Lo esencial: derrotas y grandeza

En momentos difíciles como el que estamos viviendo; algunas personas acudimos al recuerdo, a la memoria histórica, hurgamos entre los libros, así lo hice y me topé con aquel pequeño, pequeñísimo pero gigantesco libro de nuestra juventud, que junto a otros, alimentaron muestra imperecedera vida romántica: "Sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos" (1)

En nuestra historia nacional, tenemos unas cuantas derrotas, algunas memorables, Simón Bolívar "El hombre de las dificultades" (2) fue protagonista de unas cuantas, veamos: De Puerto Cabello salió presuroso hacia Caracas en aquellos nefastos días de 1812, allí se las arregló para huir a Cartagena de Indias. Atrás quedó la Primera República, por allá por la Nueva Granada no solamente guerreó y acumuló méritos militares sino que además reflexionó, sobre las causas y motivos de esa dura derrota. (Manifiesto de Cartagena).

Después de vencer obstáculos y algunos recelos de ciertos personajes, y con la aprobación de las autoridades, Bolívar se lanza en el año de 1813, a la liberación de Venezuela, desde el Magdalena hasta Caracas, recorriendo en ocho meses centenares de leguas. Fueron jornadas guerreras relámpago, que conocemos como la"Campaña Admirable", a Caracas llegó donde fue investido con el título de" Libertador".

Desde la decisión de los criollos de luchar por la independencia venezolana; feroces españoles tropicalizados secundados por hombres de nuestra tierra, mestizos, peones, pardos esclavos e indios participaron activamente al servicio de los peninsulares contra la insurgencia patriota de origen mantuano.

En 1814, miles de ciudadanos de Caracas tienen que huir de la ciudad ante el avance realista, y donde las tropas de vanguardia las encabezaban los feroces españoles y las tropas nativas quienes a lo largo del camino acosaban y asesinaban a los hombres, mujeres y niños, que junto a Bolívar y unos cuantos líderes patriotas se abrían paso hacia zonas amigables. La Emigración a Oriente fue una trágica situación vivida y sufrida por el pueblo independentista. La Segunda República se viene abajo.

De nuevo El Libertador en Nueva Granada, acciones militares y nuevas vicisitudes y desencuentros que lo llevan a renunciar al mando militar e irse a Jamaica, donde hace profundas reflexiones sobre el devenir de nuestra América (Carta de Jamaica, 1815) luego Haití, Petión, la" Expedición de los Cayos" y el Desastre de Ocumare de la Costa y del Cerro Los Aguacates (San Joaquín. Edo Carabobo)

Pero aquel hombre hijo del Siglo de las Luces, siempre se erguía y continuaba avanzando hacia la construcción de la República.

Pero hay algo que jamás debemos olvidar en la Política, es la permanente evaluación y reflexión sobre las líneas de trabajo, tácticas, estrategias locales, regionales, internacionales, y esto, fue una constante en nuestro Libertador y su equipo, Basta con revisar los documentos sustanciales: Manifiesto de Cartagena, Carta de Jamaica, Discurso de Angostura y otros, y además la copiosa comunicación epistolar, desarrollada en tantos años de quehacer libertario, pero todos ellos formando parte de la evaluación permanente que nuestros próceres de ayer hicieron, y que es un legado inolvidable, inseparable de nuestro proceso revolucionario en todos los tiempos.

El Comandante Chávez, apasionado de la historia, tomó rutas avanzadas en el pensamiento político: Simón Rodríguez Bolívar, el ejemplo Zamorano y las Ciencias Sociales en general. La derrota del 4F, (1992) y la cárcel, y el "por ahora" lo introdujeron con mayor fuerza en la evaluación y reflexión, por ello, se había crecido cuando llegó a la presidencia de la República. (1998)

La derrota la transformó en un triunfo político; experiencias en el conocimiento político que le dio elementos para deslastrarse de los viejos carcamales oportunistas, y desatenderse de pretendidas novedades teóricas como la Tercera Vía. Se identificó con las ideas de la independencia político-económica y el socialismo. El ideario chavista, se recoge en documentos oficiales y en numerosos programas audiovisuales.

Los hombres y mujeres de la guerra urbana y rural de la década del 60, y las siguientes, fuimos derrotados política y militarmente, algunos jefes y combatientes lo fueron además ideológicamente. Pero la razón, la búsqueda de la justicia y el humanismo no fueron derrotados, por una razón muy sencilla, la bondad, el amor, la solidaridad, es una construcción humana, que pasa por la madre amamantando y arrullando al bebé y el padre construyendo el techo para protegerlo.

Ciertamente que lo humano, ha sido golpeado a lo largo del tiempo; pero también es verdad que los románticos, los utopistas, los humanistas, los seres luchadores por la justicia y la igualdad, han persistido históricamente y lo seguirán haciendo.

De esta derrota no saldremos con frases, discursos y revisiones superficiales y acomodaticias. Hay que ir al fondo del asunto, y hay maneras de hacerlo, acudiendo a las experiencias históricas, discutir en equipo, sin temores, sin miedos, lo otro significaría seguir tendiéndole la cama a la Derecha. No está de más recordar aquello de que "si, partes de una premisa equivocada terminarás en un desastre". ¿Aristóteles?

Tenemos que tener la valentía para decir las cosas. La derecha conoce muy bien nuestras debilidades, pero también amplios sectores de la población, que no son de la derecha; así que no vamos a revelar secretos que puedan dañar el proceso político; el que tenga que decir, que diga; que se activen los canales de participación. Acabar con los monólogos; que la comunicación sea de aquí para allá y viceversa, fortalecer e incentivar la participación y el protagonismo del pueblo y en lo particular de nuestra militancia. Que el concepto "masa" de paso al de ciudadano (Congreso de Angostura) Hay que evaluar el papel del liderazgo en todos los niveles, a fin de apuntalar confianzas.

¿Saben ustedes, que unos cuantos venezolanos que formamos parte de estructuras políticas revolucionarias, hemos tenido que volvernos "opinadores del teclado", aunque esto incomode a algunos camaradas, pues no hay forma de hacerlo de otra manera, por ahora. Estoy hablando de la ciudadanía política que participa en la estructura organizacional. (Sin que esto implique una generalización).

De la manera como enfoquemos esta derrota, podremos visualizar el futuro, si seremos capaces de erguirnos o nos preparamos para cosechar peores derrotas.

Chávez decía "El que tenga oídos que oiga y el que tenga ojos que vea". La revolución ha creado numerosas instancias, se me ocurre pensar que una de esas comisiones podría recopilar las opiniones de unos cuantos venezolanos militantes, amigos e identificados con el proceso político revolucionario, a fin de ser consideradas. Allí conseguiremos criticas, ciertamente, duras muchas de ellas ¿Pero eso es malo? O le damos prioridad al aplauso, la alabanza y la postración.

En esos artículos ustedes van a encontrar señalamientos que de verificar su existencia deben ser extirpados de la revolución: Nepotismo, corrupción en distintos niveles (civiles y militares) amiguismo, jarrones chinos, burocracia ineficiente, eminencias sin obras eminentes, dedos electores, tráfico de influencias, improvisación, errores en el manejo de la hacienda pública (es decir de todos) impunidad, debilidades y ausencias en la supervisión de las empresas del Estado, etc., etc...

Si estas opiniones de los tecleadores son basura, hay que desecharlas, pero nunca estará demás enterarse de la opinión de las gentes, con seguridad hacen menos daño que malas ejecutorias gubernamentales. Eso hay que manejarlo con cuidado, pues en la basura se nos pueden ir cosas útiles

La guerra económica, cumplió su tarea, fue un recurso eficaz, pero sabíamos que había sido utilizada en otras latitudes con importantes resultados, pero manejarlo como elemento fundamental, es reductor, pues nos puede llevar a no valorar con claridad nuestras responsabilidades de gobierno. No se trata de invocar actitudes masoquistas y clavarnos un puñal. O acudir a un mea culpa "por mi culpa, por mi grandísima culpa". O en el peor de los casos buscar culpables en el pueblo maluco y desagradecido.

¡Claro! que hay una guerra económica !Claro! que hay un imperio ducho en esas artimañas ¡Claro! que hay una política global del capitalismo financiero contra Venezuela y Latinoamérica! Claro! que hay "Tanques Pensantes", mercenarios con talento, empleados para actuar contra nuestro País. Hasta el Jefe del Comando Sur John Kelly, dedica algo de su tiempo para pensar en los venezolanos.

Pero somos nosotros los que estamos gobernando esta Nación, y somos responsables de las políticas anti golpe, antiterroristas, antisubversivas, anti imperiales, anti oligárquicas, económicas. Pero también nos corresponde incrementar y fortalecer la conciencia de nuestro pueblo para estar juntos y acompañarnos en la difícil tarea de mantener no solamente la independencia económica sino también la política., y esta conciencia nos ayudará a comprender y actuar en los más duros reveses. Es más gloriosa y necesaria la valentía en la penuria y en la derrota, que en el boato del poder.

Hay que darle coherencia al mensaje político, no podemos estar repitiendo por allí, que la derecha no tiene Proyecto, cuando es público y notorio, la sujeción de nuestra vernácula derecha venezolana a los planes imperiales norteamericano y europeo, es decir a los planes globales del capitalismo financiero (Bancas de Inversión, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional) es decir al Neoliberalismo, es decir a la unipolaridad,

.Ante la ocupación de importantes espacios en la Asamblea Nacional, por la ultraderecha, entre ellos notables representantes del Puntofijismo. Tenemos que insistir en mantener LA MEMORIA HISTORICA ¡Honor a todos los camaradas asesinados, desaparecidos y torturados en ese nefasto periodo! .Jamás los olvidemos.

LA REVOLUCION ES CULTURAL

(1)-De Saint Exupery A, /El Principito/Editorial Panapo, 1990, p, 48.

(2)- Bolívar, Simón/ Carta al general F. de P. Santander/La Paz, 8 de setiembre de 1825/ Cartas del Libertador, Tomo IV (1824-1825)/Banco de Venezuela/Fundación Vicente Lecuna/caracas, 1966/Pg., 437/ "Vd. y Sucre son los hombres de Colombia para el mando supremo. Yo no valgo nada para esto y lo digo de todo corazón. Yo soy el hombre de las dificultades y no más: no estoy bien sino en los peligros"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1196 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a218820.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO