A propósito de ser ciego

Camaradas PSUV: Este 28 de junio vota por mí

Estimados camaradas: Sé que son muy pocos, o mejor dicho sólo la llamada maquinaria electoral del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) quienes iremos a votar en nuestras elecciones internas para elegir a los más "revolucionarios" candidatos, los cuales seremos parte de la Asamblea Nacional para el período 2016 – 2021, el año bicentenario de nuestra independencia definitiva del imperio español.

Camaradas, ustedes, fundamentalmente de las Unidades de Batalla, Bolívar – Chávez (UBCH), sabemos que debido a la casi nula participación que hemos tenido en los recientes congresos y especie de selección de representantes municipales del partido, donde nos hemos pagado y dado el vuelto, y en los cuales ha votado menos de un 10% de los 7 millones de inscritos que siempre nos habla Jorge Rodríguez, y pese a las dificultades que podamos confrontar dentro de nuestra organización política, tenemos el deber patriótico e ineludible de votar este 28 de junio.

Camaradas, en esta oportunidad, aunque en el fondo, y aquí entre nosotros, sabemos que la cúpula del PSUV ya decidió por mí, así como sobre otros compatriotas, hombres y mujeres abnegados por la revolución, estoy en la obligación como "fiel militante" del marxismo y el socialismo, aunque también aceptando que nunca he leído y menos escrito algo de esa vaina, solicitar el voto de ustedes. Recuerden, basta que los máximos "herederos" del Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez, es decir, nuestro presidente obrero Nicolás Maduro y capitán Diosdado Cabello me hayan seleccionado para tan importante misión, razón que me obliga a someterme como soldado disciplinado; con funciones que pueden tener la seguridad, ejerceré "rodilla en tierra".

Camaradas, ustedes saben cuál es mi mensaje. Fui uno de quienes antes de 1998, reclamé con creces, el cómo personajes, por citar a Carlos Canache Mata o Haydeé Castillo representantes adecos y copeyanos de una estirpe quienes fueron diputados(as) o senadores(as), por el extinto congreso nacional durante los 40 años de la cuarta república, es decir, esos ex – parlamentarios por sólo citar un caso de cada partido del otrora status quo, estuvieron entre 1959 y 1999 en sus curules. Es por ello, camaradas, que yo, quien desde 1999 he sido constituyentista, diputado, ministro, presidente de empresas del Estado, alcalde o gobernador durante estos 17 años, todavía no he tenido el tiempo suficiente para que pueda dar mis máximos conocimientos y amor por la patria. Si adecos y copeyanos necesitaron 40 años para destruir a Venezuela, que ahora yo les pida un lustro más de historia para sobrepasar los 20 años en puestos de poder, no es nada, entendiendo que soy un "revolucionario" entregado por el bienestar colectivo.

Camaradas, en estos años deben comprender que por razones de seguridad y de compromiso patriótico, debí mudarle del barrio lleno de malandros y asesinos que ha traído la apátrida derecha para tumbar la revolución. Esa es la razón, por la cual ahora estoy viviendo en la zona residencial más excéntrica del este de la ciudad. Sí, la zona donde viven los oligarcas, debido a que también por razones estratégicas, tengo que vivir allí para conocer muy de cerca sobre los planes conspirativos que gestan en contra del gobierno del presidente Maduro. Es por ello, camaradas, que tal vez algunos de ustedes tampoco lo comprenda, pero el hecho que me vean montado en camionetas último modelo, con escoltas alrededor, es precisamente evitando que la desestabilización se apodere del país, por sí algo llegase a ocurrirnos a los líderes fundamentales de la revolución.

Camaradas, sí me han visto almorzando en restaurantes de lujo, y no en aquel viejo y oxidado rancho de "La gocha", no significa que me haya apartado de mis raíces. ¡No! Son los nuevos compromisos y exigencias que estoy cumpliendo por Venezuela. También saben que allá en el barrio, mi gusto era por las "frías", especialmente, las que fabrica el "pelucón" golpista, pero también entiendan que existen razones "diplomáticas" que me han "obligado" a que ahora deba tomar "mayor de edad". Obviamente, camaradas, que el hecho de reunirme con mis homólogos de otros países, así como altos "dignatarios" y "empresarios importantes", especialmente aquellos quienes necesitan dólares para importar los alimentos y bienes esenciales que reclama el país, me debo vestir adecuadamente con camisas, pantalones, zapatos y trajes de marca, y por supuesto, tener el Iphone (aifón) de última tecnología.

Camaradas, sabemos que en este momento la escuela bolivariana no tiene papel bond ni materiales básicos pedagógicos y menos alimentos para el desayuno, almuerzo y merienda de los niños. Sabemos cómo lo dijo la niña de uno de ustedes, al presidente Maduro este 24 de Junio, cuando fueron llevados los restos simbólicos de Pedro Camejo al Panteón Nacional, el plantel está en pésimo estado de infraestructura, tengan paciencia. Camaradas y si han visto el centro primario de Barrio Adentro cerrado, o el Centro de Diagnóstico Integral sin insumos médicos o especialistas, igual debemos tener paciencia. No me acuerdo muy bien sobre un pensamiento de Bolívar, pero en algo decía que había que tener paciencia para tener patria. Y si acaso, por allí se publica en algún medio golpista que mis hijos estudian en escuelas privadas o que mi familiares por razones de hospitalización, cirugía y maternidad se encuentran en una clínica privada, no hagan caso de ello, es parte de una guerra mediática para dividir a las bases chavistas de nosotros las cúpulas, "perdón", quise decir, los "líderes revolucionarios".

Camaradas, y si están desmotivados para ir a votar este 28 de junio, porque ven que todos los días aumentan los precios de la comida, pero tampoco se consigue arroz, pasta, leche, azúcar, café, papel higiénico, jabón en polvo, pañales, productos de aseo personal o medicinas, hagan como les dije que hago yo: "rodilla en tierra", ¡Camaradas! Hay una guerra económica. Y por favor, no olviden, que sí para comprar esos productos básicos, deben dormir a las puertas del comercio o supermercado, desde la noche anterior, y pasar el siguiente día entre horas de sol o lluvia, recuerden que nosotros los seleccionados por Maduro y Cabello estamos "trabajando" en diferentes instancias nacionales e internacionales en oficinas con aire acondicionado y "asistentes", en muchos casos, hospedados en hoteles de lujo, llevando la voz de ustedes, la voz del pueblo.

Camaradas, hemos escuchado, a puerta cerrada, el discurso de uno de los "aspirantes" a ser candidato del PSUV ante la Asamblea Nacional para el próximo 6 de diciembre, por eso he decidido no ir a votar, porque siento que el legado del presidente fallecido y líder de la revolución bolivariana Hugo Chávez ha sido traicionado. ¿Ustedes qué harán? A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4360 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a209867.htmlCd0NV CAC = Y co = US