Así están las vainas

Unas vez más, las manifestaciones y demostraciones de sentimientos encontrados –entiéndase este conceptualización como las arrecheras de Capriles-, de parte de los "paranarcosimpatizantes" de la "Derecha Maltrecha", han cobrado una vida más, para sumarse a las cuarenta y tres (43) victima anteriores que ya contaban en su haber; y hablando de haber, vamos a ver ¿Quién carajo le pone la cascabel al gato?; y esto en virtud de que, cuando la oposición apátrida pitiyanquis en Venezuela, presume y asume que, algunas víctimas de sus violencias, le pertenecen o son simpatizantes del gobierno revolucionarios, sus medios de comunicación privados acallan el asunto y los "periodistos, y las periodistas de esos medios se meten la lengua en sus santas rotativas y en sus santas cabinas de transmisión y les ocultan la información a la ciudadanía, violando todos los postulados constitucionales y toda ética, moral, mística y vocación profesional, violentando de igual manera el código de la profesión periodística, pero, como no vine a "nuestra trinchera de lucha en la batalla de las ideas, como lo es aporrea.org, para estar hablando "güebonadas con frases, palabras, conceptos y expresiones sofisticadas, para manifestar yo también mis arrecheras, vamos de una vez al grano, y al meollo del asunto, para que nos entendamos mejor…

Estamos entendido, desde hace un buen rato, que en Venezuela existen, normas, reglamentos y leyes, que, norman, reglamentan y sancionan hasta las maneras y formas de "Cagar agachado", porque estamos seguros y seguras, que, aunque no es imposible, es muy jodido e incomodo "Cagar de pie" -¿suena cochino y muy escatológico verdad?-, y ciertamente, es el efecto que pretendo crear o causar con estas tan excrementales expresiones, para que nos hagamos una idea, de donde carajo, es que estamos parados y paradas; porque es muy cómodo para algunos, aprenderse un libreto, para transmitir un programa informativo televisivo de una hora, votar cuatro o cinco flatulencias cerebrales al caletre, y sentirse icono indiscutible de la comunicación, y así también suponer que con esa vaina el trabajo concientizador ya esta logrado y; que por ende y por arte de magia el sueño de la patria esta cumplido. Pues no, la vaina no es así, y les explico…

La flagrancia es un concepto jurídico, que según sus más aventajados exponentes, y los argumentos mayormente aceptados, establecen que: (Interpretación al libre albedrio de "El Negro Chua")

La flagrancia, es la ejecución tacita de un hecho que se presume punible, y que se está cometiendo en el instante mismo de la acción. (La locura misma)

Interpretación de los expertos y jurisconsultos:

Flagrante: "Los que se está ejecutando o haciendo en el momento actual". (Diccionario Jurídico Elemental)

Ahora bien; hasta ahí, no sé si estamos claros y claras, o es menester explicar algunas cosas que por razones del bien hablar comunitario, no me voy a meter en camisa de once varas, porque, a decir de algunos amigos y amigas, HUGO Chávez, llego a su pueblo, porque hablaba como tú, como él, como ella, como yo, como NOSOTROS, es decir, como ¡SU PUEBLO!, y cuando debió interponer un: "¡CARAJO!", para que se le entendiera mucho mejor, jamás dudo en pronunciarlo; claro está, este humilde e insignificante ser humano político ideológicamente hablando, como quien suscribe, no tiene la mas mínima intención de pretender calzar las bota del comandante eterno, pero explico y aclaro las vainas, para que no salgan ningún "don pajuo" o ninguna "doña pamplemusa", a pretender decir: "El negro Chua", dijo que él hablaba como Chávez" ¡Ah bueno!...

Ahora bien, y en el mismísimo orden de ideas, debo decir lo siguiente, en virtud del Código Orgánico Procesal Penal, más comúnmente conocido por C.O.P.P, según el COPP, en cuanto a la definición del concepto Flagrancia, en su artículo 234, establece lo siguiente:

"Para los efectos de este capítulo, se tendrá como delito flagrante el que se esté cometiendo o el que se acaba de cometer…" (…)

Entre otras series de consideraciones, que por ser respetuoso con los lectores y las lectoras, y para redondear la idea, no voy a plasmar en su totalidad. Pero más adelante el mismo COPP -o como dirían los sofisticados juristas- en mismo instrumento jurídico, en el segundo párrafo del mismo artículo 234 -y es adonde quiero llegar- haciendo referencia al procedimiento en flagrancia establece que:

"En todo caso, cualquier autoridad deberá, y cualquier particular podrá, aprender al sospechoso o sospechosa, siempre que el delito amerite pena privativa de libertad, entregándolo o entregándola a la autoridad más cercana quien lo pondrá a disposición del Ministerio Publico…" (…)

"Al respecto de los ¡Confiros!", y tratando de seguir enlazando mis ideas con el título de este escrito, sería cuestión de preguntarnos ¿A qué viene todo esto?, porque tal pareciera que no existiera una vinculación de coherencia entre el contenido de este escrito, con los acontecimientos acaecidos; pero no, al igual que en "los fenómenos de la dialéctica", todo tiene que ver con todo, porque las vainas en el cosmos y los eventos fenomenológicos no son casuales a los hechos existenciales, porque resulta y acontece, que ciertamente en Venezuela, se castigan y se sancionan todos los delitos y toda acción que durante el procedimiento de investigación y el proceso de enjuiciamiento, se determine que la acción por la cual una persona haya sido detenida e imputada y, según los resultados de la investigaciones se considere o constituya en un delito.

¡Aaah!, pero resulta que la flagrancia se les aplican, o solo aplica para con "los hijos "y" hijas de Petra" o los hijos "y" hijas de "la panadera". Pongamos por ejemplo; si el denunciado hubiese sido una persona relacionada o simpatizante del gobierno o militante del PSUV, en este instante todos los organismos de seguridad del estado, estarían allanado todas las casas del barrio donde habita el supuesto agresor, y en menos de lo que canta un gallo, estaría con "los grillos puestos" y posiblemente trasladado a la "máxima de Tocuyito" –afortunadamente tenemos una ministra bien vergataria, que ha venido cambiando y humanizando el sistema penitenciario, y las penuria de la familia no son tan fuertes- pero en fin, lo muy cierto del caso, es que, así están planteadas las cosas, tenemos un sistema administrador de justicia que solo es eficiente y muy diligente, para con las personas de las clases más desposeídas, y otro que, al momento de girar las instrucciones que para que sea aprendido un presunto agresor, al que se le está tribuyendo un hecho punible, cometido contra "La Persona", pero que pertenece a un clase elite, o una organización política opositora al gobierno revolucionario, esgrime cualquier cantidad argumento y discursos "leguleyericos" para no actuar en contra del agresor, tal vez por la efímera idea o creencia de que en algún futuro; absolutamente negado, podrían llegar a ser nuevamente gobierno en este país…¡Si Luuuiiiisss ¡No! Volverán no joda…de ahí, que exista la muy peligrosa posibilidad, de que un presunto asesino, vaya como flamante diputado a la Asamblea Nacional…¡Dios! No se lo permita

Señores del sistema de administración de justicia, no sigan soñando en pajaritos preñados, y hagan su trabajo, que nosotros el PUEBLO DE Chávez seguiremos haciendo el nuestro, y este 06 DE DICIEMBRE, se lo demostraremos una vez más. Detengan a quien deban detener y castiguen lo que deban castigar, porque de lo contrario, al igual que aquellos días 27 y 28 de febrero de 1989, nos volveremos a manifestar, pero esta vez iremos por más. No echen estas palabras en saco roto, porque la soberbia es muy mala consejera…

Asumo la responsabilidad en su totalidad lo expresado en este escrito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1356 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: