¿Qué está pasando con las Empresas Socialistas en Barlovento?

La extraordinaria iniciativa del presidente Chávez, de fundar la planta Argelia Laya, que según las estadísticas tenía el llamado arrime de plátanos a 1.500 pequeños y medianos productores, ha venido arrojando pérdidas y está a punto o de colapsar o ya preparan su acta defunción

LA EXPERIENCIA DEL MODELO SOCIALISTA EN BARLOVIA

El fracaso de la Empresa de Producción Social Argelia Laya conduce a varias preguntas que hasta ahora no tienen respuestas: ¿Dónde está la revisión exhaustiva del porqué en Barlovento vamos de fracaso en fracaso con las propuesta de alternativas del desarrollo? ¿Por qué quienes toman las decisiones trascendentales no eligen a los más sensibles, transparentes administrativamente y mejor preparados técnicamente, para impulsar nuestros planes estratégicos?

Cambiar el modelo sociorentista, que tiene más de un siglo en nuestro país, no ha sido fácil. El rentismo petrolero cambió nuestra mentalidad de lo que es el trabajo digno y transformador.
En la subregión de Barlovento, estado Miranda, nunca se encontró petróleo, pero con el boom petrolero vino el proceso de cambio de mentalidad en la región, de desapego, del desamor a la tierra y se fue creando un desarraigo y una pérdida en la ética del trabajo. Sin embargo, con el inicio del proceso Bolivariano, que acertadamente cambia la ecuación de la distribución de la renta petrolera, se intentaría recuperar esa ética del trabajo y una distribución justa del producto del trabajo comunitario a través de las Empresas de Producción Social, para que las mismas se convirtieran en el canal fundamental para cambiar el modo de producción capitalista y contrarrestar el salvaje neoliberalismo .
 

Chávez en Barlovia

Sobre las empresas socialistas, en el momento de su génesis, el presidente Chávez expresaba: "Esto forma parte de una estrategia que venimos adelantando, se trata de la redistribución del ingreso nacional. Es el socialismo creativo. Nadie le tenga miedo, ese es el camino a la salvación, no sólo del país sino del mundo". Y en febrero del año 2006, concretó que "el objetivo de las Empresas de Producción Social (EPS) es liberar al país del monopolio, que sólo persigue la acumulación de grandes ganancias… no se trata de estatizar las empresas, sino de que las mismas otorguen una participación a todos sus trabajadores".

A partir de estos planteamientos, reforzados con el proyecto estratégico Simón Bolívar, se inicia por todo el país la necesidad de impulsar el nuevo modelo socioproductivo con estas Empresas de Producción Social.

El 22 de agosto del año 2008, el presidente Chávez aterriza en el estadio de San José de Barlovento, se monta en un jeep, pero llegando a la planta que se iba a inaugurar se le espicha un caucho, se para en una cauchera… uno de los muchachos dice: "¡Guuuá! Se parece a Chávez… y el presidente le responde, "Sí, soy yo"… dialoga con los muchachos que se asombraron por la sencillez del Presidente y de ahí pasa a inaugurar esta planta que llevaría el nombre de nuestra insigne y eterna guerrillera, Argelia Laya.

En su intervención allí, el Presidente destaca que esa planta será un modelo del nuevo orden de producción social. Planteó crear cuatro plantas más en Barlovento e insistió en fundar una empresa mixta para fabricar los implementos técnicos que la planta requería para no depender de tecnologías importadas… con mucho ánimo entregó créditos, "llave en mano" de camiones, cartas de inserción laboral de la Misión Che Guevara.

Esta planta para ese entonces generaría 87 empleos directos y 261 indirectos. Procesaría 211 toneladas de plátanos de donde saldrían productos ya procesados como tostones, bocadillos, mermeladas, harina. Esta planta, con tecnología cien por ciento venezolana, beneficiaría a 500 productores mirandinos. Estaba naciendo una utopía y precisamente en unos de los municipios más pobres del estado Miranda, donde más se producían plátanos a nivel nacional, pese a las amenazas de la enfermedad platanera llamada sigatoca negra, que hacía una década había arrasado con las plantaciones en la comunidad de Agua Clara.

El objetivo esencial de esta planta, como otras en el resto del país, era repotenciar la caracterización agrícola de Barlovento en uno de los rubros más importante de consumo humano.
 

¿También fracasó la  planta de plátano?

Esta extraordinaria iniciativa del proceso Bolivariano, que según las estadísticas tenía el llamado arrime de plátanos a 1.500 pequeños y medianos productores, ha venido arrojando pérdidas y está a punto o de colapsar o ya preparan su acta defunción. Ya para el 2012 se sentía la baja productividad. Las cadenas de distribución no fueron las mejores. La producción de plátano, al parecer, cayó. La gerencia, según un informe, no estuvo a la altura del reto planteado. De acuerdo a la evaluación del Ministerio de Agricultura y Tierra, la planta Argelia Laya, "fue creada en 2008 para procesar, comercializar y distribuir plátano. La planta disminuyó la capacidad de producción al 7%, debido a una inadecuada organización del personal y al arrime del plátano de la Unidad de Producción Social Bicentenario del Sur del Lago. Se produjo 6 % (32 toneladas) de los plátanos previstos para venta directa (la meta era 513 toneladas). Asimismo, procesó 13 % de las órdenes de compra de servicios y contratos a los proveedores de la planta ("392 de 2.944 planificadas").

Una vez más queremos insistir en que no sigamos improvisando en estos tiempos de crisis. Barlovento tiene tierras A1 en la mejor clasificación a nivel planetario, y eso es una tremenda ventaja, pero lo más importante es que el Gobierno lanza ideas del carajo… pero insisto: ¿Dónde está la revisión exhaustiva del porqué en Barlovento vamos de fracaso en fracaso con las propuesta de alternativas del desarrollo? ¿Qué nos está pasando? ¿Por qué quienes toman las decisiones trascendentales no eligen a los más sensibles, transparentes administrativamente y mejor preparados técnicamente, para impulsar nuestros planes estratégicos?
En próximas entregas pasaremos revista al sector cacao…


CHU-CHE-RÍAS


**** ELEGGUA, unas de las instituciones musicales más sólidas de Barlovento, está de gira por New Orleans y Mississippi en Estados Unidos. Están en Estados Unidos gracias al apoyo de la canciller Delcy Rodríguez y al Viceministerio de América del Norte, con apoyo de CITGO, como parte de la diplomacia de los pueblos. Eleggua es uno de los pocos grupos afrovenezolanos que componen con identidad, desmitificando los estereotipos del afrodescendiente y expresando con profundo sentimiento la solidaridad con los pueblos del mundo, como es el caso de su sensibilidad por el desastre del huracán Katrina, tragedia que hace poco cumplió 10 años. Belén permanece en la memoria. Por cierto, Chávez le ofreció a Eleggua un transporte, construcción del centro de formación de cultura tradicional Belen Palacios… una vez muerto el Presidente, eso, como muchas cosas, cayeron el olvido…
**** Felicitaciones al cultor José Ángel Ramírez, de la Red de Patrimonio, por su reconocimientos en el Festival sobre el tambor realizado en Higuerote. José Ángel, al igual que Juancho y el "Guasón" (Martinski), son luchadores de larga data, con quienes hemos compartidos inquietudes sobre nuestra problemática cultural



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2166 veces.



Jesús Chucho García


Visite el perfil de Jesús Chucho García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: