El hambre es un genocidio bajo el silencio mundial

Esta verdad ha sido denunciada por Jean Ziegler, ex relator de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, 2000-2008. Este catedrático suizo tuvo el valor de denunciar que la globalización del capitalismo neoliberal es el culpable del aumento del hambre del mundo. "La causa principal del hambre es la economía capitalista donde 500 trasnacionales más grandes contralaban para el 2005, el 52% del PIB". "Mientras la mayoría de la población mundial esta hambrienta, con desempleo, desnutrición, analfabetismo y padeciendo epidemias’’.En Brasil reveló: "el 3% de los propietarios controlan el 57% de los suelos fértiles, lo cual se repite y puede ser peor en otros países". Denunciaba Ziegler "el control que ejercen pocas trasnacionales sobre los precios de las materias primas agrícolas, las cuales se cotizan en la Bolsa de Valores de Chicago, como si fueran acciones, donde la especulación agrava el hambre mundial. Cada día mueren cien mil personas en el mundo por hambre de las cuales treinta mil son niños".

El gobierno y pueblo cubano ha demostrado al mundo, que a pesar del embargo genocida por 66 años de los Estados Unidos, el sistema socialista cubano ha logrado que ninguna persona o niño muera de hambre. Pero el hambre no solo amenaza a los países pobres, la Oficina del Censo de Estados Unidos informó al cierre de 2012, la cifra de personas bajo el umbral de pobreza se situaba en 43,6 millones, de los cuales 15 millones son niños. En el país más rico y poderoso del mundo, carecen de seguros médicos para 2012, cerca de 20 millones de personas, y cerca 7,5 millones de familias perderán sus viviendas. Otra indolencia de la comunidad internacional ante el hambre mundial, la apreciamos de manera grave en Haití y África.

En el Consejo de Derechos Humanos de ONU, el 26-03-2008, se aprobó la propuesta de Olivier De Schutter Relator sobre "El acceso a la tierra y la seguridad de la tenencia, para el goce del derecho a la alimentación. Se concluyó que: "los Estados y la comunidad internacional deberían respetar, proteger y garantizar mejor el ejercicio del derecho a la alimentación mediante un mayor reconocimiento de la tierra como un derecho humano". Estas declaraciones, además de retrasadas, no son suficientes para solucionar la más grave violación de los derechos humanos en el mundo, el hambre que sufre la mitad de la población mundial por culpa del sistema capitalista. En Venezuela nuestra Constitución dice en el artículo 307, dice: "El régimen latifundista es contrario al interés social…". De esta manera el presidente Chávez combatió el latifundio para garantizar el derecho a la alimentación del pueblo venezolano, pero los empresarios le han declarado una guerra económica al pueblo venezolano, subiendo los precios y escondiendo los productos de primera necesidad que estamos combatiendo. A pesar de la guerra gringa y de la oposición venezolana hemos cumplido con seis de las ocho metas del milenio. www.todosobrelosderechoshumanos.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1094 veces.



German Saltrón Negretti

Defensor de los Derechos Humanos.

 germansaltronpersonal@gmail.com

Visite el perfil de German Saltrón Negretti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



German Saltrón Negretti

German Saltrón Negretti

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a208632.htmlCd0NV CAC = Y co = US