Será necesario devolverle al aparato productivo nacional su papel a la economía del país

Un líder gremialista de Fedecamara como Jorge Roig dio a entender que los empresarios no eran tales, sino una "suerte de concesionarios" del gobierno; asimismo que habían perdido los empresarios venezolanos su habilidades como tales, como empresarios, por ello pensaba que deberían los empresarios devolver "el aparato productivo nacional para el desarrollo de la economía del país" me imagino para el desarrollo nacional, y ningún empresario puede hacerlo, no está en sus fines, el desarrollo del país, sino sus fines privados, por lo que la labor empresarial del capitalismo venezolano la ha perdido, si es así, el capitalismo venezolano no tiene futuro en manos de la empresa privada, los destinos del país están manos del gobierno chavista, de la revolución bolivariana socialista del siglo XXI.

¿Qué es el aparato productivo nacional, el que está al servicio de intereses bastardos foráneos o al servicio del pueblo venezolano? Si respondemos esta pregunta nos inclinamos porque el empresario nacional de no contribuir al desarrollo nacional, será preferible que devuelva los activos productivos al Estado, mejor dicho todos "los concesionarios de divisas" como los llama Jorge Roig, que a bien la hayan recibido dólares subsidiados y no hayan industrializado el país, deben como se dice en criollo "sino lavan debes prestar la batea", devolverle al país el financiamiento, no en dinero, sino en activos productivos, para ejercer el papel de apalancar el desarrollo de la economía del país. Lo contrario sería "(…) la tragedia que tenemos los venezolanos, el que haya un solo oferente de los dólares. Tenemos muy poca diversificación y alta dependencia,…será necesario devolverle al aparato productivo nacional su papel en la economía del país". (¿A quién habrá que devolverle el impulso del aparato industrial, si está harto demostrado que el empresariado venezolano no lo ha desarrollado?).

Para Roig, "En Venezuela las cadenas productivas son muy cortas. En alguna parte de tu proceso necesitas algo que es importado…" "Se rompieron las cadenas productivas porque no estás asignando ni vendiendo dólares a todas las partes de la cadena", "según la última cifra de una encuesta de Conindustria, el gremio del sector manufacturero, las empresas están trabajando a un 50% de su capacidad. ´Hay otras empresas que están en cierre técnico´. No han bajado la ´santamaría´ (las puertas), pagan las nóminas, sus gastos fijos, pero no producen nada. Asimismo, a falta de iniciativa empresarial industrial, afirma "Nosotros no somos empresarios, somos una suerte de concesionarios. El gobierno te asigna los dólares y te dice a qué precio te los da, cuántos y por qué puertos del gobierno nacional importas y donde tienes que almacenar y repartir". (1).

Suerte que vivimos en un país de privilegiados por la naturaleza, pero por desgracia parasitarios, "Venezuela es el país en el mundo que más posee recursos naturales no renovables, ya que en el subsuelo hay más de 290 millones de barriles de petróleo, la cual aseguraría la extracción de este mineral por 300 años aproximadamente. El petróleo no es solamente la fuente de riquezas; en ciertas regiones del país, hay minerales tales como: carbón, níquel, zinc, cobre, plata, plomo, arenas silíceas y cromo. Especies minerales como titanio, platino, plomo, wolframio, dolomita, fluorita, mica, estaño, cobalto, talco, grafito, mármol, mercurio, magnesita, vanadio, cianita, bismuto, bentonita, asbesto, niobio. Es decir somos el país más rico del planeta, pero el más pobre en cuanto producción y conciencia social" según señala Iván Martínez. (2).

¿Que han esperado los industriales para procesar ese caudal de riquezas en este último medio siglo, entre el siglo XX y XXI?, ostentamos un aparato industrial concesionario de las divisas del gobierno, una manufactura sin impulso industrial, de corta cadenas productivas, de elevada capacidad ociosa industrial, dependiente del exterior para producir lo más mínimo de los productos, con poca diversificación industrial, qué tipo de empresarios capitalistas tenemos en el país sino están consciente de las tareas del desarrollo, de la conciencia social de emprender la senda de la industrialización del país, y giran como "concesionarios" del estado, dependientes de las divisas para producir.

Por otra parte complementario a esta realidad se tiene otro problema de gestión de las empresas socialistas, de las empresas del gobierno, del pueblo, un problema de gerencia con responsabilidad, derivado de la baja cultura del trabajo socialista, de la falta de control y seguimiento de procesos. Veamos los apuntes Iván Martínez:

"La corporación VENOCO, la cual fue expropiada en el año 2010, y que tenía las empresas mercantiles: Industrias Venoco C.A., Química Venoco C.A., Promotora Venoco C.A, Compañía Anónima Nacional de Grasas Lubricantes, Aditivos Orinoco de Venezuela, Lubricantes Venoco Internacional C.A, Servicios Técnicos Administrativos Venoco C.A., Fertilizantes Nitrogenados de Oriente y Fertilizantes Nitrogenados de Venezuela, estaba dirigida bajo personas que supuestamente adquirían grandes ganancias que eran expatriadas hacia bancos internacionales, luego del proceso de expropiación la meta era producir el aceite para vehículos entre otros y así masificar la producción, cosa que se volvió una falacia. El aceite para vehículos, ni el tiner, ni los aditivos se consiguen y el pueblo se ve obligado a comprar aceite importado como el MOTUL en 3500 bs el litro". "Otro ejemplo es el de ACEITES DIANA, el cual fue expropiada en el año 2008 y fue entregada al control obrero. En el año 2014, específicamente en enero se le asignaron 67 millones de dólares ( http://www.eluniversal.com/economia/140101/industrias-diana-estima-aumentar produccion- de-aceites-y-grasas-en-201) para que la empresa masificara la producción. Pues hoy en día no se ve ni los reales ni el producto se consigue ese aceite diana en ningún anaquel de cualquier supermercado del país". "La industria CLOROX de Venezuela, la cual fue cerrada patronalmente en octubre del 2014 y fue tomada por el gobierno en esa misma fecha, hoy al parecer no existe. Sus productos son grandemente conocidos por el pueblo como: mistolin, pinesol, lavaplatos y no se consiguen en ningún anaquel de supermercado". "Igual suerte ocurre en CAFÉ FAMA DE AMÉRICA, cuya propiedad pertenece al estado, pero resulta extraño que ellos aseguren de que la empresa está en plena producción, (http://www.famadeamerica.com/index.php/noticias/83-fama-de-america-se-mantiene-operativa-y-abierta-a-la-revision-de-sus-procesos) pero el producto no se ve en los comercios". "Hay otras empresas que solo me limitare a nombrarlas ya que se encuentran paradas: Centro de Producción de Rines de Aluminio (Rialca), Planta Procesadora de Arroz Cristal Cargil de Venezuela, Industria Venezolana Endógena de Papel (Invepal), empresas metalúrgicas, Matesi, Comsigua, Orinoco Iron, Venprecar, y una fabricante de tubos de acero sin costura, con capitales japoneses, mexicanos, europeos y australianos entre otras". "Hoy en día, no se consigue las cabillas, los tubos etc. Y a falta de productos, hay aumento en los precios".

¿Qué está pasando? Puede estar influyendo la escasez de divisas, los insumos con que depende nuestro aparato industrial, seguimos bajo el régimen de dependencia del aparato industrial, hay que profundizar el diagnóstico de las empresas del estado, no basta con decir están en quiebra, no están funcionando, hay que ir las causas profundas, a las cadenas de producción, puesto que similarmente pasa dentro de la empresas privadas, resulta que el modelo sustitutivo de importación fue como remedio peor que la enfermedad, altamente dependiente de insumos importados, de técnicas, conocimientos, tecnologías, insumos intermedios, que no terminaban por independizar el país, estamos entrampado con el capitalismo industrial y financiero global, pero debemos asumir las palancas de la industrialización con saber y trabajo como decía Bolívar, El Libertador, porque como dice Iván Martínez "Venezuela con todos los recursos naturales que posee, debería ser la palanca para industrializar América latina" previamente inundando con su productos, el mercado nacional.

¿Qué pasa con los trabajadores de las empresas públicas? ¿Cuál es su nivel de compromiso con la revolución socialista, con el abastecimiento del pueblo? Dado el panorama que tenemos de capacidad ociosa del sector industrial privado, (…) La improductividad agrícola e industrial ha hecho estragos, y hemos tenido que recurrir a la importación de todos los productos que normalmente consume el venezolano". Pero; el empresariado venezolano han perdido mucho tiempo, en fortalecer el aparato industrial, diversificar la fuente de los dólares es cuestión de producir y añadir valor a la cadena, no lo han hecho, ahora tenemos un cuadro de crisis económica y social, según Ivan Martínez "El pueblo es el que ahora sufre las consecuencias, y lo que se avecina no pinta nada bien. Ahora con la decisión de no dar más dólares a los empresarios privados (…) eso determinaría su salida inmediata del gobierno y una posible guerra civil". A esta conclusión llega el desenlace de la guerra económica no declarada de los empresarios capitalistas venezolanos al que le hemos hecho seguimiento, se preparan escaramuzas, fuertes confrontaciones, protestas sociales a partir del mes de abril así lo han declarado.

De acuerdo con las expectativas de Fedecamara y Coinindustria, "el país se halla sumido en una gran recesión económica", además porque el gobierno decidió eliminar según-- I.. Martínez-- el dólar SICAD II (preferencial de 50bs y llevarlo 194bs, (SIMADI) es decir, el pueblo paso de ganar el sueldo mínimo que son 5.622,48 que equivale a unos 112.44 dólares con el precio a 50bs a 28 dólares por mes con el precio del dólar SIMADI a 194bs aprox. Súmele a esto la escases generalizada por la falta de producción, pues créanme que es posible que pronto se avecine un estallido social" así advierte Martínez, y como dicen guerra avisada no mata soldado. ¿Cuáles son las razones? Juan Linares Ruiz lo explica teniendo ya la conversión del salario a la tasa SIMADI sin tomar en cuenta la verdadera tasa conque los capitalistas se guían en el mercado, es decir el dólar negro, que ralla ya los 300 bolívares por dólar, veamos:

"Al llegar a un supermercados a veces la lógica nos dice que los productos de primera necesidad regulados y la Ley de Precios Justos, ambas son ciencia-ficción o algo irreal. Lo que es real es el salario mínimo nacional, es de 5.662,47 bolívares mensual, son 187.42 bolívares diarios, no hago la conversión a dólares SIMADI para no llorar. La pregunta es: ¿Qué comemos los venezolanos? ¿Qué Podemos comprar si encontramos los alimentos? Los precios están por las nubes, ejemplos: Un kilo de queso blanco lo venden a 400,00 bolívares, un kilo de carne lagarto sin hueso, carne de tercera a 410,00 bolívares, un kilo de pollo a 200,00 bolívares el kilo, el café piden hasta 1.200,00 bolívares el kilo, un kilo de leche 300 bolívares, aceite 150,00 bolívares. Una refresco de 2 litros 140 bolívares. Cómo sobrevivimos con el salario mínimo nacional. Las amas de casas en Venezuela hacen milagros y están cansadas de largas colas. El Salario Mínimo Nacional solo alcanza para alimentarnos una semana. Es la verdad".

Surge las preguntas ¿Quién o quienes atacan el bolsillo de los consumidores en el mercado, el gobierno o los capitalistas de los supermercados, los productores, la cadena infernal de empresarios que se embolsillan el dinero con que tanto sudor lo trabajan?. ¿Porque como dice Linares, "….no hay un proyecto ni planes de aumentar la producción y la productividad?, la guerra económica está vivita y coleando, además los empresarios pidiendo liberar el dólar, desmontar más los controles de lo que ellos lo han hecho para elevar más los precios, de ser así, el pueblo debe darle un revolcón a los empresarios industriales, asumir los activos productivos a cuenta de los dólares entregados que lo han hecho improductivos, no se permite sostener aparatos industriales inactivos teniendo en cuenta la demanda popular. El pueblo trabajador debe producir para el pueblo y devolverle la esperanza del aparato productivo al país, devolverle los derechos económicos a la sociedad conculcada por unas elites económicas que se sirve de la explotación del trabajo y la expoliación de los mercados.

Fuentes:

1.- La Madurada, "¡Lo que viene es peor! El resto de 2015 ya está perdido para la economía, advierte Jorge Roig", 30-04-2015, http://www.maduradas.com/lo-que-viene-es-peor-el-resto-de-2015-ya-esta-perdido-para-la-economia-advierte-jorge-roig/#ixzz3YtCARBAJ

2.- Iván Martínez, "Reflexiones sobre economía", 01/05/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a207005.html

3.- Juan Linares Ruiz, "El revolcón que espera al pueblo", 30/04/2015, http://www.aporrea.org/imprime/a206923.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2109 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a207092.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO