Ajuste del salario y perspectivas de la burguesía

La burguesía no le agrada el aumento del salario, ajuste decretado por Nicolás Maduro, hubiera querido llegar al 6 de diciembre si ese aumento, aún a costa del sacrificio del pueblo; así mismo sus defensores, los economistas burgueses salen en defensa de sus intereses, les duele que la clase obrera obtenga un incremento de su poder adquisitivo, prefiere sostenerla con salario miserables, siendo ellos los culpables de los aumentos de los precios y pretenden ocultarlo con el velo monetario de la emisión inorgánica de dinero por parte del Estado, cuando son los precios, el mecanismo perverso conque descargan los empresarios capitalistas sus desajustes en el mercado, sus desequilibrios producto de la competencia, de la incapacidad de producir y ser competitivo, la salida inmediata es acumular capital basando en el empobrecimiento social de los trabajadores y su poder adquisitivo.

¿Que pretende el aumento de salario que recién acaba de decretar Nicolás Maduro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela?. Recuperar el poder adquisitivo pulverizado por la guerra económica, por las acciones del Dólar Today, del Dólar Cúcuta, de las Casas de Cambios de Maicao y Cúcuta, asimismo por las acciones de escasez inducida promovidas por la oligarquía colombiana y el desabastecimiento programado de parte de la burguesía venezolana para justificar los aumentos de precios.

¿Si no es una solución contrarrestar los precios del mercado mediante el aumento de los salarios cual ha de ser solución?. La burguesía nacional venezolana no tiene una camisa de fuerza para elevar los salarios voluntariamente, a sabiendas que según ella la inflación sobrepasa el 150%, sin embargo no lo hace, prefiere esperar a un decreto del Poder Ejecutivo, mientras tanto conoce de la situación miserable a donde a conducido la dolarización de los precios empresariales a causa de la especulación con las divisas del dólar y de la cual ellos, los capitalistas son participantes directos en comprar divisas en el mercado negro y sostener el modelo dependiente de importación, sin aportar al país producción nacional.

¿Los acuerdos auspiciados de la burguesía nacional por parte del Estado venezolano que pretenden con ello los capitalistas?, tratan de claudicar al gobierno, pretenden chantajearlos, torcerle el brazo a la revolución bolivariana, asfixiarla económicamente mediante el mecanismo perverso hiperinflacionario y la escasez inducida, haciendo intolerable la situación, descomponiendo diversos extractos sociales, sumergiendo la sociedad en una lucha por la sobrevivencia, induciendo con ello a la corrupción.

Claro que la causa de la crisis económica venezolana, no obedece al fracaso de la revolución bolivariana y chavista, sino que ella responde a la caída de los precios del petróleo, a la reproducción del capitalismo rentita petrolero, a la dependencia de divisas, de los dólares con que la burguesía nacional presiona para su entrega, saqueando con ello el Estado, de las divisas para la producción nacional, con ello se desvía la esperanza que tiene el país de producir internamente en vez de importar constantemente del exterior lo que requiera el país y necesita producir.

La solución del problema de la inflación de los precios pasa necesariamente por la desviación de los pecios del valor, la tasa de ganancia pervierte los precios, las especulaciones monetarias de las divisas influyen, el dólar transfigura el valor de los precios, el equilibrio se altera a causa de la competencia, de los distintos agentes capitalistas que deforman el mercado, respondiendo estos, con recargar el aumento de los precios sobre los costos de la mano de obra, destruyendo a su vez, el poder adquisitivo de los trabajadores.

Por supuesto; la burguesía y sus defensores burgueses no aceptan la teoría del valor de Marx, la explicación científica de la causa de la inflación, prefieren asfixiar a los trabajadores con el aumento en cadena de los precios, no asumen disminuir la tasa de ganancia especulativa, y ante la escasez del Estado en divisas optan por la ayuda del Fondo Monetario Internacional, como una especie de salvavidas para cubrir las necesidades del país, incluyendo el aumento de los salarios a costa del endeudamiento público y desatar el mecanismo perverso que critica, la emisión inorgánica de dinero para luego contrarrestar con aumento de los impuestos y a su vez castigar de nuevo el poder adquisitivo del salario, no ya por las empresas capitalistas sino por el gobierno al servicio de la burguesía.

Nunca se ha visto que la burguesía comercial, industrial o bancaria proceda ayudar a la clase trabajadora, a elevar su poder adquisitivo voluntariamente disminuyendo la tasa de ganancia, prefieren aumentar los precios de los bienes y servicios antes que se fortalezca la vida social de la familia de los trabajadores, tratan de mantenerla en los niveles del salario mínimo, del salario de subsistencia, manteniendo un mercado estratificado, donde los trabajadores acceden a los perores productos de calidad, perjudicando su calidad de vida.

El aumento del salario dado que la burguesía se resiste y no decide, el gobierno como representante de la sociedad está en la obligación constitucional de velar por el poder adquisitivo de los trabajadores, no es una medida populista, es una acción constitucional, el gobierno está obligado a apoyar la elevación de la calidad de vida del pueblo puesto que de no hacerlo infringiría el marco legal y se aprovecharía los empresarios capitalistas para darle migajas de aumento a los trabajadores.

De manera pues; está comprobado que si el gobierno chavista y bolivariano no opta por amparar a los trabajadores, estaría de espalda a los altos intereses del soberano, una economía libre dejaría al libre juego del azar el aumento de los salarios, dejaría sucumbir al pueblo con sus migajas, las empresas privadas solo piensa para sí, en sus propios intereses, sin importar la calidad de vida del pueblo, por eso aparte de los niveles existes de inflación que según ellos, se hallan alrededor del 180 % o 200% piden elevarla aún más, liberando el tipo de cambio, elevando el valor del dólar, liberando la tasa de interés, lo cual significa elevar el valor del dinero, depreciando el salario, a la par de liberar los controles de precios para subir más los precios.

El monopolio d ela oferta de bienes y servicios los tiene la burguesía nacional, además de las cadenas de comercialización y distribución, por eso es falso que el libre mecanismo de oferta y demanda solucionaría el problema, es un mito, una falsada más de la burguesía, para seguir controlando la economía, educando al consumidor para la escasez, para las restricciones sociales dado un contracción del gasto social, para eso es que quieren elevar los impuestos, cerrar la brecha social a expensa de los trabajadores y no del sacrificio de los que más ganan, los ricos capitalistas.

La burguesía y sus economistas tarifados mercenarios procuran aplicar un Plan de Ajuste del salario, educando al consumidor en la escasez, teniendo un Gobierno endeudado, hipotecando sus activos, en especial la industria petrolera y el patrimonio, de espalda al decreto de Minas del Libertador, cambiar el modelo de desarrollo nacional, soberano, independiente y libre por un modelo de desarrollo dependiente, privatizador, y eso significa, traición a la Patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1149 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215637.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO