Una familia infeliz debe disolverse. Al carajo el vínculo religioso y el prestigio social

"Hay casos en que la separación es inevitable, a veces inclusive moralmente necesaria, para sustraer a los hijos de la violencia y la explotación y hasta de la indiferencia y el extrañamiento", http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/papa-reconoce-que-algunos-casos-separacion-necesaria-noticia-1821019.

Es tal la infelicidad que padecen millones de familias en el mundo entero, que hasta el máximo jerarca de la poderosa, corrupta, viciosa y excluyente Iglesia Católica, según se aprecia en el comentario arriba citado, opinó que la separación es un proceso inevitable en algunos casos. Ciertamente el Papa no hizo mención del divorcio, figura exclusivamente jurídico-civil, pero su comentario refleja en parte la notable descomposición de la sociedad actual, incluyendo a la familia, considerada como el núcleo de dicha sociedad.

Adviértase que en el presente escrito se hace referencia a la familia compuesta por padres e hijos, originada a partir del matrimonio (civil o religioso, o ambos) entre un hombre y una mujer, relación monogámica predominante en el orbe cristiano. Familia que, más allá de las explicaciones románticas e ingenuas, ha sido una estructura fundamental para mantener la cohesión y el control social, así como un vehículo socioeconómico, mediante el que incluso numerosos sujetos obtuvieron importantes fortunas. Para la Iglesia Católica, ha sido una herramienta bien útil en su papel de primer orden en la conformación político-territorial del mundo occidental.

La familia es una forma de convivencia, y como toda forma de convivencia en nuestros días, donde la violencia, la pobreza, la exclusión, el racismo, el consumo excesivo de drogas y otros flagelos azotan con todo a la humanidad, no es perfecta ni mucho menos. Por desgracia la Iglesia Católica, con su estilo inquisidor, sigue insistiendo en que "lo que Dios une el hombre no lo pude separar". ¿Y quién carajo es Dios para perpetuar la unión de quienes terminan siendo infelices luego de algún tiempo de convivencia? Aún no hay quien demuestre científicamente que existe el tal Dios. Es una cuestión de fe, nada más.

En pleno siglo XXI ya es justo que los pueblos vayan liberándose de la influencia perniciosa del catolicismo (en el caso de occidente) en materia familiar, y que el tipo de convivencia no esté sujeto a la imposición religiosa. Es muy negativo para una familia, alargar la unión sólo para aparentar o gozar de ciertos beneficios, mientras que la violencia intrafamiliar es el pan de cada día; en este sentido los hijos terminan siendo los más perjudicados a costa de cuidar un supuesto prestigio, una reputación y otras pendejadas asociadas a hipócritas normas de convivencia social. Cuando una familia es infeliz, simplemente se debe disolver por el bien de todos sus miembros, y al carajo el vínculo religioso (en el caso de los que contrajeron matrimonio eclesiástico) y el prestigio social. Téngase en cuenta que individuos infelices, temerosos, resentidos, violentos e infieles, forjados así en el seno de familias nucleares bien conflictivas, son presas fáciles de quienes explotan las debilidades y problemas humanos. Tendría validez aquí el dicho "más vale sólo que mal acompañado".

Ahora bien, muchos de los defensores de la familia nuclear alegan que los hijos sólo son bien educados bajo esa forma de convivencia. Es una verdad a medias; algunos llegan a ser todas unas lacras y fueron criados en hogares aparentemente ejemplares, y hay quienes han sido excelentes individuos siendo formados por uno solo de los padres, o por otro pariente, o incluso de manera solitaria. En este último aspecto, hay que incluir a hijos adoptados y a criados por parejas homosexuales, que han llegado a ser personas más inteligentes, sensibles y valiosas que millones de individuos surgidos de familias conservadoramente católicas, por ejemplo. Es necesario dejar de percibir a la familia nuclear como una panacea social, y saber que se puede ser útil sin ser parte de una familia de ese tipo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2209 veces.



Rubén Alexis Hernández

Licenciado en Historia, Magíster en Historia de Venezuela. Antiimperialista, izquierdista y ateo

 ruhergeohist@yahoo.com

Visite el perfil de Rubén Alexis Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: