La caverna no es un mito ¿Hacia la realidad venezolana?

Toda aquella mitología griega que alguna vez leímos, con tantos Dioses y Diosas, con sus rencillas, odios, venganzas, amores, solidaridades; padres devorando a sus hijos; con las situaciones más grotescas como una reina fornicando con un toro y cuyo monstruoso hijo luego se dedicara a violar y devorar jóvenes y doncellas, anunciaban la complejidad de nuestra especie.

El ser humano es una gigantesca contradicción que va desde la extrema barbarie hasta lo más sublime; esto explica que una canalla hispánica haya venido alguna vez a estas tierras de gracia a dominar, saquear y asesinar, y por otra parte venezolanos que en su tiempo marcharon a otros lugares a liberar pueblos.

No fue un vano ejercicio el homenaje que rindiera Platón al infortunado Sócrates obligado a beber la cicuta por decir las cosas en el ágora griega tal cual las veía y pensaba, es decir su realidad. Pero ¿es que eran tan malos los gobernantes de la ciudad-estado que aplicaron semejante condena? ¡No!, sencillamente eran las reglas de juego, inmodificables, perpetuas. Era la necesidad de mantener el poder. Verdadero y poderoso Dios de todos los tiempos pasados y presente.

¿Ahora de que realidad se trata? No me refiero estrictamente a la visión óptica, ni a las conceptualizadas como la Verdad, la Objetividad, sino que además incluyo a la percepción, la intuición, la experiencia propia y ajena; alguna formación libresca, interés político e ideológico, y la curiosidad; que con toda seguridad poseen centenares, miles o millones de ciudadanos que andamos por estas ciudades pueblos y caseríos

La actual situación venezolana, no es para distraerse, en anteriores artículos hemos señalado que este año navegaríamos en procelosas aguas, y no hace falta bola de cristal, ni rebullones que interpretar, basta acudir a la experiencia humana para entenderlo; son circunstancias históricas. Recordemos un sencillo detalle, en las décadas del 80- 90 del siglo pasado la Derecha venezolana formuló junto a factores transnacionales políticas neo-liberales orientadas a crear las condiciones sociales de pobreza, miseria y debilidad institucional, para que el país fuese "un mango bajito y madurito". Y dar un zarpazo definitivo a la independencia nacional.

Pero por esas cosas que escapan a este análisis, apareció Chávez, quién además de no plegarse a los tradicionales centros de poder, salió respondón y con capacidad para formar equipo y construir una propuesta de liberación nacional.

En estos momentos, hay una delicada situación que toca variados aspectos de la vida de los venezolanos que la Derecha ha sabido manejar, con destreza y mucha crueldad en función de caotizar el país, y son inocultables los logros obtenidos en el fomento de la incertidumbre y el descontento.

Los hombres y mujeres que por razones políticas, ideológicas, históricas y humanas apoyamos este proceso político venezolano con nuestra particular visión crítica, estamos obligados a tratar de comprender nuestra realidad política, nuestras debilidades sin llegar a la depresión, y nuestras fortalezas sin pisar la trampa del triunfalismo , y a valorar muy bien sin subestimar a esta Derecha por muy desunida que se presente. Los camaradas que por circunstancias les ha tocado el rol de dirección del proceso; junto a todos nosotros encontraremos en el pasado, porsiacaso, referentes importantes para: aprender…para aprender. (*)

Los procesos políticos progresistas y revolucionarios, pueden por múltiples razones perder fuerza y tomar rumbos inesperados y a veces contradictorios. En los últimos doscientos años en nuestra historia nacional podemos citar tres momentos:

la larga guerra de la independencia de España, liderada por Simón Bolívar(1810-1830) donde en veinte años se descalabró la economía nacional; se diezmó de manera sustancial la fuerza de trabajo física e intelectual de la República, y, a la muerte del Libertador, se estableció una voraz oligarquía terrateniente que abrió el cauce a numerosas guerras civiles,

Un segundo momento lo encontramos, en la gesta de reivindicación de los pobres de la tierra que conocemos como la Guerra Federal (1859-1863)acaudillada por Ezequiel Zamora, cuyo asesinato temprano le permitió a los vivarachos de siempre mimetizarse en las nuevas banderas y torcer el rumbo del proceso e instalar gobiernos liberales-capitalistas.

Un tercer momento lo ubicamos a mediados del siglo XX, (1958-1999) con la asunción del poder de los dirigentes de la Derecha de los partidos del Puntofijismo, cuyas habilidades políticas sobrepasaron a las debilidades político-ideológicas de las organizaciones revolucionarias instalando un estado anticomunista y terrorista envuelto en un ropaje "democrático".

Este largo periodo que va desde la muerte de Simón Bolívar (dic-1830) hasta el triunfo electoral del Presidente Chávez (dic. 1998) se le conoce como la IV República.

Ahora bien, estamos en un nuevo vórtice de la historia venezolana anudada a la historia mundial; aquí en lo local ya no es posible volver al antiguo "juego democrático": "Hoy te toca a ti, mañana me toca a mí" "Hoy me lleno yo y luego tú". ¡No! El Presidente Chávez y un sector mayoritario del pueblo venezolano cerraron ese aberrante ciclo.

Por allí de vez en cuando se oye, que esta oposición se porta mal, (*) que no está a la altura del proceso democrático; y uno se pregunta porque se ha de portar bien; es que acaso lo que se está jugando en Venezuela es cualquier cosa. Si alguien no está equivocado aquí es la oposición y sus panas foráneos, no olvidemos que a cada momento y a los cuatro vientos decimos que tenemos la mayor reserva mundial de petróleo, generando una incontrolable salivación de los grandes consorcios internacionales (*).

Por eso es que la situación de nuestro país se torna compleja, muy compleja, que nos obliga a no descuidarnos en lo más mínimo, sobre todo por el empleo del imperialismo en su guerra de varias intensidades contra nosotros de sofisticadas técnicas de la psicología:

"La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética" o "crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos" (1)

Cada vez más nos acercamos a Sócrates y al necesario aterrizaje en la realidad, en ese sentido esperamos que nadie sea obligado a beber la Cicuta. La actual situación demanda de las actuales organizaciones revolucionarias nuevos comportamientos en un mundo donde los grandes Centros Financieros, lo quieren todo, y esos centros además de avaros son absolutamente impersonales. Es realmente un cambio de época (Correa. Dixit).

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL

  • Se cuenta que el Barón de Humboldt, andando por Cumaná contrató un Baquiano, y se detenía ante cualquier planta y preguntaba ¿Qué es esto? Cosa que llevó al indio baquiano a preguntarle, ¿Bueno señor si usted es un sabio, porque pregunta tanto? Para aprender…para aprender respondió el teutón.

  • La oposición que se conoce, que se expresa y actúa es la que conforma la Derecha Fascista, si existe otra, es sumamente tímida.

  • Por supuesto que estos consorcios hace mucho que están muy bien informados de lo que tenemos en materia energética.

  1. Chomsky, Noam/ 10 Estrategias de Manipulación, tomado de "Armas Silenciosas para Guerras Tranquilas"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1832 veces.



Rafael Castro

Productor del Programa Historia Cultura y Sociedad, en Radio Comunitaria Panela 96.9 FM, de San Joaquín, Estado Carabobo/miembro de la Comuna Socialista Carabali

 racasc5@hotmail.com

Visite el perfil de Rafael Castro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211935.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO