Está sonando la hora del Partido Militar Bolivariano

La menguada situación económica que vive el país sigue golpeando con fuerza el bolsillo de las clases más humildes. El salario real está tocando la línea de la pobreza crítica y los precios petroleros no prometen nada alentador para los próximos meses. Frente a este escenario comprometido, el gobierno pudiera ganar las elecciones, sólo si combina variables económico-políticas audaces, pero el tiempo conspira contra esta opción. La Revolución Bolivariana va a asistir por vez primera a un evento electoral de pronóstico reservado.

Si las elecciones parlamentarias se perdieran, entonces lo que se plantea es la sobrevivencia del proyecto bolivariano. Ante esta eventualidad, serían los militares comprometidos con el ideal chavista, uno de los actores políticos que pudiese ponerle límites al revanchismo que va a implementar la derecha apátrida. Sin embargo, este freno a la sed de sangre de la derecha cipaya deber ir acompañado de un nuevo modelo económico con los siguientes perfiles:

1.-Una defensa militante de nuestros recursos naturales, especialmente los hidrocarburos.

2.-La reversión de la caída crónica del salario real.

3.-Mantenimiento de todas las políticas de avance social logradas en la revolución.

4.-Reducir la estatización de la economía a su mínima expresión.

5.-Defensa de los acuerdos económicos con China y Rusia.

6.-Aumento diferenciado del precio de la gasolina

7.-Una reforma fiscal progresiva

8.-Un tipo de cambio que garantice los equilibrios macroeconómicos

Si el estamento militar se casara con estos perfiles políticos, por un lado frenaría los desmanes neoliberales que se van a intentar imponer de nuevo en el país, así como también, daría oportunidad de que las fuerzas comprometidas con la revolución, formaran los cuadros políticos de los que actualmente carece el chavismo radical. Estarían apuntando a la Europa nórdica, con toda la intención de crear las condiciones objetivas y/o subjetivas que garanticen el cambio épocal en un futuro no muy lejano. El Supremo Comandante dijo una vez que la transición al socialismo pudiera dura cien años o más.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1354 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: