Saberes y conocimiento ancestral de nuestros pueblos

Nuestros pueblos indígenas siempre fueron fieles investigadores en permanente contacto con la naturaleza en el entendido que ella era la genuina sabia y ellos depositarios de parte de esa sabiduría en cuanto se concebían y se conciben como simple parte de ella al igual que el tigre, el pájaro, el árbol o el agua, no se asumían como el ser "racional" único capaz de interpretar y transformar a la naturaleza ..

Nuestros hermanos afrodescendientes por supuesto que nunca se apartaron de estas premisas, la compartían y practicaban cual pueblos no alienados y sabios ante lo pequeño y lo grande, solo los diferenció de nuestros indígenas el hecho de haber sido día a día, nada más y nada menos que arrancados literalmente de sus tierras, de sus hogares, familias y contextos.

Muchos pueblos también compartían estas premisas desde la gran Asia, hasta la Europa originaria pasando por los pueblos indígenas australianos y de las Islas del pacífico, claro está no habían siso alienados y suplantada su mentalidad colectiva por los intereses e ideologías de los sistemas económico-sociales donde imperaba una relación de dominio desde las minorías elitezcas hacia las mayorías depauperadas y oprimidas, llámese modo de producción esclavista, feudalista o capitalista los que para mantener su supremacía implementaban estrategias generalmente violentas para borrar el acumulado histórico de los pueblos que explotaban.

Existen muchos ejemplos verídicos que muestran la concreción de estas estrategias, tales como fueron la implementación del trabajo misionero en la américa y específicamente en la Venezuela colonial, a través de un trabajo sistemático, educativo, científico, violento de parte de la iglesia católica para que nuestros indígenas dejaran de pensar en sus dioses naturales como el agua, el sol, la luna, elementos clave en la cosmogonía con efectos concretos en la economía y en la sociedad. Estos dioses fueron suplantados por imágenes y cuentos de héroes sociales redentores de la humanidad denominados santos o vírgenes, ¡que cosas! y antes de la llegada de los españoles a nuestra américa no existen noticias de santos o vírgenes conviviendo en estas tierras, o es que dios se olvidó que aquí habían también seres humanos tan iguales o mejor dotados en cuanto a su pensamiento humano-colectivista que sus semejantes europeos..

Claro esta se trataba de culturas sumamente sabias con un planteamiento de vida profundamente sistemático en todas las áreas de la vida social, material y espiritual entre las que se pueden mencionar el desarrollo agrícola respetando a la naturaleza de manera trascendente, el cuido, tratamiento, infraestructura y uso del agua, el estudio práctico de los astros como las estrellas, la luna y el sol, el uso formal de las plantas desde el punto de vista alimenticio y medicinal, entre otras. Quiere esto decir que su conocimiento no era meramente empírico , más se trataba de la sistematización del acumulado histórico de saberes, procedimientos y hasta teorías que indicaban el seguimiento de pasos propios de lo que hoy denominamos ciencia que planteó occidente, es decir la realidad existe se quiera o no , corresponde a los seres humanos relacionar sus elementos, sistematizarlos darle coherencia y formalidad y universalidad hacia la búsqueda de la verdad que solucione o por lo menos contribuya a la solución de un problema o conjunto de problemas.

Nuestros indígenas y hermanos africanos si asumieron esa secuencia que los llevo a construir ciencia sin denominarla de tal manera, sin embargo es menester aclarar que el sentido de la ciencia occidental fue distinto a la nuestra y es allí donde debemos centrar y profundizar el análisis con el fin de develar con radicalidad estas contracciones , pero hagámoslo analizando y develando la esencia discriminatoria de la ciencia ancestral de parte de la elite imperial-hegemónica y nos daremos cuenta que occidente construyo y construye ciencia para beneficiar a elites, grupos y corporaciones que tributen al dominio y control social de la población, en cuanto a esto analicemos el siguiente:

 

El conocimiento sofisticado del mundo natural no se reduce únicamente a la ciencia. Sociedades de todas partes del mundo poseen ricos conjuntos de experiencias, Comprensión y explicación. Los conocimientos locales indígenas hacen referencia al saber, a las habilidades y a las filosofías que han sido desarrolladas por sociedades de larga historia de interacción con su medio ambiente. Para los pueblos locales e Indígenas el conocimiento local establece la base para la toma de decisiones en aspectos fundamentales de la vida cotidiana. (Organización de las naciones Unidas Para la Educación y la Cultura. UNESCO. WWW. UNESCO.ORG. En WWW.APORREA.ORG 11-11-2014)

Ahora analicemos detenidamente este fragmento derivado de la visión imperial-hegemónica nada más y nada menos de una de sus organizaciones de carácter planetario, como lo es la UNESCO. En primer lugar se asume que la ciencia no es la única que produce conocimiento sofisticado, los pueblos locales e indígenas también lo producen, pero por deducción este no llega a ser ciencia, y se dice esto a pesar de aceptar que estos pueblos poseen ricos conjuntos de experiencias , comprensión y explicación…que contradicción, estos pueblos llegan a estar conscientes de la formación de conjuntos de experiencias no de experiencia aisladas, así como se reconoce que han avanzado a procesos mentales complejos como la comprensión y la explicación, y aun así, -según la visión imperial-hegemónica- no llegan a producir conocimiento científico, mucho menos ciencia.

Por otro lado llegan a afirmar que la sistematización de saberes y habilidades les ha permitido construir filosofías, es decir la búsqueda sistemática y perenne de la verdad , lo que por supuesto los debe, por obligación científica a construir ciencia, a solucionar problemas, , pero aun así solo se trata de saberes, habilidades y nada más que filosofías…y como idea cumbre se plantea que se trata de sociedades con un gran recorrido histórico sin embargo no pudieron sistematizar sus saberes , sus habilidades y sus filosofías para solucionar situaciones de la cotidianidad espiritual y material…¡ que sesgo! Propio del pensamiento imperial.

Esta opinión de la UNESCO es propia de todos los organismos de corte imperial y basado en el pensamiento hegemónico como aquel que no permite el avance de aquellas sociedades que se diferencien del esquema capitalista, estas por supuestos sufren el embate de organizaciones que esconden detrás de un velo de supuesta democracia, aceptación y reconocimiento de sus saberes y creaciones, sin embargo lo hacen desde el punto de vista de la curiosidad, de lo llamativo y lo creativo , pero hasta allí, nunca serán generadores de ciencia, ni de filosofía, ni de pensamiento complejo por el contrario su pensamiento desde su óptica "superior" es simple y cargado de aspectos tribales y desagradables, así mismo se tienen por pueblos incultos y practicantes de hechicerías

Ahora analicemos un fragmento propio de la visión contraria, la cual valora a nuestros pueblos indígenas como cultos y generadores de cultura enraizada con la naturaleza: vayamos al grano:

¿Por qué no sabemos a estas alturas que los pueblos indios de América hemos aportado la mayor diversidad agroalimentaria del planeta? ¿Por qué no sabemos que en la actualidad los pueblos indios de América seguimos aportando la mitad por lo menos de las plantas más cultivables en el mundo con fines alimenticios? ¿Por qué no sabemos que los pueblos indígenas y sus descendientes actuales tenemos una serie de claves para resolver el problema del hambre de la humanidad actual? Hay una serie de claves en lo indígena, para descifrar el futuro, pero América, ciega en su racismo no las ve, ha dicho Eduardo Galeano."(Rivas. Saúl. 11/11/2014. www.aporrea.org)

Esta cita de Saúl Ribas centra su análisis en el tema relacionado al aporte de nuestros pueblos indígenas a la humanidad, pero que más importante que esa evidencia vital para la subsistencia de los seres humanos. Fijémonos que nuestros pueblos aportan más de la mitad de las plantas alimenticias que de trascendencia que consume la humanidad, muchos aportados directamente por la naturaleza pero otros que como el maíz, la yuca, la papa y la quinua han sido el producto de ancestrales investigaciones etnogastronómicas-botánicas que por un lado conllevó a su domesticación y por otro lado a su diversificación, en el entendido que por ejemplo a decir de ribas, (2014) existen más de 3000 tipos de papa, más de 10000 tipos de maíz encontraron los rusos después de la segunda guerra mundial, clasificables en el mundo dentro de la familia Zeamays… y… los profesores Mario Sanoja e Iraida Vargas nos informan de unos arqueólogos que estudian la yuca en el Amazonas y ya van por más de 5000 tipos de yuca. (ídem). y claro esta que esta gran variedad en estos apenas tres rubros no fue producto solo del actuar de la naturaleza sino que visto desde la cosmogonía de los pueblos ancestrales hubo intervención directa, intencional y por supuesto científica de un elemento de la naturaleza , como lo fueron y son los pueblos indígenas que con su paciencia, observación y actuación lograron controlar estos cultivos con el fin de ser consumibles por seres humanos y así contribuir a fortalecer la ingesta alimentaria de grandes poblaciones.

Estamos en presencia de un esfuerzo colectivo marcado por la sistematicidad y formalidad que por los resultados en pro de la humanidad solucionaron y siguen solucionando problemas que en esencia debería ser el espíritu de toda ciencia, aunque en las sociedades de clases este se haya perdido y suplantado por la explotación inmisericorde de la humanidad tributando a la acumulación de capital que beneficia a las elites imperiales y hegemónicas a diferencia de la ciencia indígena que resolvía y resuelve problemas vitales de la humanidad con una alta visión colectiva y en permanente dialéctica con la naturaleza en tanto se entiende parte de ella.

Y prosiguiendo con el tema-ejemplo del aporte alimentario de parte de los pueblos indígenas u originarios se puede decir con radicalidad que gran parte de los alimentos fundamentales de la humanidad actual no son propios de la orgullosa y prepotente Europa, más son originarios de África y Asia, entre estos tenemos…"que ningún cereal es Europeo, ni siquiera el trigo que es el cuerpo de cristo. Pero tampoco frutas como el durazno, el melocotón, la pera, el mango, las naranjas, las mandarinas y el limón, el tamarindo, el ajo y la cebolla, la zanahoria, soya y las aceitunas, espárragos y alcaparras, la achicoria, la acelga, el brócoli y el cebollín, la alcachofa, el ajo por…todos son originarios de África y Asia, así como la mayoría de los condimentos y saborizantes naturales son de américa, Asia y África". (Ribas. Ídem)

Como vemos la naturaleza hizo poseer a estos tres continentes una gran riqueza natural, que hoy la Europa vanidosa y el norte en general asumen para sí, cuando en realidad fueron muy pobres en este sentido, mas estos continentes luego de haber domesticado gran variedad de especies las compartimos con el resto de la humanidad.

El poder imperial-hegemónico intervino todos estos logros de la naturaleza y de los pueblos originarios, incluso desnaturalizándolos como lo podemos claramente ver hoy en día con los alimentos transgénicos, los cuales son producto de la manipulación genética desvirtuando su propia esencia natural incorporándoles elementos que mejoran la productividad, pero también incorporando elementos dañinos al organismo humano, así también –y dicho sea de paso- la semilla derivada de estos productos son estériles obligando al productor a depender eternamente de las transnacionales que se adueñaron de los negocios alimentarios en el mundo. Por otro lado al volverse nuestros pueblos dependientes se rompe la secuencia histórica en el hilo productivo de semillas y alimentos originarios, afortunadamente nuestros pueblos originarios en resistencia en las fronteras de nuestros países, en las zonas selváticas o en países de gran raigambre indígena como Bolivia, Perú y Ecuador, han resistido y preservado para sí y para la humanidad sus saberes ancestrales propios de sus procesos científicos acumulados históricamente, lo que ha conllevado ante el fracaso de occidente en la solución de numerosos problemas sociales se voltee hacia américa , áfrica o Asia en búsqueda de lo que ellos llaman saberes ancestrales sin percatarse que están aceptando la existencia avasallante de la ciencia de nuestros pueblos, que con alta visión colectivista soluciona problemas vitales y los comparte con la humanidad, aunque el mundo capitalista los patente y se adueñe de ellos, son originarios .

Estos ejemplos derivados del quehacer científico agroalimentario de nuestros pueblos indígenas ilustran lo que queremos destacar como es la presencia constructiva permanente de la ciencia indígena que con efectividad se mantiene hasta nuestros días, sin embargo esta también avanzó en diversas área como la etnomedicina, la construcción de obras hidráulicas, habitacionales, cosmogónicas , comunicacionales, domesticación de animales, mejoramiento de cultivos en zonas intrincadas, análisis de los periodos de sequias y lluvia para planificar la vida socioproductiva, entre otras, lo que no se podía hacer sin serios estudios con criterio acumulativo y contextualizados en el sentido de la solución de los problemas socio-colectivos.

Prof 

(pessers11@gmail.com)

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 43612 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216399.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO