Perdónalos Señor, que no saben lo que hacen

Lo escribimos una y mil veces en la web de Aporrea, las luces rojas de advertencia estaban encendidas desde que Maduro, se encargó de la herencia que le dejó Chávez al morir. Las conquistas de la revolución, logradas con tanto esfuerzo y sacrificios, en un solo día de traición popular fueron botados al albañal de la historia. Maduro y sus cuidadores no supieron guardar el tesoro de ideales, principios y justicia social que Chávez les regaló al morir. Bien dice el refrán que lo que mucho vale mucho cuesta, a ellos los autodenominados hijos de Chávez, nada les costó. Encontraron mucho camino andado, y no supieron cuidar, profundizar ni dar el golpe de timón necesario para aplicar El Plan de la Patria Verdadero.

Mira que se lo decíamos los escribidores de Aporrea, pero nada de esto hizo el gobierno de Maduro Moros, todo lo contrario, la ineficiencia, la incapacidad, la corrupción, oídos sordos y a los compañeros de la izquierda del partido y vista ciega al pueblo de las colas, hicieron el resto. Le entregaron la revolución a la derecha en bandeja de plata.

¿Quiénes son responsables de tamaño desastre?

Maduro no hables, nos dejaste solos, no nos escuchaste, no viste nunca las colas, la inflación la corrupción en tu entorno, nos abandonaste. Los chavistas verdaderos, los que votamos este domingo, sentimos que el alto gobierno nos traicionó a todos los chavistas que votamos.

La derrota fue culpa de un gobierno sin rumbo fijo, apartado del proyecto chavista. Todo el alto gobierno es culpable de esta vergonzosa derrota. El que teniendo capacidad de maniobra no la supo utilizar convenientemente. Por su ineptitud e incompetencia.

Su falta de lealtad para con el pueblo de Chávez, raya en la traición a su legado: al golpe de timón, al Plan de la Patria. Unido esto a las reuniones con la oligarquía en Miraflores a espalda del pueblo, a pactos secretos con estos señores, llenándoles los bolsillos con dólares baratos. Todo esto tiene su precio y ahora lo pagamos, como dice el refrán "Justos por pecadores" junto con todo el pueblo chavista que ayer votamos por Chávez. Como dijo Cristo en la cruz "Perdónalos señor que no saben lo que hacen" Esto dirigido al pueblo que votó con su nefasto voto castigo, sin saber que es soga para su propio cuello.

Sin duda los errores del alto gobierno de Maduro y de Cabello, acabaron con los sueños del Libertador Bolívar y del Comandante Chávez, en un lapso tan corto de tiempo. No otros son los responsables de este revolcón. Claro está, junto al alto gobierno. De esto nadie se salva, no cabe duda.

Cabe preguntarnos ¿?

Si tuviesen dignidad se pegarían un tiro como hacen los chinos y los japoneses. Esto se veía venir, se lo advertíamos veces y más veces y nos decían izquierdosos y traidores. Expulsaron a valiosos colaboradores de Chávez del PSUV, sin dales oportunidad a la defensa. Entregaron la revolución en bandeja de plata, sin pegar un solo tiro a la derecha nacional y foránea. Cabe preguntarnos ¿esto era lo que ellos querían para retirarse ricos y buchones a sus paraísos de ensueño?

Pueblo nuestro, Chávez ayer, fue traicionado, y traicionado también por aquel pueblo que sin principios ni valores visibles ni buen ejemplo a seguir por parte de los líderes actuales, ciegos y sordos a la realidad, lo pusieron a pasar trabajo en colas interminables, inflación y devaluaciones recurrentes, escasez, bachaqueo, inseguridad y contrabando.

¿Quiénes son los culpables ahora?

Aquellos que enseñaron a un pueblo a pedir y ser mangante; de Casas, taxis, televisores, perniles Y se olvidaron de enseñarle dignidad, y la honradez con el ejemplo, Sin duda Maduro y Cabello, no fueron como los profetas de Cristo, no predicaron con el ejemplo. El pueblo que le juró un día a Chávez antes de morir asesinado, que ¡Todos Somos Chávez! Pronto olvidó su juramente.

Este domingo vendió a Chávez, vendió su propia libertad y justicia social como antaño hizo Judas con Cristo su maestro, sólo que no fue por veinte denarios como dice la Biblia, sino por un paquete de Harina Pan, un papel toilette y una botella de cerveza del oso.

¡Que tristeza da todo esto!

Como dice Neruda el poeta en su Canto a Bolívar.

Yo, despierto cada cien años, cuando despierta el pueblo

El pueblo está dormido despertará dentro de otros cien años.

Chávez tal como el Cristo de la cruz en el calvario dirá:

"Perdónalos señor, que no saben lo que hacen".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1715 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas