La retórica ideológica retorcida del discurso sobre "La Nueva Clase" venezolana

"El pueblo venezolano enfrenta una alianza entre la oligarquía depredadora y un comercio parasitario –bachaqueros, contrabandistas- que están devastando al país, arrinconando el esfuerzo productivo". Dicho así por parte del señor Humberto G. Larralde pudiera pensarse que quienes depredan y destruyen a Venezuela a la que se refiere este caballero son la oligarquía capitalista y sus secuaces burgueses rentistas, pero no, esta "oligarquía depredadora" según Larralde enmarca a una oligarquía política, a los jerarcas del partido del PSUV de gobierno, a esa es la que llama "la Nueva Clase" adoptando como modelo de análisis "desde la izquierda", el modelo de Milovan Djilas.

ORIGEN DEL MODELO DISCURSIVO RETORICO RETORCIDO

¿De dónde extrae su modelo de análisis aplicado a la sociedad venezolana como analogía?. Resulta que deriva su interpretación de la sociedad venezolana del análisis de Milovan Djilas y su libro, "El Sistema Comunista". ¿Porque evoca este texto de análisis desde la izquierda de la realidad yugoslava ajustándolo a la sociedad venezolana?. Al parecer Larralde pretende explicar lo que sucede en Venezuela, a la luz del "sistema comunista" desaparecido en Yugoslavia, sin detenerse a pensar por ejemplo las diferencias históricas y sociales en cuanto a la naturaleza de cada sociedad y las formas de llegar al Poder.

¿Porque la nueva clase? Larralde acusa a los jerarcas de la burocracia política rojita y muchos funcionarios gubernamentales que presume se han beneficiados de la función del Estado, tal es la manera de enfocar el señor Larralde llamándola la Nueva Clase. Sin embargo; el señor Larralde en realidad tergiversa los conceptos sociológicos, sucede que llama clase a capas burocrática de la sociedad, que no son clase sociales en si, sino estratos que derivan de las clases sociales fundamentales. De la misma manera llama oligarquía a sectores políticos como la Nueva Clase, arrastrándose un error conceptual, adoptado de esquemas ideológicos como camisa de fuerza de su interpretación de la realidad venezolana partiendo del análisis de Milovan Djilas de la realidad del socialismo yugoslavo.

Por ejemplo, el triunfo electoral del chavismo como un Poder no ha sido impuesto en la sociedad, los diecinueve procesos electorales demostrados no le dicen nada al señor Larralde, prefiere pensar que en Yugoslavia "el resultado "impuesto por grupos minoritarios que se apoderaron de la máquina estatal, aplicando métodos violentos contra los que se interpusiera en la prosecución de este propósito", hace del análisis, una analogía con Venezuela. Por tanto; pareciera que la Nueva Clase Social, en Venezuela derivara de métodos violentos de hacerse el Poder, una minoría oligárquica "milico-civil" se hiciera del Poder de forma violenta.

Pero no es así, la realidad es otra, de todas manera Larralde señala que "Sea cual fuere nuestra apreciación de las categorías de análisis con que se valió, (Milovan Djilas) arrojó en su momento una luz -inesperada desde la izquierda- sobre la naturaleza de los regímenes comunistas, de utilidad para entender aspectos importantes de la realidad venezolana actual". De esto se trata, de comprender las lecciones del socialismo del siglo XX desde la izquierda y no desde la derecha, de entender el sistema comunista y sus errores, de cómo la burocracia política usurpó al igual que la burguesía venezolana hizo con respecto a la democracia en el capitalismo de Estado.

LAS ANALOGIAS IDEOLÓGICAS AHISTORICAS DESFASADAS

Una cosa es el momento del sistema comunista y otro es el momento de la transición socialista en Venezuela, el análisis "desde la izquierda" solo sirve para mejorar el proceso de cambio al socialismo, no retroceder al capitalismo, sin embargo, el señor Larralde prefiere retrogradar, tratando de aplicar un análisis crítico del régimen comunista yugoeslavo cuando la sociedad venezolana apenas es una sociedad de transición al socialismo, por tanto las categorías de análisis son inadecuadas aparte de la forma como ha sido la vía de lograr el poder, de cómo se ha llegado al gobierno de manera pacífica y no violenta.

La Nueva Clase con la que se cobija el análisis de Larralde es portadora de una "ideología comunistoide para los designios del poder", de nuevo se esconde detrás de una retórica ideológica para denigrar de lo que acontece en Venezuela, por cuanto de que el marxismo leninismo no es una ideología oficial, la Constitución no lo ratifica como tampoco en declarar el catolicismo ideología dominante. La vía al socialismo venezolano no ha sido impuesta por grupos minoritarios, por el contrario ha estado ratificada por el voto popular, vale decir que la máquina estatal se ha logrado por la vía democrática, sin apelar a métodos violento de revolución violenta, el pueblo ha reconocido el socialismo chavista.

De modo tal que cuando el señor Larralde haciendo analogía, vale la pena establecer por negación más que demostrado la falsedad de que la Nueva Clase, ha sacado "provecho sin restricciones de los recursos del Estado no tardó en prohijar una casta privilegiada, amparada en un marxismo dogmático que legitimaba tal proceder por responder a las fuerzas de la Historia, y que engendró el apoyo incondicional de sus partidarios". Todos sabemos que desde el 2002 al 2012 superado el golpe de estado, la revolución bolivariana venía saldando la deuda social dejada por el neoliberalismo de los 80 y 90 del siglo XX, mejoraron los indicadores sociales de calidad de vida mediante los recursos del estado invertidos en elevar el nivel de vida del pueblo.

No es una casta o nueva clase la creada por la revolución bolivariana, de la que se hubo prohijado como así lo hiciera el rentísmo petrolero con el capitalismo de Estado entre 1958-1999, por el contrario, una vanguardia política que ha tratado de democratizar la renta petrolera, pese a no superar el modelo rentístico, por otra parte esa casta burocrática como llama Larralde, a lo largo del proceso no ha estado "amparada en el marxismo dogmático", si lo hiciera así, en Venezuela no existiera un modelo mixto de economía, no participaría el capitalismo en el desarrollo de la economía venezolana, no tuviera legalidad constitucional, la fuerza social de la historia ya la hubiera desplazado, me refiero al papel del proletariado.

Un marxismo creativo ha surgido en el siglo XXI, acompañado con el papel de las masas populares en la historia, con nuevos aliados del proletariado, surgidos de los movimientos sociales por lo que no se trata de una "oligarquía milico-civil" en quienes está concentrado el Poder, menos en una casta como tal sino de un movimiento social y político, ajustado a la tradición bolivariana, de donde el pueblo se funde con sus fuerzas armadas reflejando lo mejor de la tradición del 23 de enero de 1958, con el surgimiento de la democracia, donde la unidad cívico-militar recoge lo mejor de las raíces históricas venezolanas, el de la lucha por la independencia nacional y el antimperialismo, entonces mal podría desconocer el señor Larralde, la unidad cívico-militar desde la fuerza de la historia.

EL MARXISMO LENINISMO DISTORSIONADO DE HUMBERTO GARCIA LARRALDE

Siguiendo el problema de la gestión de la transición al socialismo nos preguntamos análogamente si es que "dado el atraso de los países en que se había instalado el comunismo, no estaban dadas las condiciones para su transformación socialista", similarmente podemos hacer la pregunta, ¿Estará Venezuela preparada para asumir el socialismo dadas las condiciones?. Está comprobado que la burguesía industrial en Venezuela ha fracasado con su modelo de sustitución de importaciones, seguido de la catástrofe neoliberal de modernización de la sociedad de los años 80 y 90 del siglo XX, por eso la revolución bolivariana debe asumir la transformación del modelo rentista, no por la vía de la "industrialización forzosa" propia de la guerra fría de posguerra, sino por la vía de la industrialización socialista, constitucional, con la participación de la sociedad, de la clase trabajadora bajo la égida del Estado, de la misma manera, la industrialización del agro, con la participación del cooperativismo, de la colectivización y la libre iniciativa social, sin excluir la participación privada en la producción agrícola para asegurar la soberanía alimentaria.

Así pues; no podemos hablar de un "modelo marxista leninista dogmático" como régimen político responsable del modelo de desarrollo bajo la égida del dominio del poder político-militar de la sociedad, en Venezuela dicho régimen ha nacido del voto popular, legitimado, constitucionalmente, donde pese a que el proletariado aún no se ha liberado del todo, dispone si de un Estado cuyas orientaciones son proclive a la participación en el poder, no solo político, sino social y económico, además está ratificado por la Constitución Bolivariana, así que éste y sus aliados tienen un piso legal de participación mediante las "palancas del Poder, vale decir que el poder no está centralizado únicamente por la nueva clase, por el contrario se halla compartido en los concejos comunales, las comunas, los sindicatos e inclusive en la toma de decisiones de los poderes públicos.

El señor Larralde no puede ver esto, está anclada su visión en el modelo crítico de Milovan Djilas y su sistema comunista de posguerra, del discurso de la postguerra, DE LOS TIEMPOS DE GUERRA FRÍA, en el caso de Yugoslavia de los errores que incurrió el socialismo del siglo XX, no puede trascender su capacidad, nos quiere hacer creer que "los Jorge Rodríguez, Elías Jaua, Aristóbulo Istúriz, los clanes Maduro, Flores, Cabello y Chávez disfrutarían de tanta "generosidad" del Estado bajo su control", obviando que esos clanes o casta como los llama, no usurparon poder alguno, lo ganaron en buena lid electoral derrotando una oposición apátrida, que pretende el desmantelamiento del Estado, la desintegración nacional con la descentralización, acabando con todo viso de independencia y soberanía nacional.

Además el señor Larralde al parecer no ve que el régimen socioeconómico venezolano es plural, que la transición al socialismo comparte dos formas socioeconómicas, capitalismo y socialismo una lucha antagónica bajo un régimen de coexistencia pacífica, y eso quiere decir que "El proletariado, supuesto sujeto "liberado" por la revolución" aún no ha cumplido su misión política, la del sepulturero del capitalismo, pero tampoco se ha liberado total del capitalismo, menos que el Estado haya asumido explotarlo para colocarlo al servicio del control absoluto del poder del Estado, de la casta burocrática, haciendo usufructo discrecional la nueva clase del "creciente producto social a expensa de la remuneración salarial". Con esto finalmente nos quiere explicar Larralde que La nueva clase política (la burocracia partidista) adopta la forma rentista descrita por Marx, ya que se apodera de parte del valor social generado a través de relaciones despóticas de dominio".

Si algo ha permanecido durante la revolución bolivariana es que la revolución económica no se ha radicalizado en lo económico, el proletariado no se ha liberado aún, aún existe un capitalismo que se apodera del "valor social" generado a través de relaciones de dominio, enmascarada legalmente, justificada. Existe un estado de derecho contrario al despotismo del capitalismo, justipreciándose el valor del trabajo como bien lo prueban los diversos incrementos salariales y que han sido mellados por la contrarrevolución del aumento sucesivo de los precios capitalistas situación agudizada con las políticas informales de los negocios privados de escasez, especulación, bachaqueo y devaluación.

¿En qué se diferencia los dos modelos económicos de apropiación del producto social, de la riqueza generada?, según Larralde "la apropiación por parte del capitalista del plusvalor obedece a transacciones de mercado mediante las cuales se paga al obrero el valor de su fuerza de trabajo para que, en el proceso productivo, genere un valor superior, diferencia que retiene el dueño de la fábrica como ganancia al vender el bien elaborado", el señor Larralde aquí pretende justificar y defender el capitalismo, que este paga el valor de la fuerza de trabajo, no habla de plusvalor, el que se apropia el capitalista, prefiere enmascarar conque éste, no nace del trabajo, sino del mercado, entre la oferta y la demanda, obviando el valor que crea la fuerza de trabajo, "la plusvalía".

¿Cómo lo hace? continúa el señor Larralde dice; "Aunque la teoría del valor trabajo que fundamentaba tal apreciación ha sido descartada por la ciencia económica, resulta útil la distinción entre mecanismos mercantiles que enmarcan la generación de riqueza social de aquellos que la expolian con base en relaciones despóticas de dominio". Primero pese a que reconoce el término plusvalía, lo traslada al mercado, negando que ella nace de la producción material, en el proceso productivo, ese valor superior a los costos y gastos de inversión en la creación del valor social es apropiado por el capitalista, en el comunismo de Djilas por el Estado, las cuales se paga al obrero solo sus medios de subsistencia más no el valor total y real de su fuerza de trabajo, es decir el producto total de la riqueza creada, la diferencia como dice Larralde la retiene "el dueño de la fábrica como ganancia" que se realiza al vender en el mercado el producto elaborado del trabajo, esto lo oculta el señor Larralde.

Las razones del ocultamiento de dónde nace la plusvalía, "la renta del capital" de acuerdo con Marx, la ganancia del capitalista no hay duda deriva de que se niega la teoría del valor-trabajo clásica y marxista por cuanto que con ella se demuestra la explotación social del hombre por el hombre, el capitalismo disimula sus relaciones de dominio, el despotismo de su política económica de la cual se vale su Poder económico, la apropiación del producto social, el plusvalor, enmascarándola con que surge del mercado, entre los oferentes y demandantes, del mecanismo de las transacciones mercantiles, negándole el descubrimiento principal de Carlos Marx a conveniencia, ya el capitalista se apropia de la riqueza social expoliando al trabajador y que Larralde atribuye que en el modelo de transición al socialismo venezolano, la nueva clase se apropia en "El usufructo discrecional de la riqueza social por parte de la oligarquía milico-civil en el poder guarda semejanzas".

En verdad el análisis del señor Larralde es distorsionador, no solo política sino también económicamente, sociológicamente maneja categorías de la ciencias de forma errática, sosteniendo la tesis del mercado, del valor surgido del mismo, además desconociendo la teoría valor trabajo, pretende dentro de las diferencias con el modelo de análisis de Djilas, que el estado venezolano "Al abolir la interacción de la oferta y la demanda en la formación de los precios, la objetivación impersonal de un intercambio mercantil basado en el consentimiento mutuo es sustituida por la subjetividad y la discrecionalidad de burócratas que tienen ahora el poder de fijar precios. Al desconocer el costo de producción y comercialización, se genera desabastecimiento, como ocurre actualmente en Venezuela".

Debemos decir en honor a la verdad que el gobierno de Nicolás Maduro no ha abolido el mecanismo de formación de precios en el mercado, se toma en cuenta los costos de producción gastos de comercialización, además el 30 % de la ganancia, solo que el empresario venezolano, los capitalistas han venido actuando trasgrediendo las leyes económicas, la formación del valor y los precios, fijando precios arbitrariamente, rompiendo la lógica económica, la objetividad, colocando precios llevados por la devaluación impuesta desde la subversión económica de Cúcuta, desde la el Portal del Dólar Today, del dólar especulativo imponiendo los precios al consumidor por lo que no es el consentimiento del mercado, el mecanismo libre del mercado, sino unas relaciones de despotismo, de dominio sobre el trabajador consumidor., esto es lo que viene ocurriendo, la imposición de la subjetividad capitalista sobre el mercado.

Así pues; como dice Larralde "Aparecen oportunidades de lucro especulativo instantáneo, comprando productos regulados escasos que se revenden a precios varias veces superior." Inculpando al gobierno chavista de Maduro por sostener un tipo de cambio favorable al acceso del pueblo que les niega los capitalistas con sus política subjetiva de precios, marcada por el dólar negro, y los incentivos perversos que crean los bachaqueros con su política informal de escasear los bienes, vale decir que estos sujetos económicos capitalistas y bachaqueros se dejan llevar por "Los incentivos perversos de los controles de precio, hacen del bachaquero y del contrabandista dolientes por excelencia de este peculiar "socialismo".

BACHAQUEROS Y CAPITALISTAS BURLANDO CONTROLES DE PRECIOS CREANDO HIPERINFLACION

Mejor dicho; "los controles de precios" son burlados por bachaqueros mediante la política de saquear los mercados, mediante la política de colas bachaqueras, evitando el acceso al pueblo de los bienes de primera necesidad, con ello, hacen la escasez, una parte de los bienes regulados que adquieren son contrabandeados ilegalmente hacia Colombia y otros países, la otra parte, es colocada en el mercado a precios especulativos en el mercado interno, de manera que el señor Larralde de manera extraña posiblemente perversa en su juicio afirme que bachaqueros y contrabandistas, figuras pervertidas por el lucro capitalistas diga que "son dolientes por excelencia de este peculiar socialismo". La verdad es que éstos; "se enriquecen además los que tienen la potestad de incidir en la distribución de los bienes regulados en todos los niveles, desde los más altos funcionarios que deciden los precios y las regulaciones -que hacen desaparecer los bienes-, pasando por los Guardias y policías que se supone deben impedir los ilícitos (¡!) de la reventa, hasta los dueños, cajeras y empleados de mercados que avisan cuando llega mercancía regulada y/o reservan bultos a los "panas" a cambio de participación en el diferencial de precios".

Por eso menosprecia el fenómeno del bachaqueo, aunque valora sus calucos políticos, pero lo encubre, lo llama "la idiotez de una "guerra económica" de la burguesía y el imperio contra la "revolución" buscando socavar las conquistas (¡!) del pueblo, como responsable de las penurias sufridas. Ella obliga a cerrar filas en torno al comando milico-civil para resistir tal acometida y vencer al enemigo".

Este suposición del señor Larralde "en cuanto a la potestad de incidir en la distribución de los bienes regulados" lo lleva a extender la idea de que la oligarquía milico-civil usufructúa la riqueza social, a espalda de la dirección del gobierno, hablando propiamente de la corrupción de funcionarios públicos, chantajeados y obligados a corromperse, especialmente en la fronteras (Guardias y Policías) aparte de miembros de la sociedad civil involucrada en desaparecer bienes del mercado, mejor dicho toda una conspiración contra el gobierno, contra la sociedad, a la que el señor Larralde de forma distorsionada analiza el fenómeno del bachaqueo, los fines económico y político que en verdad ponen al descubierto a quienes sirven y de lo que se queja de todo esto, es de "la discrecionalidad de burócratas que tienen ahora el poder de fijar precios", esperando por el contrario su liberación dada una situación de hiperinflación, sin pensar las consecuencias sociales, el daño a quien perjudicaría.

Por eso nos refiere el señor Larralde a "Los numerosos controles impuestos a empresas y comerciantes, y las severas penalizaciones de las leyes "socialistas" potencian, asimismo, las posibilidades de extorsión. En la cúspide de esta pirámide de corrupción se asienta la nueva clase, la oligarquía milico-civil que actualmente ocupa el poder. Ella está comprometida con mantener este sistema hambreador, incluyendo el disparatado control de cambio, no obstante la brutal inflación que ha ocasionado y las penurias –algunas fatales- de no poder conseguir algunos medicamentos".

O sea que el sistema "hambreador" no está en la liberación de precios capitalista que ha generado hiperinflación que está vaciando el bolsillo de los trabajadores consumidores, que está empobreciendo la familia venezolana, sino en los controles de precios, en la fijación de precios justos que evaden los capitalistas, los bachaqueros, los contrabandistas, los extorsionadores, funcionarios públicos corrompidos por el lucro capitalista, así pues nuestro caballero se sirve del análisis de Djilas para soportar un discurso retorcido, distorsionador, de las leyes venezolanas, tildándolas de socialistas, como si en el pasado los anteriores gobiernos no aplicaron controles de precios y precisamente en el marco del capitalismo de estado.

¿Quién potencia las posibilidades de extorsión? ¿Quién se beneficia del lucro? No hay duda quienes especulan con los precios en el mercado, y no puede ser otro que los capitalistas especuladores, bachaqueros civiles inescrupulosos corruptos, además de funcionarios corruptos (Guardia y Policías encubiertos que mancillan la condición de funcionarios públicos). Mal podría la nueva clase participar en ese sistema hambreador que perjudica al pueblo, que resta credibilidad al gobierno chavista, por el contrario lo perjudica al pueblo, en especial "la brutal inflación (creada por los empresarios capitalistas, la nota es mía) que ha ocasionado y las penurias –algunas fatales- de no poder conseguir algunos medicamentos", así pues que el discurso retorcido del señor Larralde se pone al descubierto.

En verdad, la cúspide esta pirámide de corrupción en verdad está en el capitalismo, en tratar de burlar los controles de precios, de allí que se queje su defensor, el señor Larralde de quejarse ante Maduro y su gobierno por "La indisposición a rectificar sus políticas ruinosas no es porque sean brutos y no se dan cuenta (¡!) de sus efectos, o que estén presos de concepciones ideológicas atrasadas, no…." Fíjese llama al control de precios (de la hiperinflación) política ruinosa, al tipo de cambio fijo de dólar política ruinosa, cuando todos sabemos que de liberarlo, llevaría a una catástrofe social, más del daño ya hecho por capitalistas y bachaqueros.

Pero no; prefiere el señor Larralde de evadir su responsabilidad, de sus argumentos perversos, lo que oculta, porque tiene intereses creados con el capitalismo para que continúe expoliando la población venezolana, pretende expropiar la riqueza petrolera, apoderarse de nuevo del estado venezolano, poner la maquinaria estatal al servicios denla corrupción capitalista, hacia la formación del lucro individual, cuando por el contrario la revolución venezolana ha puesto todos los espacios del Estado revolucionario al servicio de saldar la deuda social, de las necesidades e intereses del pueblo trabajador democratizando el petróleo, sembrándolo como decía Uslar Pietri.

El proyecto del señor Larralde lo disimula muy bien; prefiere decir "El desafío de las contiendas políticas venideras es consolidar una amplia mayoría dispuesta a acabar con el presente sistema rentista de expoliación. Para ello es menester un proyecto económico y político basado en la competitividad, la generación de empleos productivos y la conquista del Estado de Derecho. El debate político debe asumir este desafío". Pues bien si está preocupado con el sistema de expoliación de la oligarquía milico-civil presunta de la nueva clase burocrática, trata de sustituirla por otro sistema de expoliación el de la oligarquía burguesa, basada en la competitividad capitalista, la generación de empleos explotados y la conquista del Estado de derecho para imponer el derecho burgués por encima del pueblo, tal es el proyecto Larralde.

Pretende el señor Larralde "La destrucción del Estado de Derecho", de la Constitución Bolivariana desde la mayoría que pretende desde la asamblea nacional, un golpe asambleísta a la revolución bolivariana, al poder ejecutivo, sosteniendo la impunidad, acorralando la economía popular, "los medios independientes" creando un escenario favorable a la depredación capitalista. Así pues el señor Larralde como el dice cobijándose "en un retórica justiciera y de redención" social, con "contraposiciones simbólicas", "una visión maniquea esencialmente fascista" pretende manipular la opinión pública con sus artículo "La Nueva Clase", sembrando temor y odio, proyectando la imagen del enemigo sobre el gobierno, a quien denuncia como oligarquía milico-civil, la nueva clase, un discurso depredador de la verdad que legitima el bachaqueo, el contrabando, para lograr su fin, acabar con la revolución bolivariana, por eso critica la organización para la protección y liberación del pueblo, como "paquete tecnológico cubano de represión".

Es tal el poder ideológico propio de la guerra fría, del anticomunismo del señor Larralde que se crea a si mismo disparates ideológicos, irracionales, y que una nueva clase social, una oligarquía milico-civil, plusvalía de mercado, es decir una incesante repetición de clichés ideológicos elaborados en los laboratorios del imperialismo de los Estados Unidos, que evaden la realidad venezolana, haciendo creer una tragedia distorsionada, al decir "El "socialismo del siglo XXI" se ha convertido así en fenomenal pretexto para privatizar lo público en manos de la nueva clase", cuando todos sabemos que quienes privatizan son los dueños de empresas privadas, los capitalistas, parafraseándolo terminamos diciendo Lamentablemente, el egoísmo y las ansias de lucro de los nuevos oligarcas bachaqueros y capitalista se impone a los intereses de la población venezolana por ahora, sin embargo el pueblo sabe defenderse, la revolución bolivariana sabrá ahora defenderse constitucionalmente con el estado de excepción y si es necesario extenderlo a la Goajira si la situación se agudiza para garantizar el derecho al acceso a los bienes regulados y la paz social.

Fuente:

Humberto García Larralde. "La Nueva clase" Analítica. Com., 20-08-2015,



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1565 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213015.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO