Chavistas marginales damos consejos al PSUV

Somos chavistas marginales en el mejor sentido de la palabra. Somos chavistas porque somos revolucionarios venezolanos que luchamos por el socialismo y la obra de Hugo Chávez. Y somos marginales porque feliz y voluntariamente permanecemos al margen del poder burocrático, de los cargos públicos, del liderazgo partidista o gubernamental, también del poder empresarial que se hace obeso con el tetero del Estado; al margen de la fama, de los viaticos, de los subsidios, de los patrocinios, de las largas coberturas mediáticas, de los viáticos, de las delegaciones, de los viajes oficiales, de las comisiones, de las misiones diplomáticas, la fama, los aplausos, los elogios, las adulancias, los empleados bajo nuestras órdenes, etc. Somos sonrientes, serenos y leales, somos chavistas de a pie, que pudiendo estar inscritos en el PSUV, también andamos por la calle, herrantes y deambulantes por otras trincheras que no son sólo partidos sino también espacios de la vida social y la opinión.

Desde nuestra digna y respetable marginalidad chavista consideramos que sería imperdonable permitir que la derecha que tanto odia al pueblo se apodere de la Asamblea Nacional en 2015.

Por eso, reunificar las fuerzas del PSUV y del chavismo marginal es muy importante y exige considerar 3 puntos para cuya implementación nos ofrecemos:

1) Maximizar el carácter participativo del PSUV, lo cual significa diversificar lazos entre el PSUV y el pueblo organizado en sus espacios económicos, sociales y culturales; más allá de lo electoral. Esto se concreta mediante la movilización de militantes comprometidos que salgan del claustro burocrático y se involucren políticamente con la sociedad y sus actores.

2) Combinar las tesis de "Partido de Cuadros y Partido de Masas", ello consiste en multiplicar líderes formados en las entrañas del pueblo y desde la lucha de clases; para que sean los más éticos, combativos, capaces de comprender las experiencias sociales y orientar la acción política. La vanguardia revolucionaria del PSUV debe asumir su obligación histórica de potenciar su calidad política hacia una mayor cantidad de nuevos voceros.

3) Socializar las tareas intelectuales del PSUV, es decir, distribuir las acciones intelectuales del partido en pluralidad de dirigentes y militantes para brindar apoyo a la Dirección Nacional del PSUV, la cual no se da abasto por sí sola para acometer las ingentes responsabilidades que caracterizan la planificación de la política en una Patria que construye el socialismo. Si bien son vitales las tareas manuales como repartir propaganda y buscar votos en zonas populares, las tareas intelectuales alimentan la destreza y dignidad del militante como individuo pensante. La entrada de muchos cerebros le dará mayor fortaleza anímica al colectivo partidista.

http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1931 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: