Ganó el descontento

GANÓ EL DESCONTENTO, es lo que se veía venir, no podía ser de otra manera. Una estrategia de los partidos de oposición basada en hacer de las parlamentarias una elección nacional, contra el gobierno, sin hacer movilizaciones para no mostrar debilidades, les dio resultado. Por su lado el GPP trazó su estrategia en la movilización, en la organización de sus cuadros, en el cara a cara, en el 1X10, esto, no les dio resultado. A la oposición se les hace fácil canalizar el bestial descontento porque lograron concentrar sus esfuerzos en una sola tarjeta, lo cual les hace más fácil de indicar su búsqueda; la concentración del voto en una sola tarjeta dio la sensación de que estaban unidos, aunque la realidad es otra. Su estrategia era sencillamente no hacer campaña abierta y trabajar sobre la base del descontento generalizado del pueblo venezolano, donde se confunden ricos y pobres. Por su lado el chavismo, con el Presidente de la República a la cabeza, quien se convirtió en la "punta de lanza" y haciendo uso abusivo de su investidura se lanzó al ruedo tratando de explicar lo inexplicable y profundizando la regaladera a diestra y siniestra dando un mal ejemplo de lo que es el valor trabajo. En ambos casos, ni gobierno ni oposición, presentaron un plan anti-crisis, es como si esta no existiera, todo el show lo montaron en base a estrategias políticas que no económicas, cuando el problema es económico, allí Nicolás, si realmente quería montarse al frente debió hacerlo reconociendo la intensidad de la crisis, además de convocar al pueblo, hoja de ruta en mano, a salir de ella. Estuvo tan… confundido? , que hasta el final nos clavó la guerra económica, para luego afirmar: nos derrotó la guerra económica! , mal ejemplo para un manager que lleva a su equipo a una derrota sólo comparable con la pela que se llevaron los americanos en Bahía Cochinos, allá en Cuba. En honor a la verdad, en el Grupo Pensamiento Crítico y cuando existía consenso sobre la derrota del GPP y reafirmamos nuestro compromiso de votar por él (cosa que cumplí), no esperábamos que fuese tan abismal, tan brutal, es una derrota de donde difícilmente se saldrá, siento que al llevar al Presidente Chávez al frente de batalla, él, aún en ausencia, fue sometido a una humillación terrible, cosa que no se merecía, pues, el líder Chávez supo dar conducción al descontento generalizado de 40 años de gobiernos adeco-copeyanos, como un gran estratega enfrentó retos, hasta se sometió a un referéndum revocatorio que se convirtió en re-afirmatorio. También metieron en el saco al socialismo en tanto que sistema político, económico, social y cultural también rescatado por Chávez, cuando aquí en lo económico rigen políticas neo-liberales terribles. Todo un legado, una idea, una manera diferente de dirigir a una sociedad sin exclusiones, amplia, profundamente democrática, fue enterrada, pero por quién?, por una guerra económica? No! Por las indecisiones, la corrupción generalizada, las inhibiciones, la falta de liderazgo y hasta por abusos en el ejercicio del Poder. El Plan de la Patria fue usado como un libro de letra muerta! No podíamos esperar otro resultado, el pueblo se expresó, las instituciones como el CNE y la FUERZA ARMADA NACIONAL se constituyeron en pilares fundamentales del Estado. Sólo había que fundirse con el PUEBLO para entender que estaba bravo, así se expresó y GANÓ EL DESCONTENTO!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1841 veces.



Ezequiel Aranguren


Visite el perfil de Ezequiel Aranguren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ezequiel Aranguren

Ezequiel Aranguren

Más artículos de este autor


Notas relacionadas