Felipillo Iglesias

¿Qué hacer con Pablo Iglesias? Con Leopoldo López fue no menos que grotesco: según él azuzar a «La Salida» no electoral de un gobierno electo es solo «hacer política». Grave.

Un crimen en grado de determinación se comete poniendo a otra persona a perpetrarlo. Así, la connotación de «La Salida» determinó la muerte de 43 compatriotas. Determinó protervias como tensar alambres (guayas) en calles oscuras para degollar motociclistas. Morteros. Destrucción. Francotiradores. Asedios urbanos. Un descuartizamiento perpetrado por un elemento de la estrechez de López y Tintori. Tiene color chocolate, huele a chocolate, sabe a chocolate, ¡es chocolate! Si en un estadio repleto grito ¡fuego! deliberada e irresponsablemente y en el pánico determino 43 muertes, bueno… por lo menos me mirarás feo. Lo de López fue peor porque fue premeditado. Y ahora nunca hubo guarimbas.

Afganistán, Irak, Libia, Primaveras Árabes, Siria, Ucrania, una estampida hacia Europa y una mayor hacia Venezuela… Es ese el contexto del juicio a López, un cuidado guion de acciones que López JAMÁS condena. O sea, NUNCA. O sea, pregúntale, EN NINGÚN MOMENTO critica siquiera sutilmente la barbarie desplegada ante sus ojos. Y los de Pablo. En 4D. IMAX. Porque si no estaba de acuerdo con la violencia, ni se desligó ni se dolió por las víctimas. Porque su papel no era apaciguar sino atizar «hasta que se vayan los que nos están gobernando», explicitó el sifrino.

Venezuela está asediada por dos fronteras en tenaza, una histeria mundial de medios, una guerra económica descarada… y es ese el momento que la Gran Esperanza Española elige para defender a López. ¿Para contentar a quién? ¿No tiene modo de averiguar que López es un hombrecillo, un аппаратчик estratégico del Imperio? ¿Es un bolsa Iglesias? ¿Un badulaque? ¡Qué badulaque tan oportuno! ¿Está en la trastada? ¿Al que pretende ser centro del vuelco de Europa, con su ropita Carrefour (Traki, o sea, guon), no le importa no tener quien le alerte qué son López y Ledezma? Es por una duda bien gorda que tengo.

Ah, que no puede con los Doce Trabajos de Hércules de enfrentar el Reino de España… Entonces ¿para qué lo enfrenta? Hemos visto demasiadas veces esos preludios para no saber que Pablo ya es Felipillo. Adiós, Pablo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5589 veces.



Roberto Hernández Montoya

Licenciado en Letras y presunto humorista. Actual presidente del CELARG y moderador del programa "Los Robertos" denominado "Comos Ustedes Pueden Ver" por sus moderadores, el cual se transmite por RNV y VTV.

 roberto.hernandez.montoya@gmail.com      @rhm1947

Visite el perfil de Roberto Hernández Montoya para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Roberto Hernández Montoya

Roberto Hernández Montoya

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214173.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO