar un proceso de debate interno amplio, honesto, democrático, sin charretera, entre iguales. Hay que rectificar con el Pueblo, con democracia.

Como se puede observar, aquí está la diatriba más importante hoy en el Chavismo sobre la reconstrucción de las fuerza directrices. O dejamos que se imponga el ala autoritaria interna o nos abrimos a la democracia plena. He aquí la contradicción más importante a superar para poder recomponer la dirección: Autoritarismo vs Democracia. De nosotros los revolucionarios, dentro y fuera del estado, depende como se libre la misma. Hay mucha confusión y uno escucha posturas intermedias que resultan antagónicas. Es normal, porque fue un golpe duro para el cual no estábamos preparados y que aún estamos asimilando. Pero debemos tener claro que por un camino se aplastan las críticas, se producen divisiones y en poco tiempo se pierde la Presidencia de la República. Por el otro se abre una tormenta de duras verdades que canalizadas democrática y fraternalmente, con el cuidado que hay que tener con las posturas anarco pequeñoburguesas y asumiendo las acciones correspondientes no hará indestructibles.

Apuesto a que esta batalla la están ganando las fuerzas democráticas y por tanto saldremos de este nuevo revés electoral victoriosos. Pero no será nada fácil, en el camino tendrán que quedar prácticas, costumbres y sujetos antagónicos a la revolución. Y en especial, Nicolás y los líderes actuales que queden en pie porque se abran a la democracia, tendrán que lanzar por la borda aquellos lastres que nos hunden. Para esto se necesita mucho valor y honestidad.

Vamos pues a hacerlo, es el momento de depurar y transformar. No podemos dejar perder esta experiencia que es referencia mundial y acicate latinoamericano. Vamos pues a la Victoria de la Patria con la democracia revolucionaria.


 

[1] Lenin denominó a la capacidad de organización y conciencia de la vanguardia, como Condiciones Subjetivas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1710 veces.



Sergio Sanchez

Soñador, ingeniero, agricultor, músico y resiliente. Zurdo de corazón. Militante de las causas justas de la humanidad, crítico y autocrítico. Movimiento Por la Democracia.

 sergiocmb@gmail.com      @SSanchezVz

Visite el perfil de Sergio Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas