Rentismo Petrolero y Bachaqueo

El bachaqueo en Venezuela viene de lejos. Desde los tiempos de la época agraria en este país existió el bachaqueo. En el periodo colonial se llamaron CANASTILLEROS, luego en los primeros cien años de la república, fueron los judíos los que impusieron el arte de bachaquear.

Entendemos por bachaqueo la actividad económica que consiste en concretar el circuito D-M-D’, o sea, es la acumulación de capital en la esfera de la circulación de un aparato económico tradicional o capitalista. Ahora bien, dada la distancia entre el precio de compra y el precio de venta de las mercancías por los bachaqueros, tal actividad pertenece más a la época precapitalista que al capitalismo propiamente dicho. En este último sistema económico, el bachaqueo se da cuando el excedente económico que circula en una formación social, excede el aporte de sus propias fuerzas productivas. En otras palabras, cuando el excedente viene del exterior y los agentes económicos locales se lo reparten utilizando el expediente del darwinismo económico.

La Venezuela petrolera ha disfrutado desde los tiempos gomecista de un intercambio desigual a su favor, lo que ha significado que este país se viene apropiando de una plusvalía internacional que es acaparada en primer término el Estado, luego éste lo reparte a la sociedad de acuerdo a criterios no económicos , sino políticos. Los que viven de un sueldo quedan en desventaja en este reparto, por cuanto los salarios los fija el estado de acuerdo a sus intereses ideopolíticos. Los empresarios son los grandes ganadores en este reparto, pues, no solamente tiene a su favor los petrodólares baratos que le asigna el estado, sino que también, por poseer los medios de producción, tiene el expediente de fijar unilateralmente los precios de las mercancías y así se llevan casi toda la tajada de la renta petrolera percibida por el país. Así apareció el bachaqueo en la Venezuela petrolera. Sin embargo, durante los gobiernos de la IV República, la actividad del bachaqueo estuvo controlada, por cuanto, los grandes bachaqueros que eran la burguesía criolla, tenía vía libre hacia los petrodólares, pues aquel estado cuartorepublicano era SU ESTADO, y si bien éste permitía el bachaqueo, debía fijarle un límite, a fin de lograr el debido consenso para establecer la hegemonía del capital.

Con la llegada de la Revolución Bolivariana, varios aparatos del estado pasaron a manos de una pequeña burguesía reformista que por un lado puso la renta al servicio de los más humildes del país, -quitándole el monopólico a la burguesía criolla en la distribución de la renta petrolera-, y por otra parte, desencadenó una retórica socialista que si bien no ha estado acompañado en los hechos con implantes socialistas concretos, le mete un mido inmenso a los poseedores internos y externos del capital.

La respuesta empresarial frente a los demonios anticapitalaistas desatados por el gobierno bolivariano, ha sido utilizar la estrategia de la Guerra Total, donde lo económico deviene en un campo estratégico de este enfrentamiento bélico. El resultado práctico de esta estrategia, se ha concretado en un feroz bachaqueo que teniendo propósitos de acumulación de capital a todo nivel, además, tiene un fin político: llevarse por delante la revolución Bolivariana. Este bachaqueo encontró un terreno abonado en la sociedad venezolana de estos últimos años, representado por una masa trabajadora con míseros salarios, producto de una política salarial neoliberal enquistada en el corazón de la Revolución, al punto que trabajadores calificados como los profesores universitarios, no han resistido la tentación de bachaquear.

La disposición de una abultada renta petrolera, distribuida por un reducido grupo de burócratas sin control social, más las apetencias del capital, le han dado carta de ciudadanía a este viejo oficio del bachaqueo. En consecuencia, si el pueblo no interviene democráticamente en las distribución de este ingreso no trabajado que es la renta petrolera, tendremos bachaqueo para rato y la Revolución Bolivariana se ira al museo de la historia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1589 veces.



Humberto Trompiz Vallés

Historiador y profesor universitario jubilado, especializado en historia petrolera de Venezuela.

 htrompizvalles@gmail.com      @trompizpetroleo

Visite el perfil de Humberto Trompiz Vallés para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: