28 de junio: fracasó la guerra económica

¡Hay que ver que los gringos y sus secuaces son brutos! ¡Hay que ver que no aprenden! Ensoberbecidos por su poder bélico y tecnológico, no pueden ver más allá de un cuarto de pulgada delante de sus narices. Llevan dieciséis años inventando las más diabólicas tetras contra el pueblo de Bolívar para someterlo, y nada.En el 2002 inventaron algo absolutamente paradójico: un paro patronal-sindical (con los sindicatos corruptos, por supuesto) y fracasaron. Entonces, siempre ciegos de soberbia, arremetieron contra el centro económico del país:PDVSA, para tumbar al legítimo gobierno de Hugo Rafael Chávez Frias, y les salió el tiro por la culata: quisieron doblegar al pueblo negándole la gasolina y el gas, bajando las santamarías de los comercios, escondiéndole la leche de los niños, congestionando bancos, obligando a la gente a permanecer horas y horas en colas, el pueblo se armó de paciencia y aguantó el chaparron…!y entonces fue cuando el pueblo se solidarizó mas con Chávez! Y es que los gringos y sus secuaces no comprendieron que Chávez se había metido en el alma y el corazón de su pueblo. Pero también en su conciencia. Después de Bolívar y de Zamora, nadie se había ocupado verdaderamente de sus necesidades y padecimientos. Por años y años, engañado con falsas promesas de democracia, permanecía arruinado, disminuido, invisible ante los poderes económicos enganchados con los políticos de turno. Sus esperanzas iban y venían siempre fallidas. Le hablaban de progreso que nunca les llegó, y el progreso que veían era importado, no les pertenecía. Y las grandes empresas transnacionales, amparadas por los gobiernos vende-patria de turno, se fueron apoderando de sus espacios y sus tiempos. Fue cuando Chávez les habló, día tras día, como una gota de agua sobre la piedra para que entendieran su verdadera historia, el por qué de sus fallidas esperanzas. ¡Y el pueblo entendió, abrió los ojos!

Entonces, los endemoniados gringos y sus secuaces, viendo que ya no podían arrancar a Chávez del alma y el corazón de su pueblo, planificaron diabólicamente asesinarlo. Pensaron, desaparecido el líder, se acaba la tonta historia de revolución. ¡No aprenden esos brutos de mierda! El pueblo, sumido en el dolor, y con su ausencia, acrecentó el amor a su líder. Sus palabras, sus enseñanzas, sembradas en tan breve tiempo, ¡apenas veinte años!. Florecieron y dieron frutos. Los poderosos brutos no entienden de amor, de solidaridad, de fraternidad, de Patria. Y al ver que no podían desterrar a Chávez de la conciencia del pueblo, desempolvaron una de sus más terribles tretas; LA GUERRA EC0NÓMICA. Creían que podrían engañas a los incautos revirtiendo la treta hacia el Gobierno: las largas y prolongadas colas para comprar alimentos y otros servicios, mermaría la conciencia de revolución y socabaría las bases del chavismo. Han sido largas y tediosas colas, sí, pero resulta, que hoy, 28 de junio, el pueblo chavista y no chavista, le ha dado la más estrepitosa y gloriosa respuesta: ¿Quieren que hagamos colas? Está bien, nos armaremos de paciencia y las haremos. Pero estas interminables colas que están viendo ahora, son para votar por el chavismo. ¡Prepárense para diciembre! LA GUERRA E3CONÓMICA NO CUMPLIÓ SU ACOMETIDO: ACABAR CON EL CHAVISMO. LA GUERRA ECONOMICA FRACASÓ. Pero, ¡mosca! ¡Hay que estar alerta! Ante tan estruendoso fracaso, el colonialismo no duerme!

¡Seguro está preparando nuevas mañas, nuevas tretas!

¡Gloria al bravo pueblo de Bolívar y de Chávez!

 

blansan@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1289 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas