Las dolorosas medidas que no se atreve a decir Luis Ugalde...

...Pero que Pedro Palma las dice y que exacerban las molestias de la población

El señor Luis Ugalde recomienda que para salir de la crisis el gobierno de Maduro debe aplicar "medidas muy dolorosas de cambio económico, político y espiritual…". (1) claro no las explica suficientemente, se vería comprometido con su posición de prelado de la iglesia en la política, no le gustaría que como sacerdote de Dios se vea descubierto en la comisión del pecado, solo apunta al diagnóstico de la situación del " (…) país paralizado por las colas, la improductividad y la inflación, que vuelven inasequibles los alimentos; (…) interminables y desesperantes colas en busca de leche, carne, pollo, harina… medicinas básicas… que escasean, o informan que de 2009 a 2014 ha disminuido entre 81% y 5% la producción en una docena de rubros importantes, y de 2011 a 2014 la agricultura decrece 20%, mientras las importaciones de alimentos suben 79%". (2).

Completando el análisis de la crisis venezolana que hace como intérprete opositor, el economista Pedro Palma se suma al mismo, indicando "Pareciera que no le importara a las autoridades ver cómo se deteriora la calidad de vida de la población debido a la escasez extrema de productos de primera necesidad, lo cual ha generado una inflación desbocada que cada vez se acentúa más, reduciendo aceleradamente la capacidad de compra de los menguados ingresos. Tampoco pareciera importarles las penurias que a diario sufren las personas para adquirir algunos pocos productos que necesitan para satisfacer sus necesidades básicas, la paralización de la actividad productiva, el deterioro de la situación laboral, el notable agravamiento de la pobreza, y la profundización de tantos otros problemas que aquejan a los venezolanos, situación terrible en que hemos caído como producto de las malas políticas públicas que se han implementado durante varios años, y que se ha agravado por el reciente desplome de los precios petroleros"(3).

Aparentemente, estos dos caballeros se sienten aludidos muy preocupados por la situación económica y social, por las penurias humanas y la profundización de los problemas sin embargo, sus palabras inspiran consideraciones de respeto hacia la sociedad, claman por políticas públicas solidarias por "la situación terrible como producto de malas políticas públicas" económicas y sociales del gobierno de Maduro. En consiguiente; el señor Ugalde sabe que hay que aplicar medidas de ajustes, las llama "medidas de ajustes muy dolorosas", aunque no las explica, vamos ayudarle a que sea Pedro Palma, experto de la economía neoliberal que nos las explique, para darla a conocer al pueblo venezolano, lo que la Iglesia y su Conferencias Episcopal oculta o disimula, ellas son fiel expresión de la ortodoxia neoliberal y no del mandato de hacer bien al prójimo.

Las medidas según Pedro Palma son tales que: "Tenemos por delante tiempos irremediablemente muy difíciles. Si se aplican los ajustes necesarios, este año tendremos alta inflación, recesión aún más intensa, desempleo y mayor pobreza, pero si no se implementan estos las consecuencias serían aún peores y más traumáticas". Fíjense nos advierte primero de consecuencias terribles por la política pública de inacción del gobierno de Maduro, pero nos señalan que de aplicar las políticas públicas recomendadas, ("los ajustes necesarios") no disimulan en decir que "tendremos alta inflación, recesión aún más intensa, desempleo y mayor pobreza", para ellos no existe salida a la crisis en el capitalismo, solo proponen una salida al chavismo, pero que el gobierno no las aplica, porque sino, "las consecuencias serían aún peores y más traumáticas", es decir que continuará "la escasez de alimentos, la hiperinflación, la paralización de la actividad productiva, el deterioro de la situación laboral, el notable agravamiento de la pobreza.

Pedro Palma atribuye la situación actual de crisis al igual que Luis Ugalde a las decisiones políticas del gobierno, en particular a "la indolencia", a "la irresponsable actitud de no actuar, que se ha venido aplicando desde hace ya mucho tiempo" según Pedro Palma (4). Una de las posibles explicaciones responde a "…las múltiples acciones requeridas desde hace ya mucho tiempo, pero que no se han implementado por la terquedad del gobierno, están la revisión de las tarifas de los servicios públicos, el aumento de la gasolina, la racionalización del gasto público, la implementación de una política monetaria prudente, la eliminación del financiamiento de gasto público deficitario por el BCV, la sinceración de los tipos de cambio preferenciales, el desmantelamiento progresivo del control de cambios, la eliminación de los controles de precios y de otra índole, y muchas otras" (5). O sea que el gobierno es terco en no perjudicar a la población.

Estas son algunas de las medidas que el señor Ugalde se niega a decir pero las sabe, y para no verse comprometido, apenas dice que son "medidas dolorosas". Veamos como Pedro Palma llama irresponsable al gobierno socialista de Maduro por no aplicarla, aparte de terco, seguir la ortodoxia neoliberal, advirtiendo que de no hacerlo vendrán consecuencias peores, como si el aumento de los precios de los servicios públicos, el recorte del gasto social de las misiones socialistas en bienestar de la población, la eliminación de los controles de precios (controles vitales "para adquirir algunos pocos productos que necesitan para satisfacer sus necesidades básicas" como dice Pedro Palma), la eliminación del tipo de cambio del dólar 6.30 para adquirir medicamentos y alimentos, así como la aplicación de una política monetaria restrictiva de expansión monetaria por cierto cuyo déficit fiscal apenas es del 20% muy por debajo de Japón y los Estados Unidos, entre otras medidas de política neoliberal no son suficiente para deteriorar la calidad de vida y empobrecer al pueblo. ¿No es esto molestar a la población?

Pedro Palma acusa que el gobierno terco e irresponsable de Maduro no aplica dichas medidas de ajustes, ya que tienen un "costo político", y compara a que Venezuela toda es como un paciente, cuyo gobierno de aplicar el tratamiento (dosis neoliberal de política) sufriría una severa enfermedad, por eso, "…que se niega a someterse al necesario tratamiento". Según cálculos políticos de Palma la "respuesta a esa interrogante es que el gobierno teme que los efectos y consecuencias de la implementación de aquellas políticas de ajuste se reflejen negativamente en los resultados de las próximas elecciones parlamentarias" (6), Palma calcula mal, no cree en otras medidas, que el gobierno está inactivo, aplica otras medidas, al parecer desconoce la ideología socialista del gobierno chavista de Maduro, quien por el contrario, viene profundizando el socialismo mediante las misiones.

Opuesto a las políticas socialistas de Maduro, Palma sin desparpajo u vergüenza patria, --al igual que Luis Ugalde, partidario de las medidas dolorosas, "…de cambio económico, político y espiritual", sin importar cuan dolorosas puede representar para el pueblo venezolano--, repite: "Como ya tantas veces lo hemos dicho, muchas de esas medidas correctivas requeridas generan efectos adversos inmediatos que exacerbarían las molestias de la población, pudiendo contribuir ello a la multiplicación de votos castigo en la próxima contienda electoral, por lo que el alto gobierno sea reacio a aplicar esas medidas en lo que resta del año. Esta inacción, sin embargo, tiene un alto costo" (7). Resulta que el experto Palma y Ugalde están al descubierto, son enemigos de la Patria, invitan a sacrificios a la población.

De manera que las dolorosas políticas de "inacción" que a grito clama la ortodoxia neoliberal en Venezuela bajo presión de los Estados Unidos, saben que "exacerbarían las molestias de la población" y que incita la población a ensañarse contra Maduro de aplicarla, incluso haciendo uso severo del Poder, --el tratamiento severo de políticas de shock--, por el costo político, medidas que la oposición política del país está impotente ejercer, dado que perdió el poder precisamente por haberlas aplicado en las décadas de los 80 y 90 del siglo XX.

Pese haber vivido la experiencia de la derrota, el costo político de la IV República, la oposición no aprende, apela al uso de la fuerza, de ser Poder al estado totalitario y fascista para implementar las medidas, propone Palma que "…es necesario dar un giro de 180 grados en el manejo de lo económico. De no hacerlo, e insistir el gobierno en mantener el camino errado de la inacción por temor a las consecuencias políticas que los ajustes tendrían, sobre todo en un año electoral como 2015, (…) podría tener consecuencias catastróficas con desenlaces traumáticos en lo económico y en lo político" (8), como vemos pretende recomendar un camino catastrófico al gobierno de Maduro, que la revolución pierda el poder, no ven otras políticas que no sean aquellas de la ortodoxia neoliberal, de ocasionar "molestias a la población", de exacerbarle su dolor espiritual y material, con desenlaces sociales tipo Caracazo, sobre todo en un año electoral, de la asamblea legislativa.

Sentencia Palma frente a la supuesta "inacción" del gobierno frente a estas políticas neoliberales: "Tenemos por delante tiempos irremediablemente muy difíciles. Si se aplican los ajustes necesarios, este año tendremos alta inflación, recesión aún más intensa, desempleo y mayor pobreza, pero si no se implementan estos las consecuencias serían aún peores y más traumáticas". (9). Para el economista Palma no existen políticas distintas al neoliberalismo, al recetario del imperialismo de los Estados Unidos, parece que olvida las famosas palabras de Rodríguez de "inventamos o erramos" o las palabras de Bolívar de contradecir el modelo de Washington, inspirado por una doctrina apátrida, Ugalde y Palma de manera indolente con el pueblo venezolano, piensan que Venezuela debe someterse a una terapia intensiva de shock de 180 grados en el manejo de las medidas de políticas económicas.

Fuente:

 

1.- Luis Ugalde, "Bandidos", El Nacional, 18 de junio 2015.

2.-Idem.

3.-Pedro Palma, El costo de la inacción", LatinPress. 20 - 26/6/2015.

4.-Idem.

5.-Idem.

6.-Idem.

7.-Idem.

8.-Idem.

9.-Idem.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1940 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a209621.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO