El cambio con hambre no dura, el torniquete del hambre continuará

La burguesía venezolana luego de haberse posicionado en la Asamblea nacional el pasado 6 de diciembre, continuara sosteniendo sus políticas perversas de promoción de colas, paralización premeditada de la producción, desabastecimiento inducido, (bachaqueo), inflación inducida (Dólar Today) creando incertidumbre, en especial la angustia del hambre en la población en las colas, consecuencia de la guerra económica.

Aunque los testaferros del capital suavizaran el torniquete del hambre, girarán instrucciones para que ablande la Polar y las otras empresas involucradas en el saboteo económico, la tarea es sostener gradualmente el acoso al pueblo impidiendo el acceso a los productos de la canasta básica, además de los bienes básicos, acusando de ello al gobierno de Nicolás Maduro de aplicar un "Comunismo", asociándolo con "las capta huellas", dado el el racionando la escasez, para enfrentar el desabastecimiento de los contrabandistas y acaparadores capitalistas.

No hay que olvidar que los productores del agro así como los agroindustriales al dejar de producir y vender, crearon una crisis de oferta, negándole los productos al pueblo exponiéndoles a la agricultura de Puertos, bajo una coyuntura desfavorable del mercado de divisas, de los petrodólares, paliativo que no resuelve la situación, ¿Cómo resolver el problema de la escasez en el corto plazo que se proyecta para el 2016, cómo resolver el problema de la comida?.

Para asumir el problema del abastecimiento, tiene que haber un concurso Estado-mercado, gobierno-empresario (privado y social) mientras que para la oposición ahora oficial en la Asamblea, hecha poder, se propone un conjunto de reformas capitalistas, "salir de los controles públicos, otorgar garantías al capital extranjeros, lo cual implica que el gobierno pierda soberanía y acepte el capitalismo y el mercado como la solución para aumentar la oferta en circunstancia de unos salarios deprimidos por el mercado.

Para la oposición ahora "Poder oficial" en la Asamblea Nacional, consciente del papel que juega los productores del campo, su capital, la experiencia, la infraestructura con todo y eso, le falta voluntad política para conjugar un acuerdo nacional. Exigen garantías jurídicas y apoyo paternal del gobierno, no arriesgan su capital, son empresarios que sin el apoyo económico del gobierno, sin su concurso no aportan soluciones a la crisis de la escasez de alimentos. Pero hay más exigen liberación de precios, desmontar la ley de precios justos, por lo que creemos que es una quimera la intención de los productores privados del campo.

Como responderá la oposición de la MUD al cambio de la situación de las colas y los elevados precios, a sus promesas de cambios de acabar con la crisis? Pues bien un colega me escribe, y del cual prefiero reservar su nombre, me trasmite que presumiblemente la oligarquía colombiana conjuntamente con la burguesía nacional venezolana está preparando exportar a Venezuela 500 mil toneladas de alimentos y productos básicos para apoyar a la ultraderecha fascista contrarrevolucionaria que llegó a la asamblea invocando el cambio en las colas.

Pero se omite el otro lado del problema de los precios, el control de venta de los productos básicos dado que se ha sostenido con el captahuella por decisión oficial para proteger a los usuarios en el derecho al acceso, blindándolo de los bachaqueros, cuyas prácticas de lucro sacrifica a la población en términos de desabastecimiento. El bachaqueo inducido solo ha servido para avivar al malestar por el desabastecimiento, para mantener vivo la desconfianza del pueblo hacia el chavismo oficial.

La lectura política de estos hechos es que la burguesía se ha servido de la guerra de desabastecimiento, de los bachaqueros inducidos, así como también de la inflación inducida mediante la escasez creada. Ahora meterá la reversa, alcanzado los objetivos. La idea es profundizar la polarización política electoral como ha venido ocurriendo, la pregunta es si, ¿esa polarización política desde la asamblea nacional, el legislador se inclinará por algún modelo económico político a sabiendas que debe servir al soberano?.

La respuesta es afirmativa, por aquel modelo que sea más eficiente pero al mismo tiempo le otorgue al pueblo máxima felicidad social, el pueblo venezolano se inclina por las misiones socialistas y no está dispuesto a renunciar a ellas, diecisiete años han servido para enseñar al país que hay esperanza para el pueblo, pero se necesita elevar la eficiencia del gobierno y la oposición vende la idea de un gobierno privado.

La respuesta ofensiva de Maduro debe ser la repolarización política, hacer todo lo posible con una mejor gestión política, elevar la satisfacción de las necesidades sociales, renovar las gerencias públicas, la capacitación ideológica del pueblo, hacerle ver el carácter de clase de los programas políticos que le interesa al pueblo apoyar, lejos del pragmatismo, acompañar con el verbo político la acción, el cumplimiento del compromiso, elevar la confianza del pueblo hacia sus gobernantes populares.

Se piensa que la burguesa parlamentaria no legislará para el soberano, no le será fácil cohabitar en el Poder con el Ejecutivo, la discusión de los asuntos públicos será intensa, los parlamentarios burgueses no buscan respuestas a los problemas populares, sino respuestas a sus amos, a las necesidades de la burguesía parasitaria, al capital empresarial.

Por eso; difícilmente habrá un entendimiento respecto al plan de desarrollo económico y social del país, los parlamentarios burgueses rechazan el Plan de la Patria, ¿buscarán atajos constitucionales?, por lo pronto no, harán todo lo posible para acorralar al Presidente, y éste sabe qué hacer, pelear con Rondón desde la calle, por eso los opositores lo que propone la oposición se verán frenados en lo inmediato, sus ansias de Poder los devorará, y con ello, la fragmentación de ella misma correrá riesgos por intereses grupales.

Finalmente corresponderá a Nicolás Maduro merecer el liderazgo de Chávez, conquistar su espacio en los debates públicos, asumir su rol revolucionario, a la par de estadista, ser el presidente del pueblo, lograr el liderazgo popular, atrincherarse con el pueblo en la defensa de los derechos humanos frente a la amenaza de la burguesía y sus parlamentarios que vienen a desmontar las leyes populares y salir del presidente electo por el pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1319 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a218998.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO