Abundancia de discursos para un escenario electoral de conflicto

Si bien desde los sectores oficiales se actúa bajo el discurso de re politizar la sociedad, se entiende que se han dado cuenta que han dejado un vacio dentro, en ese lugar vacio, se encuentran los factores que le crean malestar al ciudadano a pie, un malestar que se dinamiza con el mal flujo de la economía, y se agrava desde el momento en que no se halla una conexión, eso que rompe lo abstracto y convierte el discurso en un arma efectiva, eso que da lugar al sentimiento y despierta la pasión del electorado. Hoy, la cita que se prepara para el seis de diciembre, no nos muestra una mejor cara que nos pueda generar expectativas. El hecho electoral simplemente se plantea como una vía que drenará un malestar y encausará la confrontación hacia nuevas formas de conflictos.

Los extremos: estas son las dos fuerzas más radicales que habitan en el conflicto, por un lado los partidos de ultraderecha o derecha radical y por el otro, un sector del gobierno que confronta a cada instante, pero qué sucede con este conflicto. Desde lo electoral, esto beneficia a quienes se despuntan el poder, pero desde lo económico, crean lo que hoy está a la vista de quienes padecen, crean los colaterales.

Los colaterales: son las fuerza atrapadas dentro del conflicto, que apuestan a que los asuntos se solucionen, teniendo como base la confianza total en los sectores políticos que los representan, los colaterales hoy, según el último informe de monitor país, de la encuestadora Interlace, ha crecido., estos que yo llamo colaterales son los que se consideran independientes y que reflejan su malestar con apatía frente a la situación compleja que vive el país, estos que se niegan a ser re politizados.

El nudo crítico del evento electoral por venir (seis de Diciembre)

Este evento electoral está estrictamente marcado por la polarización, el conflicto político y económico ha dejado atrás temas como la inseguridad o cualquier otro. La agenda de hoy está simplemente destinada al tema económico, este tema mantiene un clima de total irritabilidad dentro del electorado, haciéndolos más reactivos a ofertas sociales poco útiles para resolver el problema, y esto es de preocupar. Una mala dirigencia opositora, en desventaja total, victima de sus propias acciones políticas, querrá llevar el escenario por la vía que sea a un situación que comprometa al gobierno sin dejar espacio para el dialogo, pero también preocupa la falta de control que el mismo Estado mantiene en el sector económico, el cual haría viable una acción de ultraderecha que puede ser insostenible a largo plazo, la falta de control de los precios, la corrupción, la criminalidad que aumenta producto del mismo conflicto, y la falta de producción nacional, deja sin duda un espacio abierto a una sociedad que no promete mucho aun ganado el sector oficial las elecciones parlamentarias. Existe una gran brecha para poder dar solución a los conflictos que hoy presenta la sociedad venezolana, tiempo suficiente para cualquier tipo de reorganización política, y tiempo suficiente para un ataque contundente que desde estrategias poco democráticas logren su efecto en cualquier momento luego de las elecciones.

Si bien la derecha no logra capitalizar sus acciones, transformándolos en curules, está enfocando sus acciones para hacer ver el proceso social venezolano como una verdadera entelequia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1116 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas