De los santos vivos y los santos muertos

¿Qué sabemos de Paulo, o Pablo?... ¿Y de la vida del Papa Francisco?... ¿Alguien podría dudar hoy que la madre Teresa de Calcuta sintiera que su vida estaba por encima de los hombres (y de las mujeres, y de los niños, y de los pobres…? ¿Qué sabemos de Francisco de Asís?...

El usurpador

El único cristiano es Cristo; ¿cristiano?, fue el Cristo pecador, Jesús-hombre crucificado. ¡Qué! ¿Cómo es que el "Cristiano" se agota en Jesús crucificado? ¿Y la historia del cristianismo qué dice?

Que el cristianismo, el sacrificio personal para salvar a la humanidad, deviene siempre en una revolución en el espíritu. La fe cristiana, la fe del sacrificio trascendió en Francisco de Asís, otro Cristo, que no murió en la Cruz pero murió en la pobreza. Y trascendió en muchos otros, aun siendo laicos, o profesar otras creencias, siendo militares, mujeres, en el espíritu de la rebelión.

La historia también nos dice que hay un astuto usurpador del "cristo" con el nombre de Francisco, tomado del "de Asís", el cristo que muere en la pobreza. Resulta que, como creyeron que el nombre de Jesús era pretender mucho a lo imposible, el cardenal argentino se disfrazó de Francisco el pobre. ¿Alguien sabe de algún papa llamado Jesús, parece imposible? Sin embargo, el muy presumido se quiso igualar al franciscano Francisco. Luego de pensarlo, más que igualarse a él, este obispo cargado de "historia" quiso disimularse con él... desde la opulencia del Vaticano, con un gesto más publicitario, más de publicidad inversa, que simbólico de la pobreza en la iglesia. Una ironía. Una desfachatez de la Iglesia usar el nombre de Francisco, el pobre, el de Asís, para representar la riqueza y jactancia del poder Católico. …usurpar un insignia del voto de pobreza y amor a la naturaleza, de humildad… eso de saber que mientras haya alguien más necesitado que Francisco, Francisco debe dar todo lo que tenga de más…. ¡Qué insolencia la de este Papa!

Zósimo…

"Los Stárets o startsy son tomados por los creyentes como un ejemplo de santa virtud, fe incondicional y paz espiritual… Se cree que a través de la práctica del ascetismo y una vida virtuosa, el Espíritu Santo los provee de dones especiales a los startsy, incluyendo la habilidad de curar, realizar profecías y proveer una guía y dirección espiritual efectiva"… El asunto es que, más que el Espíritu Santo, que no preña, lo que hace de los Starets verdaderos guías espirituales; santos, los llaman es su ejemplo de ascetismo, sus prácticas de humildad y pobreza. Zósimo, el famoso Stárets que hace vida en la literatura, y como todo en la literatura, es un buen ejemplo de cómo contrasta la vida de este ser "bendito" con la de un pontífice, de un obispo católico o anglicano (o de un patriarca ortodoxo, o de uno de esos ridículos pastores millonarios de ahora)… Si mi persona conociera un poco más de estos héroes espirituales populares, tan peculiares dentro de la cultura Rusa, no hablaría de Zósimo, el guía espiritual de Alejo Karamazov. Pero dentro del drama de vida de la novela podemos hacernos una idea un poco cercana a cómo sería la vida de sacrificio de esta especie de santo vivo; atormentado por el pecado, soportando los sufrimientos ajenos y los propios… Nunca muestra sentirse menos pecador, o sentir menos dolor que los otros, hombres, mujeres, niños niñas, pobres, ricos. Esa es la base de su poder espiritual, la humildad, la preocupación, la compañía . No la humildad de sumisión, sino de respeto por el sufrimiento ajeno, de comprensión por el sufrimiento ajeno, de no sentirse más sufrido, más redimido, más sabio, o "distinto", pero tampoco menos que eso.

La resurrección y los pobres necesarios

Y dicen que fue Paulo o Pablo quien hizo de la herencia cristiana, del ejemplo de rebeldía de sus mártires, un Estado, quizá vanamente, para debilitar el poder de Roma. Pero también convirtió la resurrección de Jesús en una promesa de salvación para los hombres en el más allá de la vida, y todo de cara a la lucha de los apóstoles contra Roma.

La resurrección de Jesús como meta de la fe cristiana, para borrar el sentido de la vida como lucha por la vida humana misma, para distraernos de las que peleó el cristianismo en sus formas primitivas, nada tiene que ver con pugnarle el poder a Roma. Más bien fue una manera inteligente de extenderlo mucho más en el tiempo. Antes de Pablo, en el pueblo cristiano como en casi todas las culturas semíticas y mediterráneas, era la idea de la reencarnación la que gobernaba el destino de los hombres después de la muerte. Si la reencarnación prometía algo era reaparecer renacido en una vida pero de acuerdo a como ésta se había vivido: si viviste como una cucaracha reencarnas como un insecto igual o del mismo rango; si habías vivido como un hombre digno, reencarnarías en uno superior.

En cambio, dentro de la doctrina cristiana paulista la resurrección sirve al poder constituido, atando al hombre de fe a la promesa de salvación en un paraíso pero después de muerto (o más allá de la vida) al precio de una insólita resignación ¡Nada más lejos de las doctrinas de Jesús sacrificado!, nada más lejos del cristianismo primitivo y de la rebeldía de sus discípulos originales. La promesa de salvación a cambio de una vida sumisa, el hombre negándose en vida, en la mansedumbre al poder de Roma (ahora representado en la Iglesia católica), resignados a su injusticia, a su corrupción y a sus caprichos.

Cristianismo y capitalismo

Gracias a estas adulteraciones hechas al partido primitivo cristiano, el capitalismo se aprovecharía luego de una forma de "fe" mucho más cruel, mucho más obligante, más torturante: la de la Iglesia Reformada. Al emerger la burguesía comercial y banquera, emerge a la vez la forma ideológica y religiosa que calza con ella, que fundamenta sus maneras. Con ella se impone el auto castigo, el auto control, la auto esclavitud que impone la culpa… ¿Gracias a quién? Primero a Pablo, a la teología del poder, a la lógica del poder hecha iglesia y luego a la lógica capitalista hecha iglesia reformada. Es el mismo poder capitalista actual, generador de la ideología (y la tecnología) de la represión, de la psicología de la represión, de formas jurídicas para el control, de sistemas de control y administración para sostener el poder de los privilegiados, los ricos, sobre las mayorías, esclavizadas e idiotizadas de culpa. La única diferencia entre una iglesia y la otra es que la culpa en la iglesia católica es exorcizada en la confesión y la comunión, o en el mercado de las indulgencias. Mientras en la Iglesia reformada no hay psiquiatra que combata contra ella, te acompaña hasta la muerte; no puedes pagar indulgencias, pagas en efectivo con cárcel, en la locura o con tu propia vida.

Por eso es que tanto el Capitalismo como el Vaticano te necesitan lo más "normal" posible, dócil, prudente, nada curioso, nada pródigo con tus impulsos. Una temible asociación para perpetuar el poder de los ricos. Corporaciones; Vaticano e Iglesias; Monarquías parásitas, dictaduras… ¿Quién sabe de algún un obispo que haya condenado a las monarquías por inmorales? No lo hacen porque el reino de Dios en la tierra, la iglesia, gobierna sobre las almas. El cuerpo… ¡que se resigne!

No obstante los obispos reprueban a las revoluciones socialistas, correlativas al cristianismo primitivo, donde el hombre no se conforma con vivir en un estado de injusticias, de explotación, de hambre, bajo un sistema depredador (¿Qué diría de éstos el santo de Asís?)

Santos vivos, santos muertos…

Cada santo católico moderno lo es por vergüenza de la iglesia o por conveniencia de la iglesia. Cada "investigación" para hallar la verdad cristiana en los santos y en los milagros, es un acto de poder. La fe en los santos muertos no puede ser cristiana cuando cristo renunció a todo por la Humanidad, se sacrificó por ella, no por Dios. Dios es demasiado perfecto, Dios es el que Es, (un ser así) no necesita ni necesitó, ni necesitará que nadie se sacrifique por él. En todo caso, y considerando que Dios es amor (y en caso de que existiera), no le pediría a Jesús, su hijo amado, otro sacrificio que no fuera el de vivir por la perfección humana en la tierra y en el devenir de la vida o el de morir para conjurar la estupidez de los hombres. Para El Maestro no existe salvación del hombre fuera de este mundo. Para la iglesia es otra cosa.

Cómo puede ser santo un Papa, o una Monja, obedientes al poder pomposo del Vaticano. Santos por lavarles las llagas a los mendigos, santos por pedir por los pobres, santos por consolar al pobre de su "suerte", santos …que sin pobres no son santos ni nada. Santos que salvan almas, mientras la carne revienta de injusticias. Santos por una decisión ejecutiva más poderosa que la misma fe. Desde el ángulo que se vea la santidad católica es hoy una institución tan ridícula como los reyes de España: es otorgar poderes morales a quien no los tiene. El Rey de España, es un ser inmoral y pecador como cualquier otro, y los santos católicos… tienen que estar muertos para hacer sus milagros. Los verdaderos milagros los hacen las personas en vida. La santidad es humana y es de los vivos. Santos son los Zósimos, o cualquier otro hombre que en vida haga su apostolado, que su práctica de vida sea un ejemplo de humana perfección, como Guevara, Bolívar. o Chávez.

El Papa Francisco, el antitético de Francisco de Asís

Muerto Cristo el cristianismo continuará en el socialismo verdadero; el partido cristiano primitivo, en las revoluciones socialistas. Lo demás es un Papa disfrazado de pobre para disimular su pasado fascista. Un Papa que como cardenal fue complaciente de crímenes atroces y de una iglesia cómplice de torturas, desapariciones y tráfico de niños, que delató a la propia gente de su iglesia por luchar contra esas injusticias y crímenes, frente a los esbirros. El Papa Francisco es la antítesis de Francisco de Asís. Su mejor gesto cristiano sería pedir perdón a los argentinos y a la Humanidad por "sus" muertos y renunciar a sus privilegios y a todos los bienes materiales.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1620 veces.



Héctor Baíz

http://hectorbaiz.blogspot.com/

 hecto.baiz@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Baiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: